Cine Nueva Tribuna

CRÍTICA DE CINE

La Profesora De Piano: El equilibrio es imposible

La profesora de piano

Cartelera España 17 de julio

La profesora de piano

Título original

Lara
Año
Duración
98 min.
País
Alemania Alemania
Dirección

Guion

Blaz Kutin

Música

Arash Safaian

Fotografía

Frank Griebe

Reparto

Productora

Schiwago Film, Studiocanal Film

Género
Drama | Música
Sinopsis
Es el 60 cumpleaños de Lara, a quien no le faltan motivos para celebrarlo: su hijo Viktor va a dar el concierto de piano más importante de su carrera. Ella fue quien proyectó y guió su trayectoria musical, pero llevan varias semanas sin hablar y nada parece indicar que Lara será bienvenida en su debut como intérprete profesional. Sin pensárselo dos veces, compra todas las entradas que quedan a la venta y las distribuye entre cuantos se va encontrando. Pero cuanto más se esfuerza para que la velada sea un éxito, más se descontrola todo.
 
CRÍTICA DE DANIEL BERNAL

Después de proyectarse el año pasado en el festival de Seminci, llega a nuestras pantallas La profesora de piano (Lara, 2019), el segundo trabajo del cineasta alemán Jan Ole Gerster. En esta ocasión, el director no se supera así mismo (ardua tarea por otra parte) ya que su ópera prima fue un exquisito ejercicio que el mismísimo Truffaut podría haber filmado. Aun así, aquí se aprecia su sello personal y mantiene referencias fílmicas tan memorables como la La Pianista de Michael Haneke o la más reciente La audición de Ina Weisse. 

Estamos ante un filme donde sus silencios hablan, sus planos destilan armonía y su atmósfera te mantiene vivo en su quietud. Tiene un ritmo lento y pausado, el que requiere este sosegado ejercicio de coraje melódico. Una delicada y meticulosa pieza que prefiere mantenerse estable en su equilibrio antes que arriesgar y tropezar.

La profesora de piano : Foto Corinna Harfouch

Si antes hablábamos de referencias artísticas como las del austriaco Michael Haneke o la de la germánica Weisse, otro autor que está presente en la obra es Pedro Almodóvar, haciendo que los rojos del escenario propios del manchego evoquen la pasión que impregna este conjunto. Uno de los rasgos característicos de la nueva entrega de Gerster son los planos generales y simétricos que se captan reiterativamente a lo largo de la proyección; una muestra del cuidado y la obsesión que dedica Jan a su creación.

La figura que sustenta la obra, exclusivamente con su presencia, es la de la actriz Corinna Harfouch, una de las gratas sorpresas interpretativas que descubrirá el público este año, pues su carácter mezquino, frío y altivo causará rechazo por parte de los personajes, pero afecto por parte del espectador. El egoísmo y hermetismo que impregna Lara en su valía hará que ella misma se convierta en su alter ego. Por su personalidad y manera de actuar, podemos estar ante la Emma Suárez alemana.

La profesora de piano : Foto Tom Schilling

En este sigiloso largometraje, el misterio estará presente tanto en un primero como segundo plano. No sabemos qué pasado esconde la protagonista, como tampoco sabemos qué es lo que hay detrás de esa relación madre-hijo que nos presentan. Y es que muchas de las incógnitas a resolver no tendrán solución, dejando al respetable con un sabor agridulce a la par que descafeinado, pero puede que en lo arcano esté la tecla exacta que se busca. Aunque la pregunta que todos querrán saber al concluir el visionado será: ¿Qué clase de té quería Lara? ¿De escaramujo o de menta?

La profesora de piano : Foto Corinna Harfouch

En conclusión, para el que escribe estas líneas, La profesora de piano encuentra en la perfección su imperfección, puesto que el director al querer cuidar y pincelar  cada uno de sus planos, ha preferido ser cauteloso, no arriesgar en exceso, y se ha conformado con su excelencia planificativa. Un meticuloso ejercicio donde los encuadres y silencios dan con la nota propicia.