Cine Nueva Tribuna

CRÍTICA DE SERIE DE TV

Poirot

Agatha Christie: Poirot (Serie de TV)

Agatha Christie: Poirot (Serie de TV)

Título original

Agatha Christie's Poirot (TV Series)
Año
Duración
100 min.
País
Reino Unido Reino Unido
Dirección

Guion

Clive Exton, Anthony Horowitz, David Renwick, Nick Dear (Personajes: Agatha Christie)

Música

Christopher Gunning, Stephen McKeon, Christian Henson

Fotografía

Chris O'Dell, Ivan Strasburg, Norman Langley, Peter Jessop

Reparto

Productora

Emitida por A&E Television

Género
Serie de TVIntriga
Grupos
Adaptaciones de Agatha Christie | Hércules Poirot
Sinopsis
Serie de TV (1989-2013). 13 temporadas. 70 episodios. Los casos de un excéntrico y refinado detective belga. 
 
CRÍTICA DE NURIA VIDAL

Poirot merece un capítulo aparte en la lista de mis refugios. La serie comenzó a emitirse en enero de 1989 en Gran Bretaña y duró hasta noviembre del 2013. Es decir 24 años nada más y nada menos. No me acuerdo cuando la descubrí, pero si me acuerdo que en el año 2007 o 2008 (dos años muy malos en muchos sentidos) ya estaba ahí para acompañarnos a Ramon y a mí. En todo este tiempo, Poirot siempre ha tenido el mismo rostro, el de David Suchet. Creo que nadie que la haya visto alguna vez será capaz de imaginar otro Poirot que no sea él. Suchet fue envejeciendo con nosotros, como el propio Poirot, y fue pasando de la alegría saltarina e inocente de las primeras temporadas, a la madurez reflexiva de las grandes novelas, para acabar en la última, la temporada número 13, con un velo de melancolía y una cierta tristeza. Poirot va siempre impecablemente vestido, habitualmente de blanco en las primeras temporadas, cada vez más oscuro a medida que se hace mayor. El blanco es muy importante en la vida de Poirot. El blanco y el art deco que preside sus primeros años. Me habría encantado acompañar al localizador de esta serie en la búsqueda de espacios como el impresionante edificio donde vive Poirot o las casas que visita, espectaculares en su belleza.

Poirot: La insuperable adaptación del mejor personaje de Agatha ...

Todo está cuidado al detalle, con objetos, muebles y coches de los años veinte y treinta. La Inglaterra victoriana desaparece bajo una capa de modernidad geométrica donde todo encaja. Doce de las trece temporadas de la serie se pueden ver en Filmin, 65 episodios de los 70 que conforman la totalidad. Después de haberla visto seguida por lo menos una vez, lo que mas me gusta es buscar uno al azar, por ejemplo, Temporada 8 capítulo 2, sin saber con qué me voy a encontrar. Pero cuando las cosas están mal, cuando me ronda la depresión, el cansancio, el Covid 19 o el desespero por lo que leo en los periódicos (ya dije la semana pasada que la tele mejor no verla), me voy a la primera y la segunda temporada, para encontrarme con un Poirot joven aún. Hercule Poirot lleva poco tiempo en Londres, no es todavía muy conocido, vive una extraña amistad con su socio el capitán Arthur Hastings, un ser adorable, aficionado a los coches, siempre perplejo –“Good Lord”– ante la capacidad deductiva de su amigo.

Agatha Christie's Poirot T1E04 - Cuatrocientos veinte mirlos ...

Poirot cuenta además con la indispensable ayuda y colaboración de su perspicaz e inteligente secretaria Miss Lemon, la única capaz de preparar bien la tisana para el detective. Sin olvidarnos del Chief Inspector Japp,  un policía de Scotland Yard con el que Poirot tiene una divertida rivalidad para ver quién resuelve los crímenes antes. Naturalmente, siempre lo conseguirá Hercule Poirot. Estos personajes aparecen en las novelas de Poirot entre 1920 y 1940. Después ya no los encontramos mas que esporádicamente ni en los libros ni en la serie. Los tres aportan humor, y humanidad al detective belga, quizás por eso van desapareciendo a medida que el detective se hace más famoso, más solitario y más melancólico.

Tamara de Lempicka's portraits in the Poirot series | Seven ...

Me encanta esta serie, mucho más que las películas que se han hecho sobre libros de Agatha Christie y vuelvo a ella cuando necesito un chute de células grises para entender el mundo que me rodea y en estos días, además para intentar olvidarme de este calor pegajoso que el elegante Poirot no soportaría.