Cine Nueva Tribuna

CRÍTICA DE CINE

Un Acuerdo Original: Ni contigo ni sin ti

Un acuerdo original

L'amour flou
Año
Duración
97 min.
País
Francia Francia
Dirección
Guion
Romane Bohringer, Philippe Rebbot
Música
Frédéric Bures, Arnaud Fleurent-Didier, Sébastien Martel
Fotografía
Bertrand Mouly
Reparto
Productora
Escazal Films, CNC
Género
Comedia. Romance | Familia
Sinopsis
Romane y Philippe se separan. Después de 10 años juntos, dos niños y un perro, ya no se aman. Ya no están enamorados. Pero se aman, de todos modos. Bajo la atenta mirada de quienes los rodean, comienzan una peculiar separación: viven en dos apartamentos separados, que se comunican a través de la habitación de sus hijos.
Distribuidora: VerCine
 
CRÍTICA

Es digno de elogio el que una pareja que está a puntito de enviar su matrimonio al carajo decida filmar el, en teoría, su doloroso proceso de separación. Como dice la canción con la que se inicia este apreciable film "la vie continue, malgré tout" (la vida continúa, a pesar de todo), la pareja formada por la intensa Romane Bohringer y el flemático Philippe Rebbot ya no se aguantan aunque compartan piso en compañía de sus dos adorables hijos, Rose y Raoul y un lindo pulgoso. Un asituación cuanto menos incómoda y por supuesto privada a la que sin embargo vamos a tener acceso como espectadores privilegiados. Sin trampa ni cartón. Familiares, amigos y conocidos aportan su granito de arena como actores involucrados e involutarios de un proceso en el que, tal y como reza en el título en español, los protagonistas deciden tirar por el camino del medio e idear una estratagema que les permitirá seguir disfrutando en plenitud de sus hijos sin que la distancia llegue a ser un onconveniente.

Un acuerdo original : Foto Romane Bohringer

Todo servido en un tono liviano de amabilidad madura y costumbrismo afable en el que el choque tormentoso de personalidades parece pertenecer a un pasado que no se nos muestra. En esta suerte de docu-comedia los reproches son simpáticos y las críticas al prójimo más constructivas que destructivas. Como si estuviéramos ante la antítesis filmada de La Guerra de los Rose o de Secretos de un matrimonio aquí se antepone el cariño al odio, y no al revés. Ambos directores y guionistas asumen su lado iconoclasta más que nunca. Con ellos nos sumergimos en un peculiar nuevo concepto de pareja ilustrado con palabras divertidas. Aparcan sus incompatibilidades y se centran en la felicidad de sus retoños, aunque la insospechada decisión tomada al respecto no sea vista con buenos ojos por quienes no entienden que si n se quieren sigan en contacto.

Un acuerdo original : Foto Philippe Rebbot, Romane Bohringer

Filmada en tan solo 24 días y en tiempo real, el vodevil queda servido en un ramillete de situaciones más o menos cómicas que se sucederán en el atípico espacio imaginado, con los niños correteando a un lado y a otro de la ¿esclusa? mientras sus progenitores intentarán rehacer su vida y encontrar su "nueva" libertad preñada de posibilidades en ambos extremos de su recién inaugurado túnel del desamor. Los diálogos tienen chispa y son divertidos; la burla de uno mismo está omnipresente y muchas de las escenas destilan un buenrollismo que se agradece en esta época malsana. Todo suena a verdad, y por una buena razón.Preguntado a los hacedores del film cuál fue el motivo que les llevó a plasmar sus miserias emocionales en celuloide estos adujeron a la necesidad de dejar constancia de su postrelación a modo de herencia ante un tema que les vine obsesionando desde hace mucho: la muerte, a la vez que también invitaban a participar en el legado a todos aquéllos que por uno u otro motivo habían sido importantes en sus vidas. 

Un acuerdo original : Foto Philippe Rebbot

Entre las estrellas invitadas de esta película se encuentra, como hemos dicho, el verdadero séquito de los dos directores, incluidas sus respectivas familias. Podemos reconocer a Richard Bohringer (el padre), Astrid (la madre) y Lou (la hermana) en el bando de Romane. Por el lado de Philippe, están Nicolas (el hermano más calvo), Olivier (el hermano menos calvo) y Roland Rebbot (el padre). También pulula por allí el rostro más conocido de la función, que no es otro que el de reda Kateb, visto en Un Profeta, la noche más oscura o la más reciente Especiales.

Un acuerdo original : Foto Philippe Rebbot, Romane Bohringer

En definitiva, nos hallamos ante una obra atrayente conmovedora y estimulante tanto por su mensaje decididamente positivo y agradable como por su ambiguo anclaje entre la realidad y la ficción. Para estos dos individuos singulares, la pareja ha terminado pero su familia perdura.