CRÍTICA DE CINE

Escape Room: Juego de supervivientes

Thriller psicológico dirigido por Adam Robitel (Insidious. La última llave) que protagonizan Taylor Russell McKenzie (Lost in Space), Logan Miller (Con amor, Simon), Deborah Ann Woll (The Punisher), Jay Ellis (A Boy. A Girl. A Dream.), Nik Dodani (Alguien está vigilándote) y Tyler Labine (Supermaderos 2).

Escape Room : CartelThriller| 99 min. |USA| 2019

Título: Escape Room.
Título original: Escape Room.

Director: Adam Robitel.
Guión: Maria Melnik, Bragi F. Schut.

Intérpretes: Taylor Russell, Deborah Ann Woll, Logan Miller, Tyler Labine.

Estreno en España: 15/03/2019 
Productora: Original Film.

Distribuidora: Sony Pictures Spain.

 

Sinopsis

Seis desconocidos reciben un misterioso paquete. En su interior, se encuentra un mensaje que promete al propietario una oportunidad para alejarse de su vida rutinaria. El grupo llega a la localización señalada y se dan cuenta de que se disponen a competir en una escape room. Pronto descubrirán que, sea quien sea, el que ha organizado el juego conoce todos y cada uno de los detalles de sus vidas. Ahora no tendrán más remedio que encontrar las pistas y resolver el puzzle. Solo así saldrán con vida de esa habitación.

Crítica

Al parecer, para algunos, el mundo se ha convertido en un lugar demasiado sereno y tranquilo; así, estas personas se embarcan en la búsqueda de algo salvaje y adrenalínico. Para ellas se ha creado este juego cínico y morboso, un espectáculo que intenta rozar la tragedia prefabricada para un público multimillonario y poderoso.

Escape Room : Foto Deborah Ann Woll, Jay Ellis, Logan Miller, Nik Dodani, Taylor Russell McKenzie

Si bien el guion es débil y predecible, para el público amante del género la película resultará entretenida.

Escape room: sin salida (2019), es un thriller de suspenso, que relata lo que sucede cuando seis personas que no se conocen entre sí, -pero que desean escapar de sus vidas o buscan una solución externa, diferente y arriesgada- reciben misteriosas cajas negras con invitaciones para una sala de escape, con la oportunidad de ganar una suma de dinero tentadora. Cada integrante del juego en cuestión tendrá sus motivos para aceptar el reto. Al estar encerrados en condiciones extremas, descubren los secretos detrás de la sala de escape, reviven sus más íntimos traumas y descubren cuál es el nexo que existe entre ellos: deben luchar para sobrevivir y encontrar una salida, tópico muy recurrente en la actualidad.

Escape Room : Foto Jay Ellis

El director Adam Robitel juega con atmósferas extremas sin dejar de lado un manejo de las escenas de suspenso que mantienen al espectador atento al desenlace en todo momento. La escenografía y fotografía acompañan el buen manejo de los efectos especiales para lograr una ambientación creíble. Las actuaciones resultan correctas y acompañan al desarrollo del film de forma apropiada. Desafía de forma permanente los sentidos de los participantes, con pruebas que los empujan más allá de sus límites y de su resistencia psíquica, consiguiendo una tensión constante entre ellos.

Escape Room : Foto Deborah Ann Woll, Jay Ellis, Logan Miller, Nik Dodani, Taylor Russell McKenzie

Si bien el guion es débil y predecible, para el público amante del género la película resultará entretenida (aunque cuente con todos los clichés esperables y un final abierto).

Cierto sector de la sociedad norteamericana es adepto a este tipo de cine con temáticas basadas en el morbo de los poderosos, frente a la debilidad de la mayoría, que, sin embargo, se verá tentada a participar de su juego a partir de un señuelo que casi siempre se traduce en una recompensa económica. Aquí es donde se refuerza el postulado hegemónico de quién es “el jefe”-dueño de nuestros secretos-, con una clara alusión al dominio de la información de bases de datos a través de las redes que pululan en internet.

Lura Pacheco Mora   Cine Freaks.