Cine Nueva Tribuna

CRÍTICA DE CINE EN FILMIN

Slaxx: Los vaqueros que te harán un culazo de muerte

Slaxx

Título original
Slaxx
Año
Duración
78 min.
País
Canadá Canadá
Dirección
Guion
Patricia Gomez, Elza Kephart
Música
Delphine Measroch
Fotografía
Steve Asselin
Reparto
Productora
EMA Films, Entertainment Squad
Género
Comedia. Terror | Comedia de terror
Sinopsis
Cuando unos pantalones poseídos comienzan a asesinar a los trabajadores de una tienda de ropa, dependerá de Libby, una joven idealista, detener lo que parece ser un inevitable baño de sangre.
 
CRÍTICA

Los pantalones son una movida. Nunca encuentras una talla que te quede bien y acabas comprado unos vaqueros más anchos si te gusta ir cómodo o unos más estrechos si te gustan más apretados. Sea como fuere, encontrar un pantalón cómodo, que te guste y que sea de tu talla es una odisea pero Slaxx tiene la solución. La tienda Canadian Cotton Clothiers ha fabricado unos vaqueros que se adaptan a tu cuerpo, una revolucionaria tecnología textil dentro del mundo de la moda. Por fin tendrás unos vaqueros bonitos, cómodos y con los que tendrás un culazo de muerte.

La idea de hacer una película sobre unos pantalones asesinos puede resultar horrible pero son filmes que pertenecen a un nicho muy específico y que tiene su gran público que las ama. Existen ejemplos similares que han logrado un éxito rotundo en cuanto a crítica. Rubber del surrealista y absurdo Quentin Dupieux narraba la historia de un neumático homicida con un gran sentido del humor e In Fabric de Peter Strickland contaba la historia de un vestido asesino con un gran sentido del terror. Cada una de estas películas, por muy absurdas que fueran sus premisas, destacaban en algo.

Slaxx - Filmin

Slaxx pertenece a ese nicho del que hablaba pero con la diferencia de que no destaca en nada especialmente. La película de Kephart toca muchos palos pero no sabe en cual centrar su historia. Por un lado, es un slasher en el que el vaquero va aniquilando a los humanos que se encuentra a su paso, por otro, es una denuncia social a las grandes empresas y la explotación infantil. Son dos cosas que perfectamente pueden ir de la mano pero que aquí se sienten separadas. El problema es que no se desarrolla nada de lo que la película quiere hablar.

La tienda donde se desarrolla el filme es un paraíso de la estupidez del capitalismo. Envuelta por mensajes tan positivistas y alegres como “Make a better tomorrow today”, la CCC es una de las miles de empresas capitalistas que hacen cualquier cosa con el fin de lucrarse. Vemos como no sólo nos infecta a través de mensajes positivistas y te trata como si fueras el elegido para llevar la ropa de la empresa, también es una máscara que tras las etiquetas de “comercio justo” y “ecológico” hay explotación laboral e infantil. El mensaje está claro, no hay lugar a dudas en lo que la directora quiere transmitir con Slaxx pero no hay más, no profundiza en estos problemas, sólo habla de ellos muy por encima.

Filmin estrenará en junio 'Slaxx', la película de los pantalones vaqueros  poseídos - Aullidos.com

Puedo entender que sólo se hable por encima de los temas que trata porque, ante todo, su principal baza es que es un slasher, aunque tampoco destaca ahí. Carece de elementos sorpresa y de ingenio por el cuál resolverse a sí misma y las muertes no son muy creativas. No os voy a engañar, su duración es tan corta que se hace entretenida y acaba gustando por su tono simpático y airado que ofrece. Una cinta de terror cutre que no es tan cutre, que cumple con su objetivo final pero se queda muy corta en todo lo demás. Es de esas películas que si se ve en compañía gana mucho.

Nota: 2/5