Cine Nueva Tribuna

CRÍTICA DE CINE

Nosotros No Nos Mataremos Con Pistolas: Evidencias a tiros

1634115671
1634115671

Nosotros no nos mataremos con pistolas

Próximos estrenos España 17 de junio

Nosotros no nos mataremos con pistolas

Título original

Nosotros no nos mataremos con pistolas
Año
Duración
88 min.
País
España España
Dirección

Guion

Antonio Escámez, Victor Sanchez Rodriguez. Obra: Victor Sanchez Rodriguez

Música

Simon Smith

Fotografía

Joan Bordera

Reparto

, ver 10 más

Productora

Turanga Films, À Punt Media, Un Capricho de Producciones, TV3. Distribuidora: Filmax

Género
Drama | Amistad
Sinopsis
Mientras el pueblo se prepara para celebrar su fiesta mayor, Blanca se esmera en que la primera paella que hace en su vida le quede perfecta. Ha conseguido reunir a sus amigos de toda la vida después de años sin verse. Todos están en la treintena y sienten que la juventud se les escapa, atrapados en la precariedad laboral, el desencanto y un continuo volver a empezar. La paella se alarga hasta el anochecer, entre revelaciones de secretos, reproches y equívocos. Pero ahora más que nunca, los cinco amigos se necesitarán unos a otros para salir adelante.
 
CRÍTICA

Con 30 años de una carrera diversificada en distintos países a sus espaldas, la nostalgia por su pasado podría apoderarse de Maria Ripoll en cualquier momento, pero ella ha preferido hablar de este concepto desde un caldeado presente, en la voz de una juventud en la treintena que evidencia las expectativas incumplidas. Para ello, ha adaptado la premiada pieza teatral de Víctor Sánchez Rodríguez Nosotros no nos mataremos con pistolas, que se enmarca en ese género de reencuentro amical en la línea de Los amigos de Peter (Kenneth Branagh, 1992) o Reencuentro (Lawrence Kasdan, 1983), pero también de ejemplos más próximos como Las distancias (Elena Trapé, 2018) y, especialmente, Litus (Dani de la Orden, 2019).

Fotos: Rodaje de la película 'Nosotros no nos mataremos con pistolas' en  Valencia | Las Provincias

De hecho, posee muchos puntos en común la última, al tratarse también de una adaptación teatral en clave dramedia y abordar el duelo por el suicidio de un amigo/a de la pandilla; aunque Ripoll se empapa, además, de un cierto código westerniano en el ambiente, bajo el calor del verano en el árido campo valenciano, en tiempos de verbena al ritmo del conjunto musical recuperado para la ocasión Orxata Sound System. Tal como reza el título, Nosotros no nos mataremos con pistolas introduce el género en múltiples confrontaciones entre personajes que, si bien no apretarán el gatillo de un arma, se herirán con algo más dañino a largo plazo como son las palabras y la exposición de la verdad.

Una estructura clásica que va in crescendo dramáticamente con un resultado más que correcto y satisfactorio, aunque algunos de sus personajes terminen apoyándose en el cliché por una falta de ahondamiento en sus conflictos (nos referimos a los de Elena Martín o Carlos Troya). El dispositivo, asimismo, flojea un tanto cuando sale del espacio principal de la casa para premiar al grupo de amigos con una noche de verbena, al redundar en lo sugerido previamente.

Nosotros no nos mataremos con pistolas - Antaviana Films

En este despliegue de la frustración de una generación, en la que se pueden reconocer añadas de décadas mayores, no cabe otra que aceptarse y aceptarlos porque “es lo que hay”, tal y como propone el personaje del escritor bohemio que encarna Joe Manjón.

Y los responsables de que esta moraleja cobre credibilidad es un quinteto de actores en estado de gracia que reman a favor de la unidad más allá del lucimiento individual, cristalizando una camaradería prácticamente construida de cero –salvo en el caso de Manjón y Troya, los únicos que ya eran colegas antes del proyecto-. Los años no pesan y Ripoll brinda un film joven, que puede conectar con títulos suyos como Lluvia en los zapatos (1998) o Tu vida en 65 minutos (2006), con la suficiente templanza que aporta la experiencia.