Cine Nueva Tribuna

CRÍTICA DE CINE DE FILMIN

El Caso: La lucha por la libertad en la Rusia de Putin

1358048_thecase_166393-628x348
1358048_thecase_166393-628x348

El caso

Filmin (últ. incorporaciones) 20 de mayo

El caso

Título original

The Case
Año
Duración
76 min.
País
Rusia Rusia
Dirección

Música

Igor Vdovin

Reparto
Documental
Productora

Distribuidora: Stereotactic

Género
Documental | Política
Sinopsis
La abogada Maria Eismont trabaja para liberar de prisión al activista civil ruso Konstantin Alexandrovich Kotov, condenado a cuatro años de cárcel por participar en una protesta pacífica en 2019. Todas sus apariciones en medios de comunicación parecen no servir para nada, y cada uno de sus recursos y apelaciones a los tribunales quedan en nada. Hasta que aparece en escena Vladimir Putin. Un periodista le pregunta al presidente ruso en una rueda de prensa específicamente sobre él. Es entonces cuando el Tribunal de Apelación acepta volver a estudiar su caso. Una pequeña esperanza para Kotov, pero un duro golpe para su abogada Maria Eismont, que ve su trabajo devaluado al evidenciarse que la justicia, en Rusia, solo puede alcanzarse por orden suprema.
 
CRÍTICA

Un joven sale de la boca del metro y se dispone a cruzar una plaza, cuando la policía lo detiene acusándolo de poner en peligro la salud de los demás ciudadanos. Este es el inicio brusco de El Caso, un documental sobre el proceso judicial de Konstantin Kotov, un activista ruso detenido y encarcelado el verano de 2019. Uno de los casos más mediáticos sobre la falta de libertad de reunión en Rusia de los últimos años.

Durante toda la obra seguiremos el día a día del caso de la mano de la abogada de Kotov, Maria Eismont. Cada avance en la obtención de pruebas, cada toma de declaraciones a testimonios y cada vista del juicio le irán haciendo mella hasta afectar en parte a su vida privada.

Justamente es en este punto más personal donde recae el mayor esfuerzo en el guion. Las escenas donde vemos a la abogada sufriendo el estrés del trabajo, la presión de los medios o las duras jornadas en los tribunales son lo que uno espera encontrase antes de iniciar el largometraje. En cambio, sorprenden la cantidad de escenas del día a día de Maria, donde la vemos comprando un café o celebrando el aniversario de su hijo.

Esta visión tan humana de la letrada consigue transmitir con más fuerza la frustración que supone para ella cada piedra en el camino. Se hace más evidente como afecta psicológicamente luchar contra un sistema judicial obtuso donde hasta para que un abogado pueda llegar a hablar con su representado hay que insistir enormemente.

The Case (2021) - Nina Guseva | IDFA

Este documental contiene grabaciones  de varias entrevistas y  de los juicios que hubo desde la propia detención del joven activista, allá por agosto de hace tres años. Si bien podría parecer que el documental sale a la luz avivado por la actual situación de Rusia con el claro objetivo de minar su imagen pública, realmente no es el objetivo. Aun así, no se puede obviar el hecho que la actual guerra, no solo física sino también mediática, en la que se encuentra el país eslavo, le hace un gran favor. Una cinta que en otra situación podría haber pasado sin levantar la curiosidad de nadie.

Aunque simplemente se muestran los hechos de forma cronológica, es evidente en el montaje la intención del film de querer mostrar al mundo lo lejos de ser perfecto que es el poder judicial ruso. Esto se evidencia cuando, después de meses de vistas y peticiones por parte de Maria para una revisión del caso de Konstantin, esta solo sucede después de que en rueda de prensa un reportero interpele al presidente sobre el tema directamente delante de las cámaras. Se hace patente la influencia que ejerce Putin en el sistema de justicia y lo poco que se valora el trabajo de los abogados a quienes en muchos casos parece que no se les escucha en los tribunales.

The Best Film of the One World Festival in Brussels is The Case by Nina  Guseva | One World 2022

El Caso nos expone de manera directa y cruda el poco respeto a los derechos de un activista que puede llegar a mostrar el sistema judicial ruso. Una realidad incómoda para el país que ejerce de forma discreta una opresión a su pueblo para reprimir a los más contestatarios. De este modo, el documental nos muestra, como minan su voluntad para que desistan de protestar. Esto se ve reflejado en una las compañeras del detenido que no duda a decir entre risas que “hacer piquetes es algo infantil”, al ver las consecuencias que se paga por ello. Una obra interesante que pone un tema tan importante sobre la mesa como es el respeto a la libertad individual y la libertad de reunión.