Cine Nueva Tribuna

CRÍTICA DE CINE

El Ritmo De La Venganza: Arrítmicamente la mataron

Este drama de suspense está basado en la novela The Rhythm Section, de Mark Burnell.

El ritmo de la venganza : CartelAcción | 96 min. | USA |  2020

Título: El Ritmo De La Venganza.
Título original: The Rhythm Section.

Dirección: Reed Morano.
Guión: Mark Burnell (Novelas: Mark Burnell ).
Intérpretes: Blake Lively, Jude Law, Sterling K. Brown, Daniel Mays,

Estreno: 06/03/2020
Productora: EON Productions / IM Global / Babieka.

Distribuidora: Paramount Pictures Spain.

 

Sinopsis

Stephanie Patrick (Blake Lively) ha sufrido la pérdida de su familia en un accidente de avión. Tras este hecho, queda destrozada y en su camino hacia la autodestrucción sufrirá un desgaste tanto físico como psicológico. Sin embargo, su vida dará un giro cuando descubra que la colisión fue intencionada. Con la ayuda de un ex-agente (Jude Law) del servicio secreto británico y de Marc Serra (Sterling K. Brown), un espía retirado de la CIA, Stephanie se someterá a un arduo entrenamiento que le permita prepararse física y emocionalmente para enfrentar cara a cara a sus enemigos. A partir de ahí, se adentrará en una peligrosa misión, en un mundo oscuro y complejo, para intentar descubrir la verdad y vengar a su familia.

Crítica:

Hay un evidente aroma de acción noventera en la nueva película de Reed Morano tras la distopia apocalíptica de ¿Estamos solos? (2018), con la que pisó Sundance y Sitges. En la toma de una heroína de acción como protagonista, Morano bebe de mitos vengativos con los que ha crecido como la Nikita de Luc Besson o derivadas millennials como Lisbeth Salander. 

El ritmo de la venganza : Foto Blake Lively

“Morano confecciona una obra más conservadora de lo esperable, en la que el empoderamiento femenino es de baratillo".

A diferencia de otros productos, El ritmo de la venganza, adaptación de Bajo control, primer tomo de la tetralogía de Stephanie Patrick escrita por Mark Burnell,  no juega la carta de la nostalgia y ubica su acción en un presente ordinario que se vale por si mismo. En un afán de actualizar la figura femenina en un contexto tradicionalmente lleno de testosterona, Morano aprovecha para humanizarla convirtiéndola en un ser más torpe para la lucha y la psicomotricidad, sufridora y cansada, distante de ese ideal que implantó Angelina Jolie en los 2000.

El ritmo de la venganza : Foto Blake Lively

Pero de lo que se propone El ritmo de la venganza a lo que acaba siendo existe un notable abismo. Morano confecciona una obra más conservadora de lo esperable, en la que el empoderamiento femenino es de baratillo ya que, al final, la mujer acaba necesitando la ayuda de un hombre. Esto traiciona el valor añadido que podría llegar a tener  un film que no niega su vocación puramente comercial y de entretenimiento. Lamentablemente, es en este punto donde la película falla estrepitosamente, ofreciendo una trama simplista, a golpe de cliché0 y sin gracia alguna, narrada erróneamente y con una grave falta de ritmo, valga la ironía en su título, que la abocan al tedio y al desinterés.

El ritmo de la venganza : Foto

Blake Lively carece de la garra suficiente para soportar el peso de la acción, pero poca cosa puede hacer con un personaje tan poco caracterizado en una trama raquítica y formulaica. Poseyendo un tono demasiado serio y afectado para la poca intensidad de los acontecimientos de la historia de venganza, se impide un atisbo de diversión en un conjunto apagado y falto de tensión, donde calificar como lo más lúdico y memorable los cambios de peluca de Lively dan una muestra de la pereza general del film. Feminismo mal entendido, entretenimiento peor concebido y una indigna alternativa femenina a James Bond.