Cine Nueva Tribuna

CRÍTICA DE CINE

The Gentleman. Los Señores De La Mafia: Unos tipos con muy buena planta

Este thriller de acción y comedia lo escribe y dirige el realizador Guy Ritchie, responsable de filmes como Aladdín (2019), Rey Arturo: La leyenda de Excalibur (2017) o Sherlock Holmes: Juego de sombras (2011).

The Gentlemen: Los señores de la mafia : CartelThriller | 113 min. | USA |  2020

Título: The Gentleman. Los Señores De La Mafia.
Título original: The Gentlemen.

Dirección: Guy Ritchie.
Guión: Ivan Atkinson, Marn Davies, Guy Ritchie.
Intérpretes: Matthew McConaughey, Charlie Hunnam, Henry Golding, Michelle Dockery.

Estreno: 28/02/2020
Productora: Miramax / STX Entertainment.

Distribuidora: Vertice Cine.

 

Sinopsis

Mickey Pearson (Matthew McConaughey), hombre de negocios y expatriado estadounidense, ha triunfado en Londres, gracias al tráfico de drogas. Ahora quiere vender su rentable imperio de marihuana valorado en miles de millones, pero no se lo pondrán nada fácil. Esto desencadenará toda clase de conspiraciones, intrigas, sobornos y chantajes, en las que se verán implicadas organizaciones rusas o la mafia china. Todo con tal de intentar robarle su valiosa propiedad. 

Crítica de Daniel Bernal:

Sin más dilación, hay que empezar diciéndoles, queridos lectores, que el mejor Ritchie ha vuelto. Mentar que la carrera de este cineasta se caracteriza por su irregularidad, pues bien te puede realizar un jamón 5 jotas como Snatch. Cerdos y diamantes, o bien te puede venir con una pata de jamón caducada que no hay quien se la coma. El director de RocknRollas lleva muchos años desaparecido, y no me refiero porque no haya estrenado en los últimos años varios títulos, sino porque su calidad se estaba desvaneciendo entre las catacumbas de productos y encargos innecesarios (un ejemplo de ello lo tenemos, mismamente, con Aladdin

el año pasado). Parece ser que con The Gentlemen vuelve a encontrarse a sí mismo, y esperemos que para quedarse.

The Gentlemen: Los señores de la mafia : Foto Charlie Hunnam, Matthew McConaughey, Tom Wu

“ Con una simple tirada de caña de cerveza, ya Ritchie se pronuncia, diciendo a todo el público: “Eh, aquí estoy”.

Como si de una partida de póker se tratase, el bueno de Guy va con todo y sin farol alguno desde el primer minuto, mostrándote sus cartas y sus peripecias técnicas nada más empezar.

Con una simple tirada de caña de cerveza, ya Ritchie se pronuncia, diciendo a todo el público: “Eh, aquí estoy”. Y es que lo mejor que le puede suceder a un director es que se le reconozca con apenas ver un frame de metraje. Al igual que Wes Anderson o Tarantino, el cineasta que nos trajo al detective Holmes a la gran pantalla, tiene su sello y estilo propio referencial. Y, si por casualidad, algún espectador asiste a las salas de cine a ver esta película sin saber quién la ha dirigido, sus dudas se disiparán en cuanto se siente en la butaca.

El montaje (como de costumbre en la filmografía de Ritchie) es de una magnitud al alcance de muy pocos. Maneja el ritmo a su antojo, frenando cuando se precisa y acelerando cuando se requiere. Y al igual que juega y alterna el ritmo como desea, también mixtura la violencia y lo irrisorio en los momentos oportunos. 

The Gentlemen: Los señores de la mafia : Foto Colin Farrell

No sólo el montaje es lo destacable de esta enredada y minuciosa obra, sino el fenomenal elenco actoral que nos ponen encima de la mesa. Teniendo a Matthew McConaughey, Charlie Hunnam, Colin Farrell, Hugh Grant y un largo plantel de figurones con muy buena planta (y no me refiero con la que trafican) que dan la talla.… ¿Puede salir algo mal? Obviamente, no. Bueno, sí, pero a lo que la trama se refiere, la cual te envuelve en una serie de infortunios y disparates que conducirán a los protagonistas a la perversión y a la atrocidad. Un servidor querría destacar a Hugh Grant en este largometraje, pues no recuerdo un mejor papel del actor británico (dígase de  paso que nos tiene acostumbrados a actuaciones triviales y monótonas). Será la gran sorpresa para muchos.

Esta película no da cabida a la desconexión, pues si pestañeas o te despistas un segundo, te encontrarás más perdido que Arguiñano en un Burger. Estamos ante un enorme enredo, un gran laberinto en el que constantemente suceden cosas relevantes, y dicho dédalo puede conducir al respetable a la confusión. Pero en este caso, por lo menos para este crítico, que resulte una maraña es todo un acierto, porque te obliga a seguir atentamente  los giros de los acontecimientos, consiguiendo con esto entretenerte las casi dos horas que te encontrarás en frente de la pantalla. Eso sí, puede que Ritchie se guste en demasía y con tanta envoltura y embrollo pueda resultar algo pretencioso.

The Gentlemen: Los señores de la mafia : Foto Michelle Dockery

En definitiva, para el que escribe estas líneas, The Gentlemen: Los señores de la mafia supone el regreso a la cima de la que no debió bajarse el cineasta nacido en Hatfield, siendo su cinta placentera en su perversión. Aviso a navegantes: no da tiempo al respiro; a la mínima que desconectéis, estaréis en fuera de juego. Pero si estáis atentos, os encontraréis con un enredamiento ciertamente deleitable. Los fans acérrimos de Guy Ritchie lo gozarán.