CRÍTICA DE CINE

Expediente 64: Los Casos del Departamento Q: Suspense nórdico

Cuarta entrega de la saga Los casos del Departamento Q, basada en los libros de Jussi Adler-Olsen, que en esta ocasión dirige el danés Christoffer Boe (Todo irá bien, Reconstruction). El reparto del filme lo forman Nikolaj Lie Kaas (El último rey, El niño 44), Fares Fares (Westworld, Rogue One: Una historia de Star Wars), Nicolas Bro (El alienista, Bron (El puente)) y Fanny Bornedal (Den anden verden, 1864).

Expediente 64: Los casos del Departamento Q : CartelThriller| 100 min. |Dinamarca| 2018

Título: Expediente 64: Los casos del Departamento Q.
Título original: The Purity of Vengeance.

Director: Christoffer Boe 
Guión: Nikolaj Arcel, Bo Hr. Hansen, Mikkel Nørgaard (Novela: Jussi Adler-Olsen).

Intérpretes: Nikolaj Lie Kaas, Fares Fares, Nicolas Bro, Anders Hove.

Estreno en España: 09/11/2018 
Productora: Det Danske Filminstitut / Deutscher Filmförderfonds / Film I Väst / Filmförderung Hamburg Schleswig-Holstein.

Distribuidora: Vértigo Films.

 

Sinopsis

Dos obreros hacen un alarmante descubrimiento en un antiguo apartamento de Copenhague: escondidos tras una pared falsa se hallan tres cadáveres momificados, sentados alrededor de una mesa con un cuarto asiento libre. El caso lo investigan el Detective Carl Mørck (Nikolaj Lie Kaas) y su asistente Assad (Fares Fares). Su objetivo será descubrir quiénes son las momias y para quién estaba destinado el cuarto asiento. Carl y Assad empezarán una carrera a contrarreloj para frenar nuevos asesinatos y ataques.

Crítica

No es frecuente pero a veces una película, como un libro, enamora. Es lo que me ha ocurrido con los casos del Departamento Q, una de las sagas-joya, junto a « Millenium », de la literatura nórdica, que ha dado como resultado excelentes películas.

Image result for expediente 64

“Expediente 64”, cuarta entrega de la serie escrita por el danés Jussi Adler Olsen que protagonizan el detective superintendente Carl Mørck 

“Expediente 64”, cuarta entrega de la serie escrita por el danés Jussi Adler Olsen que protagonizan el detective superintendente Carl Mørck (Nikolaj Lie Kaas, un feo de los atractivos, “El último rey”) y su asistente Assad (Fares Fares, “Westworld”), no solo es una excelente investigación plasmada en un guión inteligente, sino también el caso más político de la serie con el recordatorio de una de las peores prácticas del nacionalsocialismo, la esterilización forzosa de mujeres –judías, gitanas, discapacitadas, prostitutas…- y, por lo mismo,  una llamada de atención sobre los posos que de aquella nefasta ideología flotan hoy en las derechas extremas que rampan por diversos rincones europeos. En este caso, y en medio de un clima denso que puede cortarse con cuchillo, el autor ha abierto las fosas de la historia.

Expediente 64: Los casos del Departamento Q : Foto

«Expediente 64» comienza con el descubrimiento que hacen unos obreros de tres cuerpos momificados, escondidos tras una pared en una vivienda de Copenhague. Exhumando un caso de 1950, Carl Mørck y Assad se ponen a investigar para descubrir la identidad de las momias y lo que descubren es toda una red de esterilización forzosa organizada por Rene Linier, médico y líder de la organización Lucha Secreta, en la institución para chicas de “wayward” en la isla de Sprogø, donde se llevan a cabo experimentos médicos.

Y eso ocurre en un momento en que las peores ideas de la extrema derecha gangrenan también la sociedad danesa.: “Lo que decimos simplemente es que no tiene sentido dejar que viva un ser destinado a tener una existencia indigna (…) Tiene que haber límites en lo que se pide a los médicos y se hace con los enfermos (…) Queremos reducir los gastos del estado en materia de salud”. Todo un decálogo en boca de Linier, ese médico que se cree dios.

Expediente 64: Los casos del Departamento Q : Foto

Una vez más no estamos en aquellos países nórdicos que eran escenario de nuestros cuentos infantiles, remansos de paz sin corrupción en los que se apostaba por la defensa de la naturaleza y del  consumidor (que no es otra cosa que el ciudadano que satisface honestamente sus necesidades), rincones con chimenea en torno a la cual se calentaba una familia de por lo menos tres generaciones. No, el universo de “Expediente 64” es, como en los casos anteriores, muy frío, casi helador, y sobre todo muy negro.

Junto al inspector y su ayudante, la pelirroja Rose (Fanny Bornedal, “1864”), algo parecido a una interesante secretaria del Departamento sin cuya intervención no se terminarían de resolver los casos. Personajes esenciales, los tres, que ponen el toque de humanidad indispensable en dramas de este género.

Expediente 64: Los casos del Departamento Q : Foto

“Expediente 64” está dirigida por Christoffer Boe, cuya primera película (Reconstruction, 2003) ganó la Camera d’Or en el Festival de Cannes de 2003. En 2006, en la Mostra de Venecia, Boe recibió el premio Young Cinema Award por la película experimental “Offscreen”.

En cuanto al autor de la serie novelada –que está previsto alcance once volúmenes-, Jussi Adler-Olsen es un exeditor que ha conseguido un éxito sin precedente con los casos del Departamento Q, Premio Llave de cristal al mejor thriller escandinavo, Premio Laureles de Oro de los Libreros y Premio de los Lectores al mejor libro danés, traducidos en más de cuarenta países y de los que se han vendido más de 10 millones de ejemplares en todo el mundo.