CRÍTICA DE CINE

¿Tenía que ser él?: El lado B de la familia de mi novia

La película está dirigida por John Hamburg y producida por Ben Stiller, escritor -el primero- y actor -el segundo- de la comedia Meet the Parents (2000) que aquí se tradujó del inglés con el título Los padres de ella.

tenia cartel

Comedia | 111 min. | EEUU 2016

Título: ¿Tenía que ser él?.
Título original: Why him?.
Director: John Hamburg.
Guión: John Hamburg, Ian Helfer 
Actores: James Franco, Bryan Cranston .

Estreno en España: 13/01/2017 
Productora: 20th Century Fox / 21 Laps Entertainment / Red Hour Films.

Distribuidora: Fox.

 

Sinopsis

Durante sus vacaciones, Ned (Bryan Cranston), un padre sobreprotector y su familia visitan a su hija en la Universidad, donde conocerán a su mayor pesadilla: su novio, Laird (James Franco), un multimillonario de Silicon Valley bien intencionado pero socialmente bastante complicado. El conservador Ned, piensa que Laird es la pareja menos apropiada para su hija. La rivalidad unilateral y el nivel de pánico de Ned se disparan cuando descubre además que Laird está a punto de hacerle a su hija “la pregunta”. 

Crítica

La película está dirigida por John Hamburg y producida por Ben Stiller, escritor -el primero- y actor -el segundo- de la comedia Meet the Parents (2000) que aquí se tradujó del inglés con el título Los padres de ella. La referencia al film no es gratuita, pues se presenta como una inversión de aquel argumento. Refiero brevemente su estructura: Greg, en plan de formalizar y proponer matrimonio a su novia, viaja para conocer a la familia de la muchacha, con cuyo padre sobreprotector y chapado a la antigua (un excelente Robert De Niro) entablará un vínculo muy conflictivo, intentando sabotear la relación.

tenia

La película se presenta como una inversión del argumento de Los padres de ella.

Sobre esta premisa básica se arma el relato que aquí nos ocupa, pero con una serie de inversiones:

1) En Meet the Parents son los novios los que viajan y se introducen en la casa de los padres, debiendo convivir con las reglas de éstos; en Why Him?, en cambio, son los padres los que viajan y asisten como invitados a la casa del novio, teniendo que adaptarse a las reglas y costumbres exóticas del novio de la hija.

2) En Meet the Parents la familia de la novia tiene una solvencia económica con la que sólo podría soñar el humilde enfermero que la hija presenta por novio. En Why Him? es el novio quien ha sido beneficiado con tales dones materiales.

¿Tenía que ser él? : Foto Bryan Cranston, Griffin Gluck, James Franco, Megan Mullally, Zoey Deutch

3) En Meet the Parents es Greg quien, por pedido expreso de su novia es conminado a tratar de agradar y seducir al padre de la muchacha; en Why Him?, es el padre, conminado por la hija y la esposa quien se ve obligado por las circunstancias a hacer un esfuerzo de conciliación.

En ambos relatos la dirección narrativa sigue idéntico curso: el novio ha planeado sorprender a la muchacha con una propuesta de matrimonio, estrategia que es descubierta por el padre, quien intentará sabotear la relación, lo cual no llega a ocurrir del todo, siendo el padre quien queda realmente expuesto ante la familia como un competidor ilegítimo del novio, teniendo que disculparse y ayudar a restablecer la armonía amorosa y familiar.

¿Tenía que ser él? : Foto Bryan Cranston, Griffin Gluck, Megan Mullally, Zoey Deutch

Sin embargo, y a pesar de estas semejanzas estructurales entre Why Him? y Meet the Parents, el relato contemporáneo no funciona como el primero, y el motivo es simple: el personaje que aquí debiera encarnar el lugar de la inadecuación (el padre) no ha sido diseñado suficientemente acorde a ese perfil, queriéndose hacer más énfasis en el novio de la muchacha (James Franco), al cual se lo muestra impúdico, desubicado, etc. , frente a los valores conservadores del padre de la novia. Pero el novio no es quien debiera desplegar la comicidad, o no exclusivamente. Pero el film ha decidido que éste es el sujeto cómico, y sin embargo no hay una estructura narrativa suficientemente sólida para justificar dicha decisión, y los gags singulares que se presentan no siquiera suficientemente en número e ingenio como para compensar la mezcolanza estructural que se ha planteado.

¿Tenía que ser él? : Foto Bryan Cranston, James Franco

Si se ha decidido que debe ser el padre quien enfrente el conflicto de la inadecuación, pues el personaje que encarna un correcto Bryan Cranston hace poca justicia a tal encomienda. Si en cambio la idea era centrar el relato en torno al carácter inadecuado del novio, dicha pretensión se hunde permanentemente pues no hay condiciones narrativas objetivas que sostengan esa decisión: Laird es un hombre exitoso y reconocido en su negocio, honesto, amable y hasta conservador. Prácticamente es un sinónimo del padre de su novia, y allí radica el principal error narrativo.

¿Tenía que ser él? : Foto James Franco, Zoey Deutch

La narración, tal como está planteada, hubiese requerido un vínculo antagónico de personajes contrarios que se despliegue, no sólo en las formas, sino también en el contenido (estrategia propia del buddy film). Sin embargo las diferencias con que pretende disfrazarse al novio, son secundarias y superficiales, y bajo esa epidermis, se esconde un novio conservador, con tendencia a la infantilización de la muchacha, etc.

El reparto de la película era prometedor, pero el diseño y el reparto de los gags ha sido muy mal planificado, y se han desperdiciado excelentes actores, como Megan Mullally y el propio James Franco.

http://cinefreaks.net/