Cine Nueva Tribuna

CRÍTICA DE SERIE DE FILMIN

La Ruta Del Dinero: Dinamarca no es un paraíso laboral

Bedrag sigue tres historias. La primera es la historia de Mads Justensen, un policía que se ha encontrado con un cadáver flotando en la costa y que está inmerso en la investigación.

La ruta del dinero (Serie de TV)

Filmin (Próx. incorporaciones) 9 de junio

La ruta del dinero (Serie de TV)

Título original

Bedrag (TV Series)aka 
Año
Duración
60 min.
País
Dinamarca Dinamarca
Dirección
Guion

Anders Frithiof August, Jeppe Gjervig Gram, Jannik Tai Mosholt

Fotografía

Jonas Alarik

Reparto
Productora

Radio (DR)

Género
Serie de TVThriller | Crimen
Sinopsis
Cuando aparece un cadáver en el mar cerca de un parque eólico en la costa de Dinamarca, Mads, el detective encargado de la investigación, no cree que se trate de un simple accidente. Conforme avanza en sus pesquisas, las sospechas recaen en la pujante compañía energética Energreen, y se ve inmerso en un entramado de turbios asuntos legales y financieros. 
 
CRÍTICA DE VICENTE I. SÁNCHEZ

“La ruta del dinero” es una serie que no oculta la gran influencia que tiene a producciones como “Borgen”. Desde el primer episodio esta producción danesa realiza una importante crítica al sistema empresarial, a las luchas de poder y a la tiranía del dinero. Para ello nos encontramos con Energreen, una compañía de energía renovable que está ultimando su salida a bolsa. La serie comienza con la muerte de un operario ucraniano en uno de los parques eólicos de la compañía. Este será el punto de partida para un grupo de investigadores daneses que no creen que la muerte haya sido un simple accidente.

A diferencia de Borgen, esta nueva producción busca centrarse en el mundo empresarial y en los entresijos que rodean a sus altas esferas. La política también está presente, pero siempre ligada al ascenso e intereses del mundo laboral. Los ministros dejan paso a los CEO, a las juntas de accionistas y los gabinete de comunicación y de ayuda legal.

Esben Smed and Julie Grundtvig Wester in Bedrag (2016)

“La ruta del dinero” consta de diez episodios en los que se realiza un interesante análisis de la sociedad danesa y de su sistema empresarial. Todo ello contado de una manera sosegada y muy tranquila. Posee un guion de hierro en el que están cuidados todos los puntos de la trama. Cada episodio funciona como la maquinaria de un reloj perfectamente engrasada, en la que ningún detalle es casual o arbitrario. La serie cuenta con varias tramas que nos proponen distintos puntos de vista al conflicto inicial, desde la investigación del policía protagonista, a los tejemanejes de la abogada laboral.

La seriedad está presente desde la magnífica intro con la que comienza cada episodio, en el que vemos como un edificio se va inundando poco a poco de agua y los protagonistas se van quedando sin oxigeno. Metáfora clara de las intenciones de la serie y que iremos descubriendo poco a poco.

Nikolaj Lie Kaas in Bedrag (2016)

Es importante entender que no estamos ante una serie trepidante que atrape al espectador desde el primer episodio. Todo sucede de una forma lenta, sin prisas, dando tiempo a que se vaya desarrollando y consolidando la trama. Es por ello que requiere de un espectador maduro que no busque una sorpresa y giros en la trama cada cinco minutos.  Sus diez horas de metraje realizan una interesante radiografía noir del entramado económico y empresarial de Europa. Todo ello contando con una fotografía gris y densa y con una dirección en la que se nota la veteranía de autores como Jeppe Gjervig Gram y Lars Simonsen.

Follow the Money

“La ruta del dinero” es una serie que requiere de reflexión y que se aleja de otras propuestas de consumo rápido. Nos encontramos ante una serie que busca consolidarse como una de las mejores del año. Merece la pena mantener la calma y sumergirse en esta propuesta que enriquece y ayuda a entender cómo funciona nuestro sistema económico.