Cine Nueva Tribuna

CRÍTICA DE CINE

Maldita Jungla: Una hilarante travesía por la selva

Maldita jungla

Cartelera España 28 de mayo

Maldita jungla

Título original

Terrible jungle
Año
Duración
91 min.
País
Francia Francia
Dirección

Guion

Hugo Benamozig, David Caviglioli

Música

Ulysse Klotz

Fotografía

Yann Maritaud

Reparto

Productora

22h22, Apollo Films, Wy Productions

Género
ComediaAventuras
Sinopsis
Eliott, joven e inocente explorador, parte con el objetivo de estudiar a los Otopis, una misteriosa tribu de la Amazonia. Es también la oportunidad para alejarse del agobiante control que ejerce su madre, la posesiva Chantal de Bellabre. Pero ésta, inquieta por su hijo, intenta seguir sus pasos en la jungla amazónica.
 
CRÍTICA DE SANDRA P. MEDINA

El pasado 28 de mayo se estrenó en España, Terrible Jungle, la ópera prima de Hugo Benamozig y David Caviglioli, protagonizada por Catherine Deneuve y Vincent Dediennem, un ejercicio cómico bastante interesante.

La historia se centra en Eliot de Bellabre (Vincent Dedienne) un joven antropólogo que gana una beca para internarse en la Guayana Francesa y estudiar a los Otopis, una supuesta enigmática tribu de la selva amazónica, pero la posesiva madre de Eliot, una reconocida, dominante y fría antropóloga, Chantal de Bellabre (Catherine Deneuve) le exige que no emprenda el viaje, ya que considera a su hijo un torpe y frágil que puede ser devorado por la selva sin clemencia.

Terrible Jungle (2020) - IMDb

Sin embargo, Eliot se sale con la suya, y se lanza a la travesía, con un idealismo que se ve obnubilado, cuando se tropieza con diversas situaciones retratadas en el guion por Benamozig y Caviglioli con un exquisito humor muy ingenioso y perverso a la vez, gracias a lo absurdo y disparatado de los diálogos y situaciones, como por ejemplo cuando Eliot, logra convencer a Albertine (Alice Belaïdi) la líder de la tribu, para que lo deje convivir con ellos y estudiar sus costumbres, y se lleva senda sorpresa al descubrir que Albertine siente una gran afición por las bebidas alcohólicas, la comida chatarra y las telenovelas, y que los Otopis usan una droga recreativa llamada Punca, hecha a base de gasolina, cocaína y fármacos, y que no veneran a ningún Dios, y su relación con la naturaleza es tan ajena como la de cualquier citadino.

A eso se le suma otro tinte a la trama, la posesiva madre de Eliot viaja a la selva para buscar a su hijo de más de 30 años, y recurre a la estación de policía para que le ayuden a encontrarlo, y este grupo de oficiales hacen aún más divertida la historia, pues se destaca la hilarante interpretación del teniente, encarnado por Jonathan Cohen, y sus subalternos que me recordaron un poco algunos personajes de la película Tropic Thunder, dirigida por Ben Stiller, sobre todo por la escena en la que por error consumen cocaína y en medio de un enfrentamiento bélico en una tienda china, se destaca lo inverosímil de la comedia y se desata una situación que nos invita a reír a carcajadas.

Terrible Jungle», en salle le 29 juillet : «L'impression étrange d'avoir un  boulevard devant nous» - Le Parisien

Terrible Jungle, es como diría un amigo “una película palomitera” que se presta para ser apreciada en un momento de esparcimiento, para pasar un rato divertido y descansar un poco de los acontecimientos que actualmente abruman al planeta y que desde su inicio se evidencia un tono de sátira muy bien manejado por sus directores, una dosis de humor francés que viene bien de vez en cuando (indispensable verla en su idioma original para no perder la fluidez de su gracia) con unas interpretaciones que dejan en evidencia que la comedia es un género complejo, que parte de la sencillez y de la capacidad de un conjunto creativo para dar vida a una historia donde el sin sentido, se convierte en el eje principal para crear una serie de situaciones que se equilibran perfectamente, gracias al contraste de personajes, gestualidad y ritmo, muy al estilo de David Zucker, Jerry Zucker y Jim Abrahams.

Terrible jungle : synopsis, bande-annonce, séances, critiques...

Una jovial mofa a la condición humana y a sus falencias, desde la perspectiva de un antropólogo, los alucinógenos, una Catherine Deneuve que mantiene la frialdad de sus personajes de antaño, pero con una capacidad increíble para la comedia; unos diálogos muy bien construidos para poder liberarse de tensiones durante hora y media y disfrutar de una película, realizada simple y llanamente para pasar un buen rato.