Cine Nueva Tribuna

CRÍTICA DE CINE

Cruella: Malvada, Brillante y Loca

Cruella

Cartelera España 28 de mayo  

Cruella

Título original

Cruella
Año
Duración
134 min.
País
Estados Unidos Estados Unidos
Dirección

Guion

Dana Fox, Tony McNamara. Historia: Aline Brosh McKenna, Kelly Marcel, Steve Zissis. Novela: Dodie Smith

Música

Nicholas Britell

Fotografía

Nicolas Karakatsanis

Reparto

, ver 10 más

Productora

Walt Disney Pictures, Gunn Films, Marc Platt Productions, TSG Entertainment

Género
ThrillerComedia | CrimenModaAños 70Precuela
Grupos
Remakes de Clásicos de Disney | 101 dálmatas
Sinopsis
Explora los rebeldes comienzos de una de las villanas más conocidas del cine y famosa por su elegancia: Cruella de Vil. Ambientada en el Londres de los años 70, en plena revolución del punk rock, la película muestra a una joven estafadora llamada Estella, así como la serie de acontecimientos que la llevan a asumir su lado malvado y a convertirse en la estridente y vengativa Cruella.
 
CRÍTICA DE SANTIAGO ORTIZ MARTÍN

El viernes llegó a los cines y a Disney Plus a través del acceso premium de la plataforma el nuevo Live Action que cuenta los inicios rebeldes de una de las villanas más célebres y más celebradas por la moda: nada menos que la legendaria Cruella de Vil.

“Cruella”, ambientada en el Londres de los años 70 en plena revolución punk rock, narra la historia de una joven estafadora llamada Estella, una chica inteligente y creativa decidida a hacerse un nombre como diseñadora de moda. Estella se hace amiga de una pareja de jóvenes ladrones fascinados por sus ganas de aventuras, y juntos construirán sus propias vidas en las calles de Londres. Un día, el instinto de Estella por la moda llega a oídos de la Baronesa von Hellman, una leyenda de la moda que es rabiosamente elegante y que interpreta Emma Thomson. Pero su relación saca a la luz ciertos acontecimientos y revelaciones que harán que Estella elija su lado perverso y se convierta en una Cruella vengativa pero tremendamente chic.

Podríamos decir que la película es de orígenes y de la transformación a un personaje malvado, brillante y un poco loca, pero con estilo inigualable.

La primera vez que conocimos al personaje de Cruella de Vil fue en las páginas del libro de Dodie Smith en los años 50. Después, cobró vida en la gran pantalla en la película animada de Disney de 1961 y en la nueva versión de acción real de Disney de 1996 y su secuela de 2000. Y, hoy en día, el personaje de Cruella de Vil continúa fascinando y emocionando al público actual con su exuberancia, su teatralidad y su ingenio ácido.

Ambientada en la vibrante época punk del Londres de los 70, “Cruella” de Disney es una historia sobre los orígenes del personaje. Nos cuenta la fascinante historia de cómo una joven inconformista de gran talento logró convertirse en la elegantísima villana Cruella de Vil. Después del enorme éxito con las precuelas de acción real de “La Bella Durmiente”, que se centraron en la antagonista del cuento de hadas Maléfica, Disney estaba deseando explorar las historias de origen de otros personajes malévolos de su catálogo de clásicos animados. Junto con Maléfica, Cruella de Vil era una de sus villanas más memorables e intrigantes, con su inconfundible abrigo y sus dálmatas.

La película en si es un viaje desde la infancia de Estella, hasta que se convierte en la villana más estilosa de la factoría del ratón, la trama está bien llevada y ese que camino que recorre nuestra protagonista, pero deja a un lado lo que ya conocíamos de ella y se ve engullida por la época en la que se desarrolla la película y su sueño de ser una diseñadora de moda pasando a ser un personaje de pasarela, en vez de una villana como la que todos conocíamos, no digo que Emma Stone lo haga mal, para nada, sino que es un personaje que va con el freno de mano echado y no llega a los extremos de locura que vimos a Glenn Close en su momento, se ve esa locura, pero poco y a lo mejor podía haber dado algo más de si.

Uno de los aspectos que mas destaca en la película es el vestuario a cargo de Jenny Beavan que ha creado una variedad de diseños a cada cual mas peculiar y que son la luz que brilla durante gran parte de la trama y que en vez de una película sobre un personaje, por momentos lo convierte en la gala del Met o la pasarela de Nueva York por la cantidad de desfiles que vemos a lo largo de la cinta y que los diferentes diseños que vemos a nuestras dos protagonistas son dignos de revista y algo que no me gusta es que se centra demasiado en la moda y no en el personaje que es lo que realmente queremos ver todos. Un dato que demuestra la cantidad de vestuario que vemos en el filme son los 277 vestidos que se usaron durante toda la película

Otro punto a favor es su Bso, con una gran variedad de canciones que escuchamos a lo largo del desarrollo de la trama con artistas como The Doors, Nancy Sinatra, Nina Simone, Deep Purple, The Clash o The Rolling Stones sonando por doquier en la película, ya que estamos en una época adecuada para este tipo de música punk-rockera, pero al igual que el punto anterior no es algo que agrade algunos fans ya que la película no es ni un musical ni una pasarela de moda, sino que una historia sobre los orígenes de Cruella de Vil, aunque puede que de un toque rockero a la trama que guste a mas de un espectador.

