Cine Nueva Tribuna

CRÍTICA DE CINE

El Palacio ideal: Un monumento inacabado

El palacio ideal

L'incroyable histoire du facteur Cheval aka
Año
Duración
105 min.
País
Francia Francia
Dirección
Guion
Laurent Bertoni, Fanny Desmares, Nils Tavernier
Música
Baptiste Colleu, Pierre Colleu
Fotografía
Vincent Gallot
Reparto
Productora
Fechner Films, SND Films
Género
Drama | Siglo XIX. Basado en hechos reales
Sinopsis
Francia, finales del siglo XIX. Joseph Ferdinand Cheval (Jacques Gamblin) es un cartero que viaja todos los días por las aldeas de la región de Drôme. Un día conoce a la mujer de su vida, Philomena (Laetitia Casta) y de su unión nace Alice, a quién amará más que a nadie. Por ella, Cheval se propone un objetivo: construirle con sus propias manos un increíble palacio. Pese a las dificultades, Cheval no se rendirá y dedicará 33 años a construir una obra extraordinaria que llamó la atención de artistas como André Breton o Pablo Picasso, y que aún hoy es famosa en Francia.
Distribuidora: VerCine
 
CRÍTICA DE MIGUEL ROBLES

Pocas personas conocen la historia de Joseph Cheval, cartero corriente y máximo exponente de un arte fuera del arte, como la vida son los sueños. Un día de 1879, al regresar de su recorrido diario como cartero rural, este humilde hombre tropezó con una piedra de forma curiosa. Solo sabe él como una inspiración incubó en ese preciso segundo, que a A partir de entonces dedicaría 33 años de su vida al diseño y construcción de un singular monumento, alabada años posteriores por numerosos artistas que vieron en ella un manifiesto singular más allá de lo anecdótico.

L'incroyable histoire du facteur Cheval" de Nils Tavernier

Vista con dos años de atraso (que pensándolo mejor sería más satisfactorio volver a las fechas de su estreno), este film francés no desencanta a primera vista, su premisa es una historia real tan aparentamente fantástica como humanamente digna de ser contada. Su calidez sonora se complementa con una virtuosa fotografia quese abraza a los exóticos ambientes rurales, en orden de plasmar la naturaleza transitoria del paso del tiempo, Pero en alardes tímidos de acariciar el melodrama con tintes fantásticos, la película de Nils Tavernier muestra una evidente contradicción entre la imagen y el fondo, o como la potencialidad de sus maneras cinéticas a la hora de cimientarse en un clasicismo histórico y derivadamente realizativo funciona en vías limítrofes con la narración.

L'incroyable histoire du facteur Cheval" : film trop malin sur artiste naïf

El relato de un mito tan extraordinario como fue la personalidad de su ideólogo que debería embelesar emocionalmente queda viciado a una constante y confusa elipsis que más que generar dinamismo provocan una confusión empática entre el espectador y los diversos giros sucedidos en progresión, cuando hemos conseguido situarnos en un momento temporal de felicidad se irrumpe instantaneamente con una revelación triste. Torpe y descarada voluntad de cronología vemos de forma intermitente la aparición de los años en subtítulos, sobreexplicación de lo que ya es innecesario. Unidos a estos puntos flacos, la falta de carisma y afectividad gestual del protagonista, paralelamente al hecho de que la falta de sensibilidad del tipo fuera verdadera, merman en el sentido conjunto de un trasfondo necesario de ser explicado y menos sobreentendido. Porque hayamos una comprensión modélica del amor paternofilial. Entendemos que su forma de expresarlo es a través de una epifanía creativa ante su incapacidad de decirlo con palabras.

L'INCROYABLE HISTOIRE DU FACTEUR CHEVAL (2019), directed by Nils Tavernier  | Auvergne-Rhône-Alpes Cinéma

Y lo que nos queda es una lacra vacía de mayor desarrollo, hipotética solución de mayor metraje o mejor aprovechamiento de un ritmo más pausado. Si lo volviera a ver Picasso, su impresión sería la de un proyecto inacabado. Visto por un transeunte, un amasijo de piedras.