>

CRÍTICA DE CINE

La Comuna: Una bella utopía

La comuna es la última película del director danés Thomas Vinterberg (La caza, 2012; Celebración, 1998), protagonizada por Ulrich Thomsen (En un mundo mejor)Trine Dyrholm (Amor es todo lo que necesitas), quien obtuvo el Oso de Plata a Mejor Actriz en el Festival de Berlín 2016 y que recientemente ha sido nominada a Mejor Actriz Europea en los Premios EFA.

COMUNA CARTEL

Bélico | 129 min. | España 2016 

Título: 1898. Los últimos de Filipinas.
Título original: 1898. Los últimos de Filipinas.
Director: Salvador Calvo.
Guión: Alejandro Hernández.
Actores: Ulrich Thomsen, Adam Fischer, Rasmus Lind Rubin, Fares Fares.

Estreno en España: 16/12/2016 
Productora: Zentropa Entertainments

Distribuidora: Golem. 

 

 

Sinopsis

Dinamarca, principios de los años 70. Un matrimonio muy unido formado por dos jóvenes académicos decide irse a vivir a una comuna en Hellerup junto a su hija pequeña. Allí Erik y Ana descubren las peculiaridades de esa vida, que en principio parece idílica, pero que cambia cuando la joven amante de Erik se muda también con ellos. 

Crítica

Inspirada en los años 70 y ambientada en Dinamarca, La comuna plantea las luces y sombras de esa utopía que en su tiempo supuso el querer irse a vivir todos juntos compartiendo un mismo pensamiento en lo material y lo espiritual, un mismo estilo de vida fuera cual fuese su profesión, poniéndolo todo en común de manera que, una vez aceptado un miembro (para lo cual había que pasar un riguroso examen: “el alquiler es caro”), sus peculiaridades se integraban y eran ampliamente aceptadas por el resto de los miembros.

La comuna : Foto Helene Reingaard Neumann, Ulrich Thomsen

Esto plantea, naturalmente, muchas discusiones, muchas puestas en común por cuentas que no salen, mucho limar asperezas y muchas lágrimas, pero como utopía era fabulosa: ver a familias diversas sentadas a la gran mesa disfrutando de una buena comida como si siempre fuera Navidad, o verlos a todos correr por el campo y arrojarse desnudos al agua desde el muelle, la alegría con la que vuelve cada uno al final del día a su hogar como el hogar común que es, deseando reencontrarse y seguir compartiendo para reponerse allí dentro de las durezas de la vida…

La comuna : Foto Fares Fares, Helene Reingaard Neumann, Lars Ranthe, Trine Dyrholm, Ulrich Thomsen

Pero como los humanos no somos perfectos, la utopía acaba mostrando sus agujeros, algunos muy difíciles de obturar.

Resalta la película esa necesidad de amor y más todavía del tocarse unos a otros, para crecer como ser humano y como persona. Debía de haber estudios concienzudos al respecto, pero el que a uno lo abracen es básico para crecer como niño y para no venirse abajo como adulto, lo ejemplifica La comunacon dos casos en que nítidamente la falta del afecto esperado supone la muerte: la mujer que es abandonada por su marido en su lecho, lecho que de repente se convierte en catafalco al oírlo retozando con otra, y el niño enfermo y soñador que ve cómo su amor platónico ya tiene novio, su horizonte se ha cerrado.

LEER MÁS AQUÍ