Craig Gillespie es el artífice de llevar de nuevo al personaje de Cruella de Vil a las pantallas con una versión mas moderna, rockera e irresistible de unas villanas mas locas de Disney, pero como ya hizo con su anterior trabajo (Yo, Tonia”) sabe contar y mostrar a la perfección la figura de la antihéroe y sacar a la luz la humanidad de personajes que han sufrido muchísimo como es el caso de Estella y posteriormente Cruella.

El propio Gillespie comenta que “El público se deleitará con unas imágenes tan atractivas, el Londres de los años 70, la ropa extraordinariamente creativa, la energía, la diversión y la extravagancia de la música de esa época”, sin embargo, el productor Marc Platt destaca que “esta película también encierra una faceta emocional sorprendente”, dice. “Aunque es increíblemente divertido y rebosa energía, también hay momentos muy emotivos porque estás viendo la evolución de un personaje que descubre quién es en realidad, sus verdaderos orígenes y aprende a ser la persona que está destinada a ser. Así que el público presenciará grandes interpretaciones, disfrutará con una gran historia, pero también se emocionará”.

A nivel interpretativo tenemos que destacar a Emma Stone (Estella/Cruella) que brilla como solo ella sabe y encarna a la perfección el estilo y villanismo que desprende Cruella porque ha realizado una interpretación brillante mostrando las dos caras de un personaje, su interpretación puede pasar del mal a la emoción más desgarradora en cuestión de segundos y sabe meterse en la piel de los personajes que crea, haciendo que cada uno de ellos sea distinto y memorable. La sombra de Glenn Close planea sobre la cabeza de Stone porque siempre será la autentica Cruella, pero esta nueva versión es muy buena también, aunque Close sigue siendo mucho Close

La actriz afirma: “Ha sido fantástico. ¿Cuánto de Cruella hay en Estella y cuánto de Estella hay en Cruella?  “Creo que es interesante pensar si Cruella es parte de ella, o de su verdadero yo, o si unos acontecimientos trágicos son los que moldean su vida y también a Cruella.  Creo que la historia también nos dice que todos los seres humanos llevan todo eso dentro de ellos y que podemos acceder a todas esas partes diferentes, pero que hay ciertos acontecimientos que sacan a la luz unas cosas y otras no.  Creo que a Estella le han sucedido ciertas cosas. Las lleva muy dentro y las acepta en vez de luchar contra ellas”.

Además, Stone brilla más según va transcurriendo la película gracias a los extravagantes o estilosos, llamarlo como queráis, trapitos que luce cada vez que sale a escena para fastidiar a su némesis “La Baronesa”.

Por otro lado, tenemos a la némesis de Cruella como es La Baronesa (Emma Thompson) es elegante, abrasiva y traviesa, La Baronesa es lo opuesto a Estella en todos los sentidos. Estella es vanguardista, es el futuro, mientras que la Baronesa, aunque tiene mucho éxito, está un poco pasada de moda aunque no se da cuenta.

“Sin la Baronesa, no habría habido una Cruella.  Todo lo que hace la Baronesa influye en la creación de Cruella De Vil”.

Thompson afirma: “Lamentablemente, La Baronesa es la razón de la existencia de Cruella.  Eso es terrible, pero es una idea maravillosa para comprender por qué alguien se convierte en lo que es. Es la figura que representa esa extraordinaria firma de moda y, por lo tanto, cuando Estella la ve, se siente abrumada y deslumbrada por ella, pero enseguida comprende a quien se enfrenta. La Baronesa ve que Estella tiene talento así que se sirve de ella”.

Luego tenemos a otros personajes como son Roger y Anita que están puestos en la trama para conectar la historia, peor sobre todo Anita para dar luz a Cruella frente al mundo. También tenemos a Gaspar y Horacio que son los complices de que Cruella se convierta en lo que es y son parte fundamental para que Cruella consiga su objetivo y sueño, aunque son comidos por la brillantez y estilismo de Stone y Thompson.

En definitiva, Cruella es uno de los mejores live actions realizados hasta la fecha por parte de Disney mostrando los orígenes de una de las villanas mas reconocidas de la factoría y creando una historia brillante, glamurosa y rockera donde Emma Stone y Emma Thompson son las piezas fundamentales de una pasarela llena de estilo y buena música.

Lo Mejor: La lucha de egos de Stone y Thompson, el vestuario, la bso

Lo Peor: se centra demasiado en la moda y la musica y deja un poco de lado el personaje

Nota: 8

PD: Quedaros durante los créditos porque hay dos escenas post-créditos que dejan entrever que tenemos Cruella para rato o eso parece