>

CRÍTICA DE CINE

Elvis & Nixon: Aventuras en la Casa Blanca

Un dato revelador supone la base en la que se cimenta esta simpática película: el documento más solicitado  en los vastos archivos de la Casa Blanca en Washington es la foto tomada al todopoderoso presidente de Estados Unidos Richard Nixon y el Rey del Rock Elvis Presley durante la breve pero lucrativa reunión que tuvo lugar en el despacho Oval en el transcurso de la mañana del 21 de diciembre de 1970.

elvis cartelComedia | 86 min | USA 2016

Título: Elvis & Nixon. 
Título original: Elvis & Nixon.
Directora: Liza Johnson.
Guión: Joey Sagal, Hanala Sagal, Cary Elwes.
Actores: Michael Shannon, Kevin Spacey, Colin Hanks, Johnny Knoxville. 
Estreno en España: 26/08/2016 
Productora: Autumn Productions / Elevated Films 

Distribuidora: Sony Pictures.

 

Sinopsis

Richard Nixon recibió a Elvis Presley en el Despacho Oval de la Casa Blanca el 21 de diciembre de 1970. ¿El motivo? Al parecer, a Elvis se le metió en la cabeza que quería tener una placa de agente federal para poder luchar contra la drogadicción en su país, y los asesores de Nixon pensaron que no había problema en conceder tal deseo, a cambio de unas fotografías que podrían mejorar la imagen pública del presidente, a quien el Rey del Rock & Roll obsequió con un revólver de coleccionista.

Crítica

Un dato revelador supone la base en la que se cimenta esta simpática película: el documento más solicitado  en los vastos archivos de la Casa Blanca en Washington es la foto tomada al todopoderoso presidente de Estados Unidos Richard Nixon y el Rey del Rock Elvis Presley durante la breve pero lucrativa reunión que tuvo lugar en el despacho Oval en el transcurso de la mañana del 21 de diciembre de 1970.

Image result for elvis nixon movie

A partir de esa mínima instantánea, la directora Liza Jonson, conocida por títulos nada recomendables como Return (2011) y Hateship Loveship (2013), un par de trabajos que no alcanzaron gran relevancia (no se han llegado a estrenar en nuestro país) pero con los que ya contó con actores de la talla de Guy Pearce, Kristen Wiig o Michael Shannon, elucubra sobre todo lo que rodeó a ese hecho histórico tan atípico, una reunión promovida por el propio Elvis en su afán de convertirse en agente federal encubierto, con el único fin de intentar reconducir a la, según él, “confundida juventud norteamericana”. 

La reunión fue promovida por el propio Elvis en su afán de convertirse en agente federal encubierto.

Su alocado plan no era otro que el de utilizar su fama mundial para introducirse en los grupúsculos que movían a la juventud a la insurrección y a la crítica sobre el “modus operandi” de las estructuras fundamentales que gobernaban el país de las barras y estrellas. Por supuesto tan surrealista idea tan sólo podía encontrar cuerda en una figura política, como la de Nixon, conservador hasta las trancas (“Ley y orden” fue el lema principal de su campaña con el que consiguió hacerse con la presidencia de su país) y un entusiasta de todo lo que fuera la simbología nacional. 

Image result for elvis nixon movie

La verdadera gracia de esta colorista función radica en el duelo interpretativo entre Spacey y Shannon.

La verdadera gracia de esta colorista función radica en el duelo interpretativo de altos vuelos entre dos grandes de la constelación de estrellas hollywoodienses. Tanto Kevin Spacey en el (otra vez, sí) rol de máximo mandatario de los EEUU como Michael Shannon en el de “el Rey” lucen estupendos en sus muy paródicas caracterizaciones. La pena es que tengamos que esperar al último tercio del film para verlos interactuar en pantalla.

Pero vale la pena esperar porque en el momento en el que ambos coinciden el conjunto sube enteros y de qué manera. Lo cierto es que supone un auténtico regalo para todos observar cómo los dos se van alternando en las sucesivas réplicas con el debido respeto mutuo que se deben profesar. Los actores secundarios que pululan por allí, entre los que destacan un Johnny Knoxville patillero, el guaperas de Alex Pettyfer y un Colin Hanks al que le cuesta quitarse el sambenito de su padre (la sombra del ciprés es alargada) palidecen ante las interpretaciones de dos de los mejores actores de su generación.

Image result for elvis nixon movie

El resto del film no está a la altura, intentando completar el nudo principal con una serie de subtramas que no hacen más que entorpecer el momento que todos estamos esperando, y que cuando se produce nos deja más que satisfechos. Sí que luce vistosa la banda sonora, compuesta por un batiburrillo de canciones de la década setentera (parádojicamente de Elvis suena muy poco) que sin duda nos hará mover los pies en la butaca. Ahí encontramos clásicos incombustibles como Susie Q de Credence Clearwater Revival; Hard to handle de Ottis Reading o Spinning Wheel de Blood Sweat &Tears. El soundtrack original viene firmado por el músico inglés Ed Sheamur, un artesano de la materia cuyas obras más reseñables son las composiciones para films como Cuatro hermanos o la serie de televisión The Outcast.

Image result for elvis nixon movie

En definitiva,  un disfrute efímero desarrollado sin ningún tipo de ínfulas autorales que permite el lucimiento de dos artistas de experiencia contrastada que se han tomado el reto con la acertada guasa que requería una historia tan rimbombante, y es que solo con ver los movimientos pélvicos de Michael Shannon y el espectáculo gestual de Kevin Spacey ya vale la pena haber pagado la entrada.