CRÍTICA DE ESTRENO DE FILMIN

Berín Occidental: Esto con el Muro no pasaba

Dragan Wende ha vivido en Berlín desde los años 70 y ha visto la ciudad cambiar a través de los años. Su sobrino viene a vivir con él mientras Dragan recuerda los mejores tiempos que vivió como inmigrante yugoslavo en una ciudad dividida.

Dragan Wende - West Berlin (2014)

Documental |87 min. | Alemania-Serbia| 2017

Título: Berlin Occidental.
Título original: Dragan Wende - West Berlin.
Director: Lena Müller, Dragan von Petrovic.
Guión: Vuk Maksimovic, Lena Müller, Dragan von Petrovic.
Intervienen: ÉRolf Eden, Dragan Wende.

Estreno en España: 20/04/2018 
Productora: Von Müller Film.

Distribuidora: Filmin.

 

Sinopsis

Dragan Wende ha vivido en Berlín desde los años 70 y ha visto la ciudad cambiar a través de los años. Su sobrino viene a vivir con él mientras Dragan recuerda los mejores tiempos que vivió como inmigrante yugoslavo en una ciudad dividida.

Crítica

Vuk, un joven cámara serbio, viaja a Berlín decidido a conocer a su legendario tío Dragan. Ha crecido creyéndole un mito y esperando el momento de conocerle personalmente. Su tío Dragan fue en el pasado el rey del barrio, un ídolo de la noche y la bulliciosa vida de las discotecas en el Berlín de los años 70. Cuando Vuk llega a Berlín para conocerle, se encuentra con el cliché de un decadente gorila de discoteca de dudosa reputación, que pasa gran parte del día añorando su glorioso pasado en el Berlín occidental que conoció. 

Image result for dragan wende

 

A medio camino entre el retrato de no ficción y la comedia, descubrimos a través de la cámara de Vuk un loco resumen de la historia alemana, explicado desde la vida cotidiana de un excéntrico y arruinado portero de burdel. 

A medio camino entre el retrato de no ficción y la comedia, descubrimos a través de la cámara de Vuk un loco resumen de la historia alemana, explicado desde la vida cotidiana de un excéntrico y arruinado portero de burdel. Los locales de Berlín siempre habían tenido muy buena fama, pero el Calígula o el King George parecen casos a parte. El punto de vista mordazmente honesto se mezcla con imágenes de archivo y este peculiar personaje, acompañados con una música alegre, haciendo que el espectador disfrute mientras a Vuk se le cae el mito. 

Image result for dragan wende

Dragan anda por las calles con aire chulesco, como si fuera el dueño del barrio berlinés de Kudamm, pero este personaje no resulta ser la celebridad esperada. Aun así, el documental está totalmente dedicado a él. Incluso cuando se ríen de él. Con un montaje juguetón nos adentramos dentro de una de esas pequeñas historias que explican la sociedad que no encontramos en los libros. Con Dragan y su pandilla nos adentramos a los grandes cambios que se produjeron con la caída del Muro de Berlín, desde una perspectiva que nunca habíamos visto en el retrato de la ciudad.

Image result for dragan wende

La realidad es que Dragan se ha convertido en un extremista que se aferra desesperadamente a un halagador pasado, hasta el punto no solamente de desear el retorno del Muro, sino, como él mismo dice, construir uno diez metros más alto. La caída del Muro supuso un punto de inflexión, ya que con él se perdían las grandes ventajas de tener pasaporte yugoslavo. En aquel entonces, la influencia del dictador militar mariscal Tito era tal que no solo marcaba posiciones al resto de los muchos de los denominados países no aliados, sino que además los dos bloques de la Guerra Fría se resignaron, y permitieron a los ciudadanos con pasaporte yugoslavo transitar libremente entre las dos zonas separadas por el Muro, por encima del resto de ciudadanos. 

Image result for dragan wende

Tanto rencor, y todo porque el pasaporte yugoslavo de Dragan le permitía la fácil entrada y salida con la mercancía robada y así escapar de los perseguidores occidentales. Si lo transportamos a la metáfora discotequera, Dragan quiere la división de dos salas solo para poder tener su pase VIP. De ese modo, al tiempo que disfrutaría de la dolce vita en el ambiente nocturno berlinés, seguiría con sus actividades delictivas habituales, amparado en una inmunidad que ahora ha perdido. No es el único, toda su pandilla eran unos artistas “comerciando” con mercancía robada al otro lado del Muro, burlando a la justicia. 

Image result for dragan wende

El irónico reflejo de la puesta en escena es muy fuerte y también la carrera criminal de los protagonistas marca distancia. A pesar de que pueda parecer un personaje ridículamente simpático, Dragan se convierte cada vez más, en el transcurso de la película, en un patético héroe trágico. Conocemos así, al tiempo que lo hace su sobrino, a un perdedor que sin embargo, no merece ninguna compasión, igual que sucede con los perdedores que le rodean, simples delincuentes habituales con aires de playboy. Con el mito caído también decae la estructura del documental, que pierde fuerza al no encontrar punto de conclusión, poco más que un último paseo por el boulevard de los recuerdos. Siendo éste su único punto negativo, el metraje sabe cerrar con una secuencia parecida a la triunfal entrada al club en Uno de los nuestros (Martin Scorsese, 1990), glamour aparte, claro.