Cine Nueva Tribuna

CRÍTICA DE CINE

An Elephant Sitting Still: Un estreno indispensable

Primer largometraje del tristemente fallecido director chino Hu Bo que protagonizan Zhang Yu, Peng Yuchang, Wang Yuwen y Liu Congxi.

An Elephant Sitting Still : CartelDrama| 234 min. |China| 2018

Título: An Elephant Sitting Still.
Título original: Da xiang xi di er zuo.

Director: Hu Bo.
Guión: Hu Bo.

Intérpretes: Yu Zhang, Congxi Li, Xiang Rong Dong, Jing Jing Guo

Estreno en España: 03/05/2019 
Productora: Dongchun Films.

Distribuidora: Capricci Cine.

 

Sinopsis

Cuatro destinos trágicos vinculados por un accidente escolar. Para proteger a un amigo, Bu empuja por las escaleras al matón del instituto, Shuai. Por su parte, la compañera de clase de Bu, Ling, quiere escapar de su madre y de su rutina tras ser seducida por su maestro. Mientras, el hermano mayor de Shuai, Cheng, se siente responsable por el suicidio de su mejor amigo y quiere vengarse de Bu por el accidente de su hermano menor. Además, el Sr. Wang, un jubilado entusiasta, no quiere que su hijo lo encierre en una residencia. La única salida de los protagonistas parece ser huir hacia la ciudad de Manzhouli, donde se dice que hay un elefante sentado que simplemente ignora el mundo. Disponen solamente de 24 horas para resolver sus vidas antes de que el tren se ponga en marcha.

Crítica 

Vista en el D’A, este film chino se estrena esta semana, por eso quiero llamar la atención sobre él. Para mí, ha sido la mejor película del D’A y sin duda una de las mejores del año. Es un film impresionante. En todos los sentidos.
Por su duración, casi cuatro horas (no se espanten ¿no ven a veces cuatro capítulos seguidos de una serie? pues es lo mismo pero sin pausas).

An Elephant Sitting Still : Foto

Por su planificación y fotografía en un blanco y negro sombrío pero no oscuro y largos y envolventes planos secuencia con los personajes en primer plano y el fuera de campo muy presente.

Por su planificación y fotografía en un blanco y negro sombrío pero no oscuro y largos y envolventes planos secuencia con los personajes en primer plano y el fuera de campo muy presente.
Por sus localizaciones, esa ciudad minera sin nombre del norte de China, llena de ruinas de edificios siniestros, escuelas que se caen, estaciones sin futuro. Un espacio de líneas rectas y frías en donde se mueven los personajes mimetizados en esa derrota.
Por los personajes. Esta es la historia de cuatro personas solitarias, desplazadas, marginadas por un mundo en el que no caben a lo largo de un día que cambiará sus vidas. Su relación es espacial, viven en el mismo edificio, van a la misma escuela, comparten un mismo conflicto, pero su trayectoria es individual. 

An Elephant Sitting Still : Foto

Un adolescente maltratado por su padre mata a un compañero de clase en un accidente estúpido; una chica acosada por un video comprometido y una madre que no le hace caso; un hombre mayor al que sus hijos quieren obligar a entrar en una residencia de ancianos: un joven perdido, hermano del muerto en el accidente y testigo y causa del suicidio de su mejor amigo. Los cuatro se cruzan, se encuentran, se relacionan. Viven ese día larguísimo.

An Elephant Sitting Still : Foto

No se espanten con todo esto, porque el elefante que da título y les espera sentado, es una película que no se puede dejar de mirar, te envuelve en sus historias y te hace sentir parte de su propia ruina (nunca moral, todos son personajes de una gran dignidad). Pero deja una salida, un baile en la noche que no sabremos nunca si es el baile de la muerte como el de El séptimo sello. En todo caso lo fue para su director, Hu Bo. A los 29 años y al acabar este film imprescindible, Hu Bo se suicidó. China no parece el mejor país para vivir. Núria Vidal.