Cine Nueva Tribuna

CRÍTICA DE CINE

¡Al Abordaje!: Los juncos salvajes de Guillaume Brac

¡Al abordaje!

Próximos estrenos España 23 de julio  

¡Al abordaje!

Título original

À l'abordage!
Año
Duración
95 min.
País
Francia Francia
Dirección

Guion

Guillaume Brac, Catherine Paillé

Fotografía

Alan Guichaoua

Reparto

Productora

Arte, Geko Films

Género
ComediaRomanceDrama | Comedia romántica
Sinopsis
Una cálida tarde de verano en París, Félix conoce a Alma por casualidad. Ríen, bailan y pasan la noche en un parque. Pero su tiempo juntos se acaba abruptamente cuando ella debe marcharse de vacaciones con su familia. En un arrebato, Félix decide sorprenderla yendo al lugar donde esta pasando las vacaciones, y convence a un amigo para que lo acompañe en la aventura. Recogen por el camino a un joven desconocido que acaba uniéndose también al alocado plan en el que nada parece salir como lo habían planeado.
 
CRÍTICA

La película comienza con un plano medio en el que —cámara al hombro— el camarógrafo sigue a Félix, personaje principal, por una fiesta callejera que se celebra en París, en la que conoce a Alma, una joven de la que queda prendado. Es de noche, y observamos que un abrupto etalonaje tiñe la imagen de azul, inmediatamente pasa a tonos tierra; para después, ya en otra localización exterior y de día, terminar la escena sin etalonaje y sin vibraciones de cámara. Este atípico comienzo nos anticipa la falta de pretensiones y el desenfado con que Guillaume Brac (1977) ha abordado su última película, cinta con la que inauguró el Festival de Cine de Gijón (2020) en la Sección Oficial, Competición Albar.

Tras producciones como Tonerre (2013) o Contes de Juillet (2017), Brac se involucra también en el guion de una película que regresa sobre algunas constantes de su cine: París, amores juveniles, preocupaciones adolescentes, veranos, desencuentros y ríos. ¡Al abordaje! llegará a los cines españoles el próximo 23 de julio, de la mano de Flamingo Films, aunque en Francia se estrenó el año pasado con un balance positivo de críticas. Con una puesta en escena tan sobria como austera, Brac nos presenta una remesa de actores y actrices desconocidos —algunos de ellos, debutantes— que, sin duda, son lo mejor de esta comedia con tintes de drama.

À l'abordage! de Guillaume Brac (2020) - UniFrance

Félix conoce de forma casual a Alma en la ciudad de París, pero esta se va de vacaciones al sur con su familia. Casi sin dinero y con muy pocos recursos, Félix decide dar una sorpresa a Alma y presentarse en el sur de Francia para demostrarle sus sentimientos hacia ella. Para ello, este joven francés de clase trabajadora recurre a Chérif, su mejor amigo. Entre ambos contratan un servicio de BlaBlaCar para realizar el viaje y de esa manera conocen a Edouard, tercer personaje protagonista. Tras un accidental imprevisto, estos tres personajes se ven obligados a convivir durante una semana, circunstancia que les unirá y será determinante para la evolución de cada uno de ellos.

El film de Brac oscila entre la comedia y el drama. Se dan situaciones divertidas, pero también comprometidas: el balance es que tras un error, siempre existe un perdón. Los jóvenes personajes se ven abocados —cada uno en su rol— a su propio fracaso y a sus propias servidumbres: Chérif es soltero y trabaja en un supermercado; Félix cuida a una señora mayor y Edouard, coge el coche se su madre sin su permiso para ganar un dinero llevando a usuarios de BlaBlaCar. Personajes hambrientos de afecto y de emociones que viven vidas grises mientras tratan de encontrarse a sí mismos y su lugar en el mundo.

À l'abordage - Extracto 2 [fr st en] - Cineuropa

El verano parece ese paréntesis que el sistema de velada esclavitud capitalista concede al ciudadano medio para evitar su asfixia. Los más bellos recuerdos terminan y empiezan con la canícula de fondo. A pesar de apuntar a la precariedad laboral de los jóvenes, a sus incertidumbres identitarias, a la inquietud que provoca la cuestión étnica en la sociedad, esta película es optimista, aunque no profundiza en un tema concreto, sea algo lenta y su carga emotiva no sobrepase la epidermis.

La película de Brac, a pesar de ser una comedia, está llena de silencios. El cineasta se recrea en las cosas cotidianas, les otorga su tiempo a la manera de Haneke, no tiene reparos en sostener un plano hasta que termine una canción y, en general, huye de lo efectista. La espontaneidad y frescura de los actores, todos a un buen nivel y compenetrados, resulta clave para que el espectador perciba entre el ritmo lento de la narración lo importante y trascendente de las pequeñas cosas: un canguro contratado para cuidar de la pequeña Nina renuncia a cobrar por su trabajo y agradece que se lo hayan encomendado, pues «ha sido maravilloso verla dormir así». Félix, en mitad de su particular crisis, valora estar ante un paisaje hermoso, aprecia poder caminar, tomar algo en un café  y ver pasar a la gente. Poco a poco los personajes se van desinhibiendo a la vez que coinciden en que esta forma de ver la vida es un modo ideal de estar en el mundo.

À l'abordage! de Guillaume Brac (2020) - UniFrance

Brac retrata a la perfección la complejidad de las relaciones humanas. No todo sale tal y como Félix espera con Alma, esta le muestra su crueldad. Sin embargo, Chérif conoce en el campamento a una joven que desarbola sus expectativas en la vida y nada volverá a ser igual desde entonces. Reflexión sobre la sexualidad, ideología política; quizás, uno de los personajes que sufre una mayor transformación es el de Edouard, un joven reprimido que sufre dependencia de su madre y, sin embargo, se dirige desde el mal humor hacia la empatía, y es el responsable de que aflore la amistad.

Película coral, que dibuja una velada crítica sobre la modernidad y la diferencia de clases, ¡Al abordaje! es una buena muestra del cine que puede hacerse con bajo presupuesto, actores sin experiencia e historias cotidianas, un cóctel que exige un buen guion y una dirección capaz de subrayar los pequeños hallazgos que se dan inadvertidos en el día a día, iluminando con su luz, disolviendo el sopor y la rutina.