Cine Nueva Tribuna

CRÍTICA DE CINE

Sobre Lo Infinito: El arte puede ser magnífico y al mismo tiempo aburrido.

Una reflexión del director sueco Roy Andersson en torno a la vida con toda su belleza y crueldad, su esplendor y banalidad.

Sobre lo infinito : CartelDrama | 76 min. | Suecia |  2019

Título: Sobre Lo Infinito.
Título original: Om det oändliga.

Dirección: Roy Andersson.
Guión: Roy Andersson.
Intérpretes: Martin Serner, Jessica Louthander, Tatiana Delaunay, Anders Hellström.

Estreno: 24/01/2020
Productora: 4 1/2 Film / Roy Andersson Filmproduktion AB.

Distribuidora: Golem Distribución.

 

Sinopsis

Paseamos, como en un sueño, de la mano de una narradora al modo de la Sherezade de 'Las mil y una noches'. Momentos intrascendentes cobran el mismo significado que un momento histórico: una pareja flota por la ciudad de Colonia desgarrada por la guerra, un padre se agacha para atar el cordón del zapato de su hija bajo una lluvia torrencial, unas adolescentes bailan delante de un café, un ejército derrotado marcha hacia un campo de prisioneros.

Crítica de Vicente I. Sánchez:

Conocí el trabajo de Roy Andersson a raíz de que ganara en 2014 el León de oro por la película “Una paloma se posó en una rama a reflexionar sobre la existencia”. Una cinta que en su momento generó bastante polémica entre una parte de la crítica que la definió de pretenciosa, aburrida e incoherente. Lo cierto es que el estilo de Andersson es muy peculiar y controvertido, con una puesta en escena que suele dividirse en pequeñas historias inconexas que buscan dar sentido a un conjunto mayor. Su estilo es claramente poético y sus trabajos suelen estar muy vinculados a la filosofía y a la metafísica. Como queda claro con los títulos (pretenciosos) de sus películas, no es precisamente un director que busque ser humilde y preciso en lo que cuenta.

Sobre lo infinito : Foto

“ Ligeramente inspirada en el cuento de "Las mil y una noches", “Sobre lo infinito” busca ser una reflexión sobre las distintas etapas que un ser humano atraviesa en la vida. ".

Ligeramente inspirada en el cuento de "Las mil y una noches", “Sobre lo infinito” busca ser una reflexión sobre las distintas etapas que un ser humano atraviesa en la vida. La historia está contada a modo de pequeños cuentos o viñetas en los que se nos presenta a distintos personajes en situaciones muy variopintas. "Vi a un hombre que tenía la cabeza en otro sitio", "Vi a una mujer que no sentía vergüenza”, "Vi a un hombre que se le estropeo el coche", son algunas de las breves historias (sketchs) que podremos ver durante sus escasos, y algo largos, 76 minutos.

La realidad es que muchas de las historias son tan sutiles y cortas que no sería osado calificarlas como intrascendentes y aburridas. Quizás desde una perspectiva metafísica podríamos entrar a valorarlas desde un punto de vista poético o trascendental, pero eso sería realizar un ejercicio lógico que la película no busca en ningún momento.  En mi opinión “Sobre lo infinito” es un extraño cuento poético en el que se reflexiona sobre el universo, la trascendencia y el sentido de la vida. Si bien podría tratar sobre cualquier otra cosa que decida el espectador.

Sobre lo infinito : Foto Pär Fredriksson

La realidad es que es un trabajo tan bonito como en ocasiones aburrido, inconexo e incluso pedante. En sus 76 minutos apenas consigo interesarme y conmoverme por alguna de las historias que cuenta. A pesar de ello hay que reconocer que Roy Andersson construye algunos momentos de absoluta genialidad y profundidad. Pequeñas secuencias que buscan reflexionar sobre el sentido de la vida y que logran impactar en el espectador. No obstante son pocos estos momentos y la sensación general es que a la película le falta calor, coherencia, amor y sobre todo humanidad.

Porque si algo transmite “Sobre lo infinito” es frialdad y nihilismo. Esa frialdad tan conocida de los países nórdicos y que en esta cinta se convierte en el principal motor y protagonista. Andersson construye un extraño artefacto lleno de belleza y al mismo tiempo frio y olvidable.

No se puede negar un gran trabajo de composición y fotografía en cada plano. Hay momentos de la cinta que nos recuerdan al expresionismo abstracto de Edward Hopper.  Al igual que muchos de sus cuadros, “Sobre lo infinito” transmite una gran soledad y vacío. Así lo demuestra la cámara que se sitúa en todo momento alejada de la acción, como si le diera miedo estar presente.

Sobre lo infinito : Foto

El estreno de “Sobre lo infinito” dudo que ayude a lograr un consenso entre crítica y público.  Lo cierto es que la última película de Andersson se alzó con el León de Plata al Mejor Director en la última edición de la Mostra de Venecia. Lo cual no es incoherente. El arte puede ser magnífico y al mismo tiempo aburrido.