Cine Nueva Tribuna

CRÍTICA DE CINE

La Boda De Rosa: La comedia del Festival, y de nuestra era digital

 

La boda de Rosa

Cartelera España 21 de agosto

La boda de Rosa

Título original

La boda de Rosa
Año
Duración
100 min.
País
España España
Dirección

Guion

Icíar Bollaín, Alicia Luna

Música

Vanessa Garde

Fotografía

Sergi Gallardo, Beatriz Sastre

Reparto

Productora

Tandem Films, Turanga Films, Setembro Cine, Televisión Española (TVE), Movistar+

Género
ComediaDrama
Sinopsis
A punto de cumplir 45, Rosa se da cuenta de que ha vivido siempre para los demás y decide marcharse, dejarlo todo y apretar el botón nuclear. Quiere tomar las riendas de su vida y cumplir el sueño de tener un negocio propio. Pero pronto descubrirá que su padre, sus hermanos y su hija tienen otros planes, y que cambiar de vida no es tan sencillo si no está en el guion familiar.
 
CRÍTICA DE MIGUEL ROBLES DESDE EL 23º FESTIVAL DE CINE DE MÁLAGA

La apertura del Certamen nos ofrece una ligera y tiernamente humana propuesta con una capacidad polisémica de referencias actuales Tras poder zafarme de una cola llena de periodistas enmascarados en la entrada del céntrico y emblemático Cine Albéniz y enfrentar en última instancia unas circunstancias accidentales qué no tuvieron qué ver con mi temperatura corporal, pude asentarme y disfrutar de mi primer pase como acreditado el comienzo del postergado Festival de Málaga, a razones sanitarias qué ya todos conocemos.

La película de inaguración resultó ser una perfecta elección por todos sus componentes, porque dentro del dramatismo exacerbado qué nos acontece, una premisa sumamente irrisoria como la sologamia qué se acompaña con una empática construcción narrativa y las técnicas cómicas verdaderamente efectivas de nuestro cine dan una acalorada (esperemos) y continuada bienvenida a las salas con una sonrisa tras las mascarillas.

La boda de Rosa | Cines Verdi Barcelona

Esa facilidad para conectar de forma orgánica con los personajes radica en su virtuosa dirección de actores, abanderadas por una Candela Peña y un conjunto de secundarios en estado de gracia, sin ninguna respectiva aparición qué se descuelgue del resto, todos adecuados en un rol en mayor o menor medida humorísticos aunque entrelazados al explícito mensaje final de vital comprensión. La comedia no es sinónimo al completo de absurdez aún si insisten en lo contrario.

Icíar Bollaín, previamente nominada por su trabajo en “El Olivo”, reúne una afinidad con el feminismo artístico donde se muestra a la mujer en una evolución lineal desde la vulnerabilidad hasta la emancipación. Pero este concepto humano tan interesante trasciende de intenciones politizadas y de sesgo de género haciéndonos a todos partícipes de ello, un canto al amor propio en un mundo donde la digitalización pivota inconscientemente un mundo codependiente.