ESTRENO EL 2 DE NOVIEMBRE

“The Other Side of the Wind”: Netflix estrena la película inacabada de Orson Welles

El 2 de noviembre de 2018, cuando han transcurrido más de cuarenta años de su rodaje, la plataforma de pago Netflix estrenará «The Oher Side of the Wind» (La otra cara del viento), película que Orson Wellesdejó sin terminar cuando regresó a Estados Unidos después de varios años de exilio voluntario a causa de diferentes problemas de producción y judiciales.

El 2 de noviembre de 2018, cuando han transcurrido más de cuarenta años de su rodaje, la plataforma de pago Netflix estrenará «The Oher Side of the Wind» (La otra cara del viento), película que Orson Wellesdejó sin terminar cuando regresó a Estados Unidos después de varios años de exilio voluntario a causa de diferentes problemas de producción y judiciales, según la información publicada en Culturebox, el suplemento digital diario del canal internacional France 24.

Image result for THE OTHER SIDE OF THE WIND

Rodada a lo largo de seis años, entre 1970 y 1976, alternando escenas en blanco y negro y color, al parecer Orson Welles quería que “The Other Side of the Wind” – una sátira sobre Hollywood con acentos autobiográficos y música del francés Michl Legrand–, protagonizada por sus amigos John Huston y Peter Bogdanovich, fuera “la gran película por la que se le recordara”, sin “intrigas ni imposiciones de la industria estadounidense”.

Acabar la última película del realizador de “Ciudadano Kane”, una tercera parte de la cual ya fue montada por el propio Welles en 1985, poco antes de su muerte, ha llevado diez años de negociaciones sobre los derechos, adquiridos finalmente por dos productores en 2014. “Ningún estudio quería lanzarse a la aventura –ha declarado en el Festival Lumière de Lyon, donde se ha proyectado la película, Filip Jan Rymsza, uno de los productores– solamente Netflix ofreció 5 millones de dólares y nos salvó”.

Al mismo tiempo que la película, Netflix estrenará también el documental “They’ll Love Me When I’m Dead” (Me querrán cuando esté muerto), del escritor y realizador estadounidense Morgan Neville (Oscar al mejor documental en 2014 por “20 Feet from Stardom”), sobre la génesis del proyecto de Welles, algunos secretos del rodaje y las confidencias que hizo a un grupo de periodistas una tarde de 1966 cuando, sintiéndose traicionado por la industria de Hollywood, ya llevaba varios años viviendo en Europa. “El plató parecía un circo de almas dispersas”, dice una colaboradora del gran director.

“Tras los primeros problemas de financiación –sigue la información de Culturebox– el rodaje se paró definitivamente en 1979, cuando el cuñado del sha de Persia, Medhi Bushehri, implicado en la producción, bloqueó los negativos. Orson Welles salvó una parte de lo rodado y hasta su muerte estuvo intentado ganar la batalla judicial” de la propiedad de lo que había calificado como “…una triste basura (…) la conclusión lógica de Ciudadano Kane”