Cine Nueva Tribuna

CRÍTICA DE CINE

Un genio llamado Phil Tippett: El mago de la velocidad y el tiempo

Gilles Penso y Alexandre Poncet son los directores y guionistas de este documento exclusivo del hombre que revolucionó Hollywood en los años 80 y 90.

Un genio llamado Phil Tippett

Phil Tippett: Mad Dreams and Monsters
Año
Duración
80 min.
País
Francia Francia
Dirección
,
Guion
Gilles Penso, Alexandre Poncet
Música
Alexandre Poncet
Reparto
, , , , ,
Productora
Frenetic Arts
Género
Documental | Documental sobre cine
Sinopsis
Ganador del Oscar por El retorno del Jedi y Parque Jurásico, Phil Tippet es un maestro incontestable de la stop-motion, que ha dado vida a algunas de las criaturas más memorables de la historia del cine y que aún hoy se encierra en su taller para seguir creando y soñando. Este documental, realizado por los expertos en la materia Gilles Penso y Alexandre Poncet, se adentra en su obra a través de una inmersión en profundidad en el alucinante archivo personal del genio.
 
CRÍTICA

Muchos igual no conozcan por su nombre al protagonista de este documental de corte fantástico, pero tan sólo hace falta echar un vistazo a su currículum para darnos cuenta de que nos hallamos ante uno de los artistas dedicados a los efectos visuales más importantes de la historia del cine. Phil Tippet está detrás de la creación de algunos de los monstruitos más significativos que acompañaron a nuestra infancia. Quién no recuerda a los variopintos clientes de la cantina de Mos de La Guerra de las Galaxias; el viscoso Jabba The Hutt de El Retorno del Jedi; el Robot Policía RP-209 de Robocop (ojo al plano cómico filmado por el propio Tippett para su destrucción) o cualquiera de los insectos creados a modo de ejército letal de Starship Troopers: Las brigadas del espacio. Pues él fue el encargado de diseñarlos. Tan solo por eso hay que agarrar el reclinatorio y embriagarse de ochenta minutos de auténtico disfrute cinéfilo acompañados de un auténtico malabarista de la invención.

Phil Tippett : Mad Dreams & Monsters - Home | Facebook

Todo empezó, como no, con Ray Harryhausen. Sus efectos especiales en clásicos como Simbad y la prinecesa o Jasón y los Argonautas no tenían parangón hasta la fecha y abrieron el apetito de un puñado de chavales que empezaron a plantearse cómo demonios se podía trasladar a la pantalla la estética animada de lo deforme. Ahí se plantó la semilla de quienes después maravillaron con la igualmente seminal trilogía de Star Wars. George Lucas operó de visionario, y apartándose de los cánones programáticos de una industria donde los distintos sindicatos mantenían un férreo control, pudo contratar a un grupo de incipientes artesanos de la stop motion quienes a base de experiencia acabarían por convertirse en genios de la materia. Todos ellos nos explican mediante un relato trufado de vivencias indispensables como lograron trasladar a los espectadores a una nueva dimensión que ya no tendría vuelta atrás.

PHIL TIPPET - MAD DREAMS AND MONSTERS - Sitges Film Festival ...

Phil Tippet se encargó de alimentar los sueños de la platea con sus creaciones, y el documental se dedica a enumerarlas desde el respeto cronológico y la veneración del fan más entusiasmado. Asistir a cómo se concibió la mítica secuencia en la que R2-D2 y Chewbacca juegan una partida al dejarik, esa especie de ajedrez holográfico que convirtió desde su primera aparición en pantalla en un icono de la cultura popular o a cómo se filmaron las escenas de la batalla de Hott para El Imperio Cotraataca, película para la que mejoraron la técnica stop motion creando el go motion, una variación más realista de la animación fotograma a fotograma clásica, supone un auténtico espectáculo. Y si encima a dicho proceso se le añaden un buen puñado de anécdotas y la participación mediante bustos parlantes de todos aquellos que formaron parte de esos milagros animados pues miel sobre hojuelas.

Trailer: Phil Tippett: Mad Dreams and Monsters - Studio Daily

El documental también nos permite profundizar en la figura de un hombre insobornable, Alguien a quien nunca le preocupó la fama ni ganar mucho dinero porque tan sólo se debía a su arte. Él mismo reconoce que, si no hubiera sido por su mejor, quien cogió las riendas de su empresa y se dedicó a mantenerla a flote en épocas de vacas flacas, se habría arruinado y no hubiera podido seguir con su carrera profesional. Nos habríamos quedado huérfanos de grandes hitos del séptimo arte. También resulta muy curiosa la explicación sobre su adaptación a los nuevos medios tecnológicos que aparecieron para dar carpetazo a quienes aún trabajaban animando fotograma a fotograma. Spielberg se decantó por las posibilidades de los CGI para diseñar los movimientos de sus dinosaurios en Jurassic Park, y decidió prejubilar a los que abrazaban el movimiento de objetos estáticos. Pero se le pasó una cosa por alto: los animales necesitaban alma, y ahí es donde Tippet se reivindicó como el maestro que era.

Exclusive preview: 'Phil Tippett: Mad Dreams and Monsters ...

Entre las apariciones de celebridades que nos hablan de su trabajo con el protagonista del documental destaca sobremanera la entusiasta colaboración del director Paul Verhoeven. Ambos parieron juntos obras de culto como Robocop y Starship Troopers, y en el caso de la segunda no le duelen prendas a la hora de reconcer que la aportación de Tippet fue bastante más allá de su mera labor como supervisor de efectos y le otorga galones de co-director. También aporta su granito de arena en este muy recomendable documento otro grande como Joe Dante, director de Piraña (sí, las dentudas asesinas del riachuelo también fuero diseñadas por Phil Tippett). Estos y otros cineastas rinden pleitesía a quien aún, hoy en día, es idolatrado por las nuevas generaciones.

Animating Robocop 2's Cain Robot with Phil Tippett - Tested

Solo hay que asistir al momento en el que los jóvenes animadores de la penúltima producción de la saga galáctica por excelencia acuden a su domicilio a realizar las nuevas animaciones del icónico ajedrez que se reutilizaría con fines nostálgicos y le piden que les deje dar vida a algunos de sus engendros más emblemáticos. Él les da su venia y éstos reaccionan como unos niños con zapatos nuevos. A nosotros nos hubiera pasado lo mismo.