Cine Nueva Tribuna

CRÍTICA DE CINE

El Poder Del Perro

f.elconfidencial.com_original_e33_875_bcb_e33875bcb2b0bd32f934f778b3ddf69a
f.elconfidencial.com_original_e33_875_bcb_e33875bcb2b0bd32f934f778b3ddf69a

El poder del perro

Cartelera España 19 de noviembre  

El poder del perro

Título original

The Power of the Dog
Año
Duración
128 min.
País
Australia Australia
Dirección

Guion

Jane Campion. Novela: Thomas Savage

Música

Jonny Greenwood

Fotografía

Ari Wegner

Reparto

, ver 23 más

Productora
Coproducción Australia-Reino Unido-Nueva Zelanda; 

See-Saw Films, Max Films Productions, BBC Films, Brightstar Films, Max Films International, Cross City Films. Distribuidora: Netflix

Género
WesternDrama
Sinopsis
Los acaudalados hermanos Phil (Cumberbatch) y George Burbank (Plemons) son las dos caras de la misma moneda. Phil es elegante, genial y cruel, mientras George es impasible, quisquilloso y amable. Juntos son copropietarios de un enorme rancho en Montana. Es un lugar donde la rápida modernización del siglo XX se mantiene y en el que la figura de Bronco Henry, el mayor cowbow que Phil ha conocido jamás, es venerado. Cuando George se casa en secreto con una viuda del pueblo, Rose (Dunst), Phil, sorprendido y furioso, lleva a cabo una guerra sádica e implacable para destruirla por completo usando a su afeminado hijo, Peter, como peón.
 
CRÍTICA

El poder del perro es un western. Pero no un western como los de siempre, ni siquiera un western crepuscular al estilo de Clint Eastwood. El poder del perro es un western rodado en paisajes de Nueva Zelanda que pasan por ser la Montana de los años 20 del siglo pasado. Esa es la primera diferencia con los westerns clásicos: El poder del perro no sucede en el siglo XIX de la Conquista del Oeste, pasa en 1924, después de la Primera Guerra Mundial. Hay vaqueros y ricos hacendados como en los títulos más clásicos. Pero en lugar de un saloon con chicas, hay un cine con pianista.

Crítica de 'El poder del perro': La sombra del mito que se desvanece

Tampoco hay indios, solo algunos pocos supervivientes que malviven en los márgenes, los caballos conviven con los coches y hay prejuicios y odios como siempre. Pero eso no impide que sea un western. El poder del perro está basado en un libro de Thomas Savage, quizás el escritor, junto con Annie Proulx, la autora de Brokeback Mountain que firma el prefacio de la edición española del libro de Savage, que mejor ha retratado ese mundo del oeste nostálgico y desubicado en un siglo dominado por el progreso y las máquinas. El poder del perro es la historia de un hombre,

Phil, incapaz de adaptarse a su época, anclado en la tradición y sumergido en sus tormentos personales y de otro hombre, Pete, que llega a la vida de Phil para cuestionar todos sus valores y contradicciones. El casi adolescente Pete, con su comportamiento femenino y su sensibilidad a flor de piel frente a la rudeza y crueldad de Phil, es sin embargo, mucho más peligroso en su turbio sentido de la moralidad.

El Poder del Perro, dirigida por Jane Campion - Crítica - Cinemagavia

El resumen de la película no deja ver el auténtico tema de la historia: “Montana, 1924. Phil y George son hermanos y socios, copropietarios del rancho más grande del valle. Cabalgan juntos, transportando miles de cabezas de ganado, y siguen durmiendo en la habitación que habían tenido de niños, en las mismas camas de bronce. Phil es alto y anguloso, George rechoncho e imperturbable. Phil es muy inteligente y podía haber sido cualquier cosa que se propusiera, George es tranquilo y no tiene aficiones. A Phil le gusta provocar, George carece de sentido del humor, pero tiene ganas de amar y de ser amado. Cuando George se casa con Rose, una joven viuda de porte orgulloso y sonrisa rápida, y la trae a vivir a la hacienda junto con su hijo Pete, Phil comienza una campaña implacable para destruirlos a los dos.

Pero los más débiles no siempre son quienes uno cree.” En esta última frase está encerrado el fondo de este film de una belleza sublime en sus paisajes. Porque los más débiles no son los que nos creemos, ni en la película ni en la vida. Campion adapta el libro con total libertad, siendo muy fiel al tono, el aroma, el sentido, pero poniendo el acento en la morbosa relación de poder y seducción entre Phil y Pete más que en el cruel comportamiento de Phil respecto a Rose y su hermano George.

Crítica de 'The Power of the Dog' de Jane Campion

La directora neozelandesa que vuelve al cine después de 12 años, saca todo el partido del paisaje y de los actores, Benedict Cumberbatch es un Phil despreciable en su coraza de debilidad y Kodi Smit-McPhee, llena de ambigüedad moral y peligro latente a su aparentemente desamparado Pete. Con ser los dos excelentes propuestas de casting, tengo que reconocer que mientras leía el libro, antes de ver la película, los rostros y cuerpos que yo ponía a Phil y Pete eran los de Sam Shepard y el Anthony Perkins de La gran prueba, un western extraño y olvidado de William Wyler que este poder del perro me ha traído a la memoria.