Cine Nueva Tribuna

CRÍTICA DE CINE DE NETFLIX

Pipa: Nueva ambientación, mismos errores conceptuales

Pipa5
Pipa5

Pipa

Netflix (estrenos destacados) 27 de julio

Pipa

Título original

Pipa
Año
Duración
116 min.
País
Argentina Argentina
Dirección

Guion

Mili Roque Pitt, Alejandro Montiel, Florencia Etcheves. Novela: Florencia Etcheves

Fotografía

Guillermo Nieto

Reparto

Productora

FAM Contenidos, Corinthian Argentina. Distribuidora: Netflix

Género
ThrillerDrama | SecuelaCrimen
Grupos
Trilogía Los crímenes del sur
Sinopsis
Manuela Pipa Pelari ya no es la misma. La mujer dura y aguerrida que sobrevivió a su paso por la Policía a fuerza de romper las reglas y guardar secretos oscuros decidió cambiar de vida. Después de abandonar su trabajo como investigadora y dejar en libertad a la tratante Cornelia Villalba, cayó en picada. Su tía, Alicia Pelari, la rescata y la lleva a La Quebrada, un pueblo pequeño y sencillo del Norte Argentino en el que vive aislada hace años. Hasta que la aparición de un cadáver la arrastra, otra vez, a los lugares de los que creía haber escapado.
 
CRÍTICA DE SOLEDAD COLINA

Pipa (2022), thriller policial argentino protagonizado por la actriz Luisana Lopilato y dirigido por el realizador Alejandro Montiel, es el cierre cinematográfico a la trilogía basada en las novelas escritas por la autora y periodista Florencia Etcheves, “La virgen en tus ojos” (2012), “La hija del campeón” (2014) y “Cornelia” (2016), saga denominada “Los crímenes del sur”.

Tras los largometrajes Perdida (2018) y La corazonada (2020), también ambos dirigidos por Montiel, Pipa tiene nuevamente como personaje principal a la mujer policía Manuela “Pipa” Pelari (Lopilato), aunque en esta tercera oportunidad ya retirada de la fuerza debido a un mal comportamiento y asentada en una zona casi aislada de la Quebrada Jujeña junto a su hijo preadolescente Tobías (Benjamín del Cerro) y su tía Alicia (Paulina García, la actriz chilena de la multipremiada película de 2013, Gloria, del realizador Sebastián Lelio). Abocada a la solitaria crianza de su hijo, a los cultivos del suelo norteños y a olvidar su violento pasado, Pipa se siente tranquila y en cierta forma en paz. La aparición del cadáver calcinado de una joven de descendencia aborigen, declarado como “un simple accidente” por la policía local, despertará en Pipa su espíritu dormido de detective y justiciera, pero esto le traerá bastantes problemas, poniendo su vida y la de su familia en grave riesgo.

Pipa: 5 datos sobre la película de Netflix protagonizada por Luisana  Lopilato

Hay en Pipa de todo un poco: el papel de la justicia en lugares lejanos e inhóspitos de nuestro país, que dejan pasar lo que podría ser un crimen, debido a que la víctima es una mujer kolla; los intereses políticos y económicos de la familia más importante de la región, los Carreras, liderados por la autoritaria madre Etelvina (Inés Estévez) y sus dos jóvenes y traumáticos herederos, Cruz (Aquiles Casabella) y Mercedes (Malena Narvay), quienes habían brindado una lujosa fiesta en su casa la noche donde la joven fallecida trabajara como moza unas horas antes de morir; un corrupto departamento policial, con el oscuro comisario Mellino (Ariel Staltari), donde reina el más burdo machismo, el racismo y la intolerancia por los integrantes de la población local, en su gran mayoría conformado por comunidades vinculadas con los pueblos originarios y desde ya toda la carga dramática que trae la historia de la ex policía, especialista en delitos violentos, Manuela «Pipa».

Si bien el planteamiento sobre la investigación de la causal de muerte del cuerpo calcinado es bueno, al ir “tirando” al espectador distintas pistas de qué le pudo haber pasado realmente a la malograda joven jujeña por medio de flashbacks, que nos irán generando un genuino interés, luego se comenzarán a desarrollar diferentes subtramas -no voy a revelarlas para no arruinar el factor sorpresa-, pero que son desarrolladas de forma demasiado superficial, muy por encima. Lo mismo sucede con el personaje protagonista, Pipa, que pasa en un abrir y cerrar de ojos de ser una pasiva mujer campesina a volver a cargar un arma en su bolsillo y con claras intención de uso.

Estrena el primer tráiler de "Pipa", la nueva película de Luisana Lopilato  • Canal C

En cambio, si hay algo para destacar en Pipa, y también lo que la diferencia de Perdida y La corazonada, las otras dos películas anteriores que transcurrían en un ámbito puramente urbano, es su espléndida puesta en escena y  su fotografía, a cargo de Guillermo Bill Nieto, que remite directamente al Neo-Western o Western Contemporáneo y donde los bellos paisajes jujeños son expuestos de forma deslumbrante. Tanto las hermosas estepas, así como los pastizales y matorrales servirán de escenario natural, de peligroso patio de juegos, para Tobías, el inquieto hijo de Pipa y sus amigos, y también de refugio espiritual para nuestra protagonista.

Para quienes ya vieron los films anteriores de la trilogía, esta tercera parte quizás no sea un mal capítulo final. Dicho esto, debe reconocerse que el superior material novelesco en que se basa -interesante, intrigante y magnifico- deja a esta adaptación cinematográfica, lamentablemente, a mitad de camino. CineFreaks.