Cine Nueva Tribuna

CRÍTICA DE CINE

La Viuda Negra

Viuda negra

Cartelera España 9 de julio  

Viuda negra

Título original

Black Widow aka 
Año
Duración
132 min.
País
Estados Unidos Estados Unidos
Dirección

Guion

Eric Pearson. Cómic: Don Heck, Stan Lee, Don Rico. Historia: Jac Schaeffer, Ned Benson

Música

Lorne Balfe

Fotografía

Gabriel Beristain

Reparto

, ver 18 más

Productora

Marvel Studios, Zak Productions. Distribuidora: Walt Disney Pictures

Género
AcciónAventuras | EspionajeSuperhéroesCómicMarvel ComicsPrecuela
Grupos
Marvel Cinematic Universe (MCU) | Marvel: Fase 4 (Películas y Series)
Sinopsis
Natasha Romanoff, alias Viuda Negra, se enfrenta a los capítulos más oscuros de su historia cuando surge una peligrosa conspiración relacionada con su pasado. Perseguida por una fuerza que no se detendrá ante nada para acabar con ella, Natasha debe lidiar con su historia como espía y con la estela de relaciones destruidas que dejó atrás mucho antes de convertirse en Vengadora.
 
CRÍTICA DE ESTEFANÍA APARICIO

Natasha Romanoff, la espía soviética de diversos orígenes en los cómics que se ha convertido en uno de los personajes más carismáticos de los Vengadores en los cines, finalmente ganó una película solo para ella. Black Widow, luego de varios retrasos debido a la pandemia Covid-19, ahora llega a los cines y a Disney +, (Premier Access), contando cómo comenzó todo. Sin dejar nada que desear en la acción, ya que el espionaje y el entrenamiento en armas humanas es fundamental para el personaje, el camino de la película es el de la familia. Entre peleas, disparos, golpizas y bombardeos, es en el atractivo del núcleo familiar de Natasha y Yelena donde la directora Cate Shortland (Lore) la ancla.

Uniendo su trama a las acciones de las películas anteriores solo a través de citas, la película rescata los acontecimientos de la Sala Roja en un prólogo eficiente y no evidente. Las hermanas viudas se presentan como niñas en una misión con Melina y el guardián rojo, y un collage establece al espectador sobre el programa, la influencia del villano Dreykov y la elipse temporal que conducirá a la trama actual. Todo es muy orgánico y funcional. En el desarrollo de la acción, el guión firmado por Eric Pearson (Thor: Ragnarok), Jac Schaeffer (WandaVision) y Ned Benson (Las dos caras del amor), no intenta inventar la rueda y mantiene el equilibrio entre adrenalina y humor. que hizo de Marvel el fenómeno que es hoy.

Esto es todo lo que tienes que saber antes de ver 'Black Widow'

Si hay una innovación en la materia, y ésta es muy bienvenida, es cómo se reconfiguran por completo los enfrentamientos. Aquí, con una heroína que se une a otra para derrotar a un archienemigo que usa a las niñas como armas, la mayoría de las peleas son entre ellas. En exquisitas coreografías tête-à-tête y elaboradas invasiones, persecuciones y fugas, son las mujeres las que dominan las escenas y no necesitamos ver, una vez más, protagonistas golpeando a los hombres sin parar, con cámaras que parecen deleitarse con ello.

Shortland sobresale en la acción, con secuencias extendidas que todavía insiste en resaltar con la banda sonora orquestada y con coros de Lorne Balfe. Para respirar la tensión, la directora australiana cuenta con el encuentro de Scarlett Johansson y Florence Pugh como las dos hermanas que tienen toda una demanda reprimida de acariciar al efectivo después de tanto tiempo sin verse. Si Johansson no parece hacer mucho más de lo que hemos visto antes, Pugh tiene grandes momentos como Yelena y las dos actrices trabajan bien juntas. El dúo recibe un buen impulso con la llegada de David Harbour y Rachel Weisz.

Revisen las primeras reacciones sobre la película de Black Widow - La  Tercera

Entre todas sus explosiones y correteos, Black Widow encuentra un espacio en el núcleo restringido para crear una relación inesperada entre esas personas y una dinámica pasada que le permite hablar sobre temas completamente ajenos al género cinematográfico al que pertenece. Toda la discusión en la mesa, desde la espalda encorvada hasta el arrebato de Yelena, es tan poco superhéroe que es un placer verla. También es allí, entre esas cuatro personas, donde el guión encuentra una apertura para jugar su juego con lo masculino y lo femenino y con limitaciones y superioridades no reconocidas.

En un universo tan dominado por los hombres como las producciones de superhéroes, Black Widow llega como una película diferente, ya que realmente se digna intentar hacer algunas modificaciones en estructuras que siempre se han mantenido inalteradas. Conserva la acción y se entrega a manos femeninas, al mando y ejecución, y da una profundidad sentimental a las relaciones que no tienen nada que ver con el romance.