Cine Nueva Tribuna

CRÍTICA DE CINE

Blue Moon: Una mujer en la oscuridad

6150b66697221
6150b66697221

Blue Moon

Blue Moon

Título original

Crai Nou aka 
Año
Duración
85 min.
País
Rumanía Rumanía
Dirección

Guion

Alina Grigore

Música

Subcarpati

Fotografía

Adrian Paduretu

Reparto

, ver 24 más

Productora

Inlight, Atelier de Film UNATC, Avanpost, Forest Film, Smart Sound Studios

Género
Drama
Sinopsis
Una joven intenta luchar para conseguir una educación superior y escapar de la violencia de su disfuncional familia. Una ambigua experiencia sexual con un artista será el acicate para enfrentarse a la violencia en su familia.
 
CRÍTICA

Pocas quinielas situaban a la rumana “Blue Moon” como la ganadora de la Concha de Oro de la 69ª Edición del Festival de San Sebastián.

No obstante, visto ahora con perspectiva, hay que reconocer que tiene cierta lógica que la directora del jurado, y ganadora de la pasada edición por la magistral “Beginning”, Déa Kulumbegashvili, haya concedido el máximo galardón a una cinta dirigida por una mujer y que también realiza una crítica muy profunda al machismo y opresión de la mujer en el siglo XXI. Es evidente que “Beginning” y “Blue Moon” tienen muchos puntos en común, aunque esta última está lejos de ser una obra redonda.

Esta ópera prima dirigida por Alina Grigore nos sitúa en una granja de Rumania donde dos jóvenes se ven atrapadas en un mundo violento y machista que las oprime y las anula como mujeres. La única alternativa es escapar de la granja y poder estudiar en la Universidad de Bucarest, aunque este sea un sueño que choca de manera frontal con la esforzada vida rural y con la asfixiante y violenta familia que tienen.

Zinemaldia: 'Crai nou', la película peor valorada por los críticos de DV |  El Diario Vasco

Un encuentro sexual en una fiesta hará que la protagonista se replantee la relación con su familia y con la granja, descubriendo que es terriblemente infeliz. Desde ese punto la cinta se irá articulando a través de caóticas y violentas conversaciones en plano secuencia en las que Alina Grigore irá descubriendo los problemas de la mujer en la Rumania actual.
El problema es que nos encontramos con una película tremendamente densa y muy estereotipada en la que todos los hombres son excesivamente malos y las mujeres demasiado ingenuas. No hay punto medio y la película tampoco busca plantear una trama compresible.

Blue Moon” es una película ruda y antipática con la que es muy difícil conectar y que se define como una de las Concha de Oro más cuestionables de los últimos años. Estamos ante una película construida sobre la denuncia social y con una trama y estructura que busca impactar e incomodar al espectador. Y es cierto que lo consigue, pero dejando a un lado su potente discurso social, nos encontramos con una cinta densa que en muchos momentos está demasiada cerca de convertirse en un telefilme. Es una historia desagradable con la que es muy difícil conectar y que además está contada de una manera muy críptica y enigmática. Elementos que acaban sumergiendo al espectador en un sopor difícil de controlar.

La actriz Ioana Chitu (centro) da vida a la Irina protagonista de «Blue Moon», la película de Alina Grigore que se ha hecho con la Concha de Oro a la Mejor Película del Festival de San Sebastián

En definitiva, la debutante Alina Grigore construye una película caótica, llena de diálogos ásperos y gritos, y con una cámara en constante movimiento que no da ningún momento de tregua al espectador. Hay cierto talento en sus imágenes, pero está lejos de ser un debut realmente prometedor. Hay demasiados nervios y demasiadas ganas de abrazar la polémica.

Finalmente “Blue Moon” es una película que conecta muy bien con el discurso actual de denuncia social pero que en lo puramente cinematográfico no acaba de funcionar. En cualquier caso habrá que estar atento a los próximos proyectos de Alina Grigore.