Cine Nueva Tribuna

CRÍTICA DE CINE

Contagio En Alta Mar: Una mezcla de géneros muy simple

Contagio en alta mar

Cartelera España 27 de noviembre  

Contagio en alta mar

Título original

Sea Fever
Año
Duración
94 min.
País
Irlanda Irlanda
Dirección

Guion

Neasa Hardiman

Música

Christoffer Franzén

Fotografía

Ruairi O'Brien

Reparto

Productora

Coproducción Irlanda-Estados Unidos-Reino Unido-Suecia-Bélgica; Bright Moving Pictures, Creativity Capital, Fantastic Films, Frakas Productions, Makar Productions, Flexibon Films. Distribuida por Eagle Film Production Company

Género
DramaTerrorIntrigaThrillerCiencia ficción | Aventuras marinas
Sinopsis
La tripulación de una embarcación irlandesa pierde su rumbo en alta mar. Su vida corre peligro ya que un parásito ha hecho acto de presencia en su suministro de agua.
Distribuidora: A Contracorriente Films
 
CRÍTICA DE SANTIAGO ORTIZ MARTÍN
 

El próximo viernes llega a los cines “Contagio en Alta Mar” donde un extraño parasito ataca a los tripulantes de una embarcación de pesca en alta mar cuando son atrapados por una criatura extraña, pero el miedo y la tensión se apoderan de los tripulantes y donde las decisiones serán su único modo de sobrevivir.

La estudiante solitaria de biología marina Siobhán dura una semana en un barco de pesca de arrastre, donde está miserablemente en desacuerdo con una tripulación muy unida. Pero en el Atlántico profundo, una forma de vida insondable atrapa el barco. Cuando los miembros de la tripulación empiezan a sucumbir a una extraña infección, Siobhán debe superar su alienación y ganarse la confianza de la tripulación, antes de que todos se pierdan.

Las historias tensas y propulsivas se fusionan con personajes complejos e imágenes expresivas. Contagio En Alta Mar se inspira en una antigua tradición europea de cine expresionista, donde la metáfora central de la película nos permite examinar temas más profundos que enfrentan a nuestro propio mundo a través del espejo de una historia emocionante.

Los barcos que pescan en la costa oeste de Irlanda son pequeñas operaciones familiares. Están tripulados por diversos equipos muy unidos que se confían mutuamente con sus vidas. Tienen que: trabajar en un barco de arrastre es peligroso. La tasa de lesiones y muertes en los barcos es entre el más alto de cualquier trabajo en el Reino Unido e Irlanda. Comparten tradiciones y supersticiones, reflejo de una comunidad verdaderamente transnacional.

La película tiene una mezcla de géneros bastante caótica porque tiene momentos de películas que ya hemos visto como “Alien”, “Life”, “La Cosa” o “Abyss” que intenta asustar o dar miedo al espectador, pero se queda en nada más que eso, es decir, en un quiero y no puedo por crear una atmosfera de tensión que lo consigue en algunos momentos porque culpa del gore que provoca la cinta y la tensión que tienen los protagonistas a lo largo de la trama, pero el guion y los diálogos durante toda la cinta son demasiado forzados, al igual que algunas de las situaciones que se dan a lo largo del filme.

Uno de los grandes problemas éticos que plantea la historia es el conflicto entre necesidad individual y necesidad global. La película está informada por una dolorosa la conciencia de lo frágil que es nuestro ecosistema. Pero la historia también apunta a cómo la cruda necesidad económica hace que la gente se sienta obligada a actuar contra la urgente preocupaciones ecológicas. De la misma manera, a medida que la película avanza, sondea preguntas sobre la protección de nosotros mismos contra la protección de los demás.

Otro de los aspectos de la cinta es la superstición que tienen los marineros a la hora de embarcarse, y esta película vemos latente una de esas supersticiones y es el tema de los pelirrojos porque la aparición de un pelirrojo antes de que un barco zarpara podía significar la suspensión inmediata del viaje, porque el rojo está asociado con la muerte.

La directora de la cinta es Neasa Hardiman que debuta al frente de un largometraje y paga la novatada en este mundillo, porque demuestra que quiere realizar una película tensa y que llame la atención del espectador con el reclamo de caras muy conocidas, pero consigue que te quedes con ganas de más y que se acabe la película, porque el filme no hay por donde cogerlo, a pesar de intentar conseguir enganchar al espectador, que en nuestro caso no ha sido así, no llama nada la atención.

Además, como ya hemos dicho antes con un guion muy simplón, los diálogos y situaciones forzadísimas y muy previsible porque desde que la protagonista se une a la tripulación, ya te imaginas lo que va a pasar y sabes como va ha acabar.

A nivel interpretativo, es un elenco de grandes caras y nombres, pero a la hora de analizar su interpretación dejan bastante que desear porque los diálogos son ultra forzados y a veces quieres que se callen antes de que sigan hablando. El único punto positivo de la película en este aspecto es el papel de Siobhán (Hermione Corfield) que es la única que consigue enganchar al espectador a la trama aunque sea por momentos y la que consigue unir a la tripulación por el bien común, y la que tiene dos dedos de frente para analizar la situación e intentar salvar tanto el barco como a los miembros de la tripulación que al principio son reacios a tenerla con ellos por superstición, pero luego no les queda mas remedio que confiar en ella si quieren salvar la vida.

En definitiva, Contagio en el Mar es una película que deja bastante que desear porque es un quiero y no puedo por convertirse en una cinta que quiere impactar y enganchar al espectador con la tensión, algún que otro susto y algo de gore, pero se queda en pequeñas trazas de lo que podía haber llegado a ser y es una mezcla de varios géneros sin sentido alguno.

Lo Mejor: La interpretación de Hermione Corfield que consigue poner un punto de cordura y madurez a la trama, la duración

Lo Peor: el resto del reparto, la mezcla de géneros sin sentido, guion y trama simples, y que si hubiera durado menos habría sido mejor.

Nota: 3