CRÍTICA DE CINE

Luis y los alienígenas: Siempre hay un amigo del espacio a mano

Los directores y guionistas de esta película de animación son Christoph Lauenstein y Wolfgang Lauenstein, ganadores de un Oscar por el corto de animación Balance.

Luis y los alienígenas : Cartel

Animación | 85 min. | Alemania | 2018

Título: Luis y los alienígenas.
Título original: Luis & the Aliens.
Director: Christoph Lauenstein, Wolfgang Lauenstein.
Guión: Wolfgang Lauenstein, Christoph Lauenstein.

Intérpretes: Sandra Bullock, Cate Blanchett, Anne Hathaway, Helena Bonham Carter.

Estreno en España: 29/06/2018 
Productora: A.Pictures Film, TV Production / Fabrique d'Images / Ulysses Filmproduktion

Distribuidora: Flins y Pinículas.

 

Sinopsis

Luis es un niño de 12 años que se hace amigo de tres pequeños alienígenas, algo torpes, cuando estos chocan su nave cerca de su casa. A cambio de la ayuda de Luis para encontrar el canal de la teletienda por el que llegaron, los tres extraterrestres ayudarán a Luis a salir del internado lo que dará el comienzo a una gran aventura. 

Crítica

Luis es un muchacho de 12 años cuya madre ha muerto hace unos años y ha quedado a cargo de un padre que dedica todo su tiempo a encontrar vida en otros planetas. Ha llegado el día del cumpleaños de Luis y todo parece indicar que el padre lo ha olvidado.

Dadas estas condiciones problemáticas en que Luis está siendo criado, el director de la escuela decide tomar cartas en el asunto y llama a la oficina de protección al menor para que evalúen si Luis puede o no continuar viviendo en su casa o debe ir a vivir a una institución estatal. En paralelo a esto Luis debe enfrentarse a dos situaciones problemáticas: un compañero bravucón que lo molesta en la escuela, y su propia timidez que le impide hacer contacto natural con una muchacha que le gusta.

Luis y los alienígenas : Foto

 En lo que refiere a la línea narrativa asociada a los alienígenas, la película propone un planteo interesante, la credulidad frente a la publicidad engañosa de la televisión.

 

En medio de esta situación tres alienígenas que están realizando un crucero espacial quedan “atrapados” en una engañosa publicidad televisiva de un canal de venta que promociona una colchoneta masajeadora; con la intención de conseguir tal objeto, se dirigen hacia la tierra y es allí como se cruzan las historias de estos simpáticos viajantes con el conflicto de Luis: los aliens confunden la señal televisiva con la señal que ha enviado el papá de Luis, y terminan aterrizando en el granero cercano a la casa del muchacho. Luis los descubre e intentará esconderlos de los vecinos y de su paranoico padre, quien habiendo vivido una experiencia traumática de niño, cree que todos los extraterrestres han venido a este mundo únicamente a dominarnos. Frente a la indiferencia que su padre muestra sobre la vida de Luis, éste decide marcharse con sus nuevos amigos, pero finalmente comprenderá que el amor de su padre continúa intacto.

Luis y los alienígenas : Foto

El relato presenta inicialmente dos líneas de relato (la de los extraterrestres que llegan a la tierra, y la de Luis y su padre), una de las cuales quedará luego subsumida a las necesidades internas de la otra línea.

En lo que refiere a la línea narrativa asociada a los alienígenas, la película propone un planteo interesante, la credulidad frente a la publicidad engañosa de la televisión, pero que a mi juicio pierde la efectividad potencial por ausencia de elementos que lo sostengan y/o lo desarrollen durante el resto de la trama. Este no desarrollo de la premisa convierte a los extraterrestres en unos personajes secundarios, con poco desarrollo de sus psicologías, siendo empleados (en su capacidad de mimetizarse con otras formas de vida) para un par de situaciones graciosas pero sin gran impacto en la estructura del relato. De hecho, todo el paralelismo inicial que plantea el film se desinfla en favor de un desarrollo dirigido a la trama de Luis y su peripecia.

Luis y los alienígenas : Foto

En cuanto a la línea narrativa del propio Luis, el planteo, sin ser original, resulta correcto, y su desarrollo en el resto del argumento cumple con su función. Es de lamentar, sin embargo, un desarrollo insuficiente de los personajes secundarios, no ya de los aliens, sino de los vecinos de frente (padres de su compañero bravucón) y de la muchacha que le gusta. En particular, los vecinos son personajes que habrían ameritado mayor participación en el doble conflicto que la película propone.

https://cinefreaks.net/