Cine Nueva Tribuna

CRÍTICA DE CINE

El Gran Buster: De clásico en clásico

Documental escrito y dirigido por el cineasta Peter Bogdanovich (Lío en Broadway) que cuenta con la participación de cómicos como Mel Brooks, Bill Hader o Richard Lewis.

El gran Buster : Cartel

Documental| 102 min. | USA | 2019

Título: El Gran Buster.
Título original: The Great Buster.
Dirección: Peter Bogdanovich.
Guión: Peter Bogdanovich.
Intervienen: Mel Brooks, Bill Hader, Richard Lewis, James Curtis.

Estreno: 02/08/2019 
Productora: Cohen Media Group.

Distribuidora: A Contracorriente Films.

 

Sinopsis

La vida y la obra de Buster Keaton, el gran artista de la era dorada del cine mudo en Hollywood junto con Charles Chaplin. La influencia de sus películas, como El héroe del río(1928), El maquinista de la General (1926) o El moderno Sherlock Holmes (1924), va mucho más allá de la comedia y se extiende por toda la historia del cine hasta la actualidad.

Crítica de Vicente I. Sánchez

Se han escrito ríos de tinta sobre las circunstancias que llevaron a una estrella como Buster Keaton a fracasar y ser olvidado con la llegada del cine sonoro. El alcoholismo, las malas decisiones y varios divorcios fueron algunas de las muchas causas que terminaron con su carrera.

Con el objetivo de realizar un análisis más profundo de este genio, Peter Bogdanovic ha construido un documental en el que se examina con detenimiento la vida y obra de este pionero del séptimo arte. “El gran Buster” comienza retratando a la familia del actor y director, para posteriormente ir analizando título a título la carrera de Keaton.  En esta ocasión además se ha restaurado gran parte de su obra fílmica, y se ha recuperado mucho material de sus posteriores trabajos en televisión.

El gran Buster : Foto Buster Keaton

Quizás la mejor parte del documental es la relativa a su carrera tras las llegada del sonoro. Una etapa mucho más desconocida, con muchas sombras, pero en la que también dejó numerosos trabajos y muestras de su talento y creatividad. 

 

Un correcto homenaje en el que no solo se habla de obras maestras como “El maquinista de la general”, “Siete ocasiones” o “El moderno Sherlock Holmes”, sino también de su etapa más oscura en la que los problemas con el alcohol y las mujeres le llevaron a sufrir varias crisis nerviosas.

Quizás la mejor parte del documental es la relativa a su carrera tras las llegada del sonoro. Una etapa mucho más desconocida, con muchas sombras, pero en la que también dejó numerosos trabajos y muestras de su talento y creatividad. Resulta muy curioso verle en productos casi desconocidos como  “Diversión en la playa” o “Cómo rellenar un bikini”, al mismo tiempo que colaboraba en obras maestras como “El crepúsculo de los dioses” y “Candilejas”.

El gran Buster : Foto

Aunque sin duda la parte más interesante son las decenas de anuncios y apariciones que hizo en televisión y que han sido rescatadas para el documental. Lejos de lo que se piensa, “Cara de Palo” trabajó hasta el último día de su vida: Entre 1965 y 1966, ya en estado terminal, participó en tres películas. Fue la primera vez que necesitó de un doble para poder rodar las escenas más intensas. Más allá de su etapa “underground”, “El gran Buster” no cuenta nada demasiado novedoso o que no podamos encontrar en una simple búsqueda por internet. Es un documental que analiza de forma excesivamente clásica la figura de Buster Keaton. Bogdanovic no asume riesgos y presenta un trabajo estándar y complaciente.  De un director con joyas como “Luna de papel” , “Qué me pasa doctor” y “¡Qué ruina de función!” siempre hay que esperar mucho más.

El gran Buster : Foto

Algo más curioso resulta los actores y directores que durante los 102 minutos de metraje irán apareciendo para homenajear a Buster Keaton: Mel Brooks, Quentin Tarantino, James Curtis, Werner Hezog, Richard Lewis… Perfiles muy curiosos, aunque muchos de ellos no aportan realmente nada, que irán definiendo la figura de uno de los mayores creadores del cine. Finalmente el mejor acierto del documental es demostrar que la obra de Buster Keaton ha pasado a formar parte de la cultura del arte y del cine.  93 años después “El maquinista de la general” sigue siendo igual de genial y divertida que en su momento de estreno. Algo de lo que muy pocos directores pueden presumir.