Cine Nueva Tribuna

CRÍTICA DE CINE

El Irlandés

Este filme biográfico en torno a la mafia basado en hechos reales está dirigido por Martin Scorsese (Silencio, El lobo de Wall Street) y escrito por Steven Zaillian (The Night Of, Millennium: Los hombres que no amaban a las mujeres), a partir del libro Jimmy Hoffa. 

El irlandés : CartelThriller| 210 min. | USA |  2019

Título: El Irlandés.
Título original: The Irishman.

Dirección: Martin Scorsese.
Guión: Steven Zaillian (Libro: Charles Brandt).
Intérpretes: Robert De Niro, Al Pacino, Joe Pesci, Harvey Keitel.

Estreno: 15/11/2019 
Productora: Netflix / Sikelia Productions / Tribeca Productions.

Distribuidora: Netflix.

 

Sinopsis

Frank Sheeran (Robert De Niro), más conocido como El irlandés, es un asesino a sueldo de la mafia al que se le atribuyen más de 25 asesinatos relacionados con el hampa. Al final de su vida, Sheeran afirmó haber estado involucrado en el asesinato de Jimmy Hoffa (Al Pacino), el poderoso jefe del sindicato de camioneros. Hoffa desapareció el 30 de julio 1975 y no fue declarado legalmente muerto hasta el 30 de julio de 1982. Su asesinato aún sigue siendo una incógnita y es uno de los misterios sin resolver más famosos en la historia de EE.UU.

Crítica de Núria Vidal:

Martin Scorsese tiene 77 años; Robert de Niro y Joe Pesci tienen 76; Al Pacino tiene 79. Es probable que la edad de estos cuatro gigantes del cine sea una de las claves de porque El irlandés es como es; es decir porque es tan buena. Hay más explicaciones, por ejemplo la inteligencia de Scorsese a la hora de plantear la película sabiendo dónde y cómo se va a ver. Puede que haya unos cuantos privilegiados en el mundo que verán El irlandés en un cine, pero la gran mayoría de los miles o cientos de miles de espectadores que tendrá, la verán en Netflix cuando se estrene dentro de muy poco. 

El irlandés : Foto Robert De Niro

“Scorsese, que ha hecho de todo en los más de cincuenta años que lleva trabajando en el cine, sabe que la televisión tiene un ritmo distinto, una planificación distinta, una manera de contar distinta".

Scorsese, que ha hecho de todo en los más de cincuenta años que lleva trabajando en el cine, sabe que la televisión tiene un ritmo distinto, una planificación distinta, una manera de contar distinta. Por eso sus tres horas y media (que pasan sin darte cuenta) en la tele tendrán todo su sentido dilatador del tiempo; por eso tiene una planificación mucho más serena que la habitual; y por eso, también, los rostros, no solo los de su trío protagonista, todos los rostros de secundarios que la pueblan, son tan importantes. El irlandés es una película de mafiosos que enlaza, no formalmente pero si narrativamente, con Uno de los nuestros o Casino. Pero la serenidad que aporta la edad le permite a Scorsese dejar de juzgar a sus personajes, dejar de mostrarlos violentos y crueles. Hay mucha violencia en este irlandés, hay muchos muertos, pero no los vemos tanto. Sentimos la violencia amoral que ejercen estos hombres acostumbrados a mandar y a ser obedecidos, pero a Scorsese ya no le hace falta enseñárnosla. Basta con que la imaginemos. El irlandés adapta una obra de no ficción de Charles Brandt titulada, I Heard You Paint Houses, basada en un oscuro personaje, Frank, el Irlandés, Sheeran que fue considerado el principal sospechoso en la desaparición del líder sindical Jimmy Hoffa. 

El irlandés : Foto Robert De Niro

Frank tiene en el film el rostro cambiante de Robert de Niro que, gracias a milagros de la tecnología, es él ahora y hace cuarenta años en una historia que abarca desde los años cincuenta hasta principios del siglo XXI. Toda la vida de sus actores y director; medio siglo de historia de Estados Unidos. Frank es el hombre que pinta paredes de rojo, siempre al servicio de su amigo el escurridizo jefe de la cosa nostra Russell Buffalino al que da vida un Joe Pesci soberbio. El tercer vértice de este triángulo infernal es Al Pacino en la piel de Jimmy Hoffa, el sindicalista mafioso que se consideraba a si mismo el rey del poderoso sindicato de camioneros. Jugando con distintos tiempos narrativos: el presente de un viejo Frank en una residencia de ancianos donde murió en el año 2003; el viaje que en 1975 realizan Buffalino y Frank con sus esposas con un objetivo muy concreto y la evocación de cómo se conocieron los tres implicados en este drama shakesperiano de amistad, conciencia, poder, y destrucción, el film avanza y retrocede descubriendo una trama de corrupción mucho mas profunda y oscura de lo que podíamos imaginar en el seno de la mafia. Una mafia que extiende sus tentáculos hasta muy arriba. Basta para explicarlo una frase de Buffalino a Frank: “La orden viene de arriba, si fueron capaces de callar al presidente del país, ¿crees que no podrán callar al presidente de un sindicato?” Una película mayúscula, cine de alta calidad, clásico en todos los sentidos. 

El irlandés : Foto Al Pacino, Robert De Niro

Hay quien la acusa de demasiado lenta (grave pecado viniendo de Scorsese) o discursiva, o dicen que se estanca en una parte central. Yo no estoy de acuerdo. No es lenta, tiene el ritmo que tiene que tener; sí es discursiva, pero hace falta que lo sea para entender el proceso por el que pasa Frank y para que el espectador tenga todos los datos necesarios; no se estanca, discurre como un profundo río que arrastra todo tipo de impurezas en su fondo dejando ver una superficie en la que nunca pasa nada. Una Obra con Mayúsculas, que se podrá ver en todas partes (si tienes Internet y Netflix, claro).