Cartelera

NOSOTROS NO NOS MATAREMOS CON PISTOLAS LLEGA A LOS CINES ESTE VIERNES 17 DE JUNIO

Entrevistamos en exclusiva a Maria Ripoll: “El grupo es un personaje más. Los cinco actores jugaron y trabajaron esa amistad de siempre”.

Entrevista realizada en colaboración con Nexus del programa Butaca 107 de Ràdio Parets.
Maria Ripoll y equipo 1
Maria Ripoll y equipo 1

Radiante, nos recibe Maria Ripoll, con motivo del estreno de su duodécima película: Nosotros no nos mataremos con pistolas. Un retrato entre la risa y la lágrima de la frustración generacional de la treintena, narrado desde la experiencia de una cineasta con tres décadas de carrera a sus espaldas que, sin embargo, conserva la misma vitalidad y nervio de antaño.

 

¿Qué es lo que te ha llevado a elegir adaptar Nosotros no nos mataremos con pistolas?

El experimento de trabajar con cinco actores. Hacer un laboratorio de actores, sin artificios, e irnos a Sagunto, en una Valencia postindustrial, donde poder adaptar la narrativa western. Por esta serie de cosas y porque me gustó mucho la obra de teatro. Habla de temas muy universales como la amistad, el amor, el desamor, la muerte... Me la llevaron las dos productoras (Lina Badenes y Belén Sánchez) y les dije: “¡Hagámosla!”. Era un reto porque había pocos días y mucho que rodar.

 

Los gags vienen del drama.

Ahora estoy muy cómoda con el género dramedy, donde preparas a la gente para reír, abres un poco los corazones, para dar luego la estocada final. Como en Vivir dos veces (2019), donde había el viaje de una niña y su abuelo, pero estábamos hablando de algo más profundo como la pérdida de memoria. Aquí un desamor y desamistad, que ya no encuentran confort en sus amigos de siempre. El resultado de la frustración por los sueños no cumplidos, no han conseguido esas cosas que querían. Pienso que todo el mundo se puede sentir reflejado, no solamente la generación de los 30 y pico, sino de los 40, 50, 60 y más, porque todo el mundo ha tenido infancia, veranos y verbenas. Todo el mundo ha tenido esa sensación de que las expectativas han ido diferente.

 

¿Cómo ha sido trabajar con este reparto de caras jóvenes?

Muy divertido. Primero porque son muy profesionales. El grupo es un personaje más, y yo estaba muy preocupada por combinar esa gente que no se conocía, salvo Carlos (Troya) y Joe (Manjón), que sí que se conocían. Muchos de los castings se hicieron por Zoom. Los cinco, con mucha profesionalidad, jugaron y trabajaron esa amistad de siempre que tenían los personajes. Se lo tomaron muy en serio y fue un gustazo. Vivíamos juntos en un hotel y era muy divertido. De las 12 películas que he hecho, esta posiblemente haya tenido el rodaje más divertido.

Maria Ripoll y equipo 2
Maria Ripoll y equipo 2

La juventud siempre es una época de nuestra vida que nos gusta recordar.

Esta película juega mucho con el eje de la nostalgia. No puedes vivir en el pasado, pero sí tener ese toque de nostalgia. Ese momento de fiesta, verbena, sexo desenfrenado... De Orxata Sound System, que fue un reencuentro del grupo mítico valenciano. Se habían disuelto, pero los quería en la película. Ese momento de acabar en las rocas... Todo eso que ha pasado son momentos importantes en la vida, que están allá y que nos hacen como personas.

 

Después de más de 30 años de carrera tiene que haber mucha nostalgia. ¿Cómo te lo has hecho para mantenerte durante tantos años activa?

Trabajando mucho. Me gusta mucho mi trabajo, las historias... Es muy difícil levantar una película y pienso que debes tener una actitud positiva y tirar para adelante. Nunca tienes que conformarte y tienes que saber elegir los proyectos. Trabajando mucho, creo que he trabajado demasiado (risas).

 

Y, ¿qué dices de esta aventura mexicana reciente, Guerra de likes (2021)?

Estoy muy contenta, porque el guion era horroroso, pero lo arreglé. Es muy divertida, aunque aquí no hicimos promoción. En México estuvo durante mucho tiempo en el número 1 de Amazon Prime. Es una película muy divertida, sobre dos amigas locas. Tuve mucha suerte con las actrices y el productor, fue una producción bastante gordota. Justo acabó el rodaje y empezó la pandemia, entonces hice la postproducción desde aquí. Fue complicada porque no pude controlar mucho el color, que está saturadísimo. Ojalá se vea aquí, porque es muy divertida y me dio muchas alegrías.