>

CRÍTICA DE CINE

Testigo: Asfixiante thriller político actual

El guionista Thomas Kruithof, realizador francés que debuta en el largometraje, recupera en “Testigo” (La mécanique de l’ombre) una figura cinematográfica que nos resulta muy familiar: la del hombre solitario y corriente que pasa de testimonio imparcial a parte clave de una conspiración.

Testigo : Cartel

Thriller | 88 min. | Francia-Bélgica 2016

Título: Testigo
Título original: La mécanique de l’ombre.
Director: Thomas Kruithof.
Guión: Yann Gozlan, Thomas Kruithof.
Intérpretes: François Cluzet, Alba Rohrwacher, Simon Abkarian, Sami Bouajila.

Estreno en España: 09/06/2017 
Productora: Casting7 / Scope Pictures / Silenis Media

Distribuidora: Surtsey Films

 

Sinopsis

Un enigmático hombre de negocios en nombre de una misteriosa organización se pone en contacto con Duval (François Cluzet) para ofrecerle un trabajo sencillo y bien remunerado: transcribir escuchas telefónicas interceptadas. Duval, económicamente desesperado, acepta sin preguntar sobre la finalidad de la empresa que lo contrata. De pronto, envuelto en un complot político, debe afrontar la brutal mecánica del mundo oculto de los servicios secretos.

Crítica

Dos años después de padecer un agotamiento profesional y ser despedido de la empresa de seguros donde trabajaba como contable, Daniel Duval continúa en el paro. De pronto le busca un enigmático y supuesto empresario para un trabajo bien remunerado y aparentemente muy sencillo: transcribir llamadas telefónicas. En vísperas electorales,  y precipitado en el centro de un complot político, Duval tiene que enfrentar la brutal mecánica del mundo subterráneo de los servicios secretos.

Testigo : Foto François Cluzet

Francois Cluzet (“Intocable”, Médecin de champagne”), uno de los mejores actores europeos del momento –“No hago este oficio para jugar, lo hago para vivir”- ,  borda un papel lleno de sutilezas que denotan estados de ánimo y que podrían corresponder a cualquiera de nosotros. “Descubrir como este hombre tan fácilmente manipulable se apropia de su destino procura felicidad y esperanza a todos cuantos se sienten más o menos prisioneros de un sistema liberticida” (avoir-alire-com).

Testigo : Foto François Cluzet

Como fondo, la amenaza de los controles de todo tipo sobre las sociedades democráticas, dirigidas por élites a quienes preocupan más sus propios intereses que los pueblos a quienes tendrían que servir.

Con un guión inteligente y cuidado, que conjuga las amenazas secretas con el ambiente opresivo en que el protagonista debe llevar a cabo su trabajo, Kruithof ha hecho un thriller de espionaje y un retrato de las entretelas del poder político que es también una pesadilla, a imagen de un Kafka del siglo XXI.

Junto a Cluzet en el papel de Duval, otros tres actores con protagonismo en la historia: Denis Posalydès(“Pasteur”, “El amor es un crimen perfecto”), en el personaje del tipo que le contrata, el elegante señor Clément, un obseso del control; Simon Abkarian (“El ejército del crimen”, “Una historia de locos”) en el espía por antonomasia, directo, franco y casi simpático, y Sami Bouajila (“Good Luck Algeria”, “Braquers”), supervisor de la seguridad interior, el tipo cuya frialdad esconde algunas debilidades. Cuatro personajes que, reunidos en esta ficción, nos dan una imagen bastante nítida de por dónde va el mundo que conocemos y qué ocurre en el poder entre bastidores.

LEER MÁS AQUÍ