Cine Nueva Tribuna

CRÍTICA DE CINE

Tolkien: La dificultad de ser lo que uno desea ser

Biopic que dirige Dome Karukoski (Tom of Finland, El gruñón) y que protagoniza Nicholas Hoult (X-Men: Fénix Oscura, La favorita) como J.R.R. Tolkien. Completan el reparto Lily Collins (Extremadamente cruel, malvado y perverso), Anthony Boyle (Z, la ciudad perdida), Tom Glynn-Carney (Dunkerque), Colm Meaney (El viaje) y Derek Jacobi (Tomb Raider).

Tolkien : Cartel

Drama | 112 min. | UK | 2019

Título: Tolkien.
Título original: Tolkien.
Director: Dome Karukoski.
Guión: David Gleeson, Stephen Beresford.
Actores: Nicholas Hoult, Lily Collins, Anthony Boyle, Jack Riley.

Estreno: 14/06/2019 
Productora: Fox Searchlight / Chernin Entertainment.

Distribuidora: Fox Spain.

 

Sinopsis

Los años de formación en la vida de J.R.R. Tolkien (Nicholas Hoult), el renombrado autor de las sagas El señor de los anillos y El hobbit. Mientras encuentra la amistad y la inspiración entre un grupo de escritores y artistas de la escuela, su hermandad se fortalece conforme crecen y resisten el amor y la pérdida juntos. Además, en la vida del autor aparecerá su amada Edith Bratt (Lily Collins) y también el estallido de la Primera Guerra Mundial, que amenazará con destrozar su hermandad. Todas estas experiencias inspirarán a Tolkien a escribir sus famosas novelas de la Tierra Media.

Crítica 

John Reuel Tolkien, conocido como J.R.Tolkien, es de los autores del género fantástico más premiado en el mundo de la literatura. Dome Karukoski llevó al cine su biografía (no avalada por su familia) y su debut en el cine de habla inglesa. La cinta cuenta la vida del escritor, poeta, académico y veterano de la Primera Guerra Mundial. La mayor parte de la información está dada en los años de formación de la saga “El Señor de los Anillos”, planteando una relación entre el tiempo y la secuela que dejó la guerra.

.Tolkien : Foto Anthony Boyle, Nicholas Hoult, Patrick Gibson, Tom Glynn-Carney

Lamentablemente, el film se aplana desde el momento de su ejecución narrativa, tiende al aburrimiento y a lo predecible.

Quien encarna el personaje principal es Nicholas Hoult y su interés amoroso es la mismísima Lily Collins.

El filme toca muchos temas diferentes en la vida temprana de Tolkien, incluidas sus amistades, el amor por los idiomas, la religión y el romance con Edith Bratt; y sugiere muchas de las inspiraciones para sus libros, con Edith como “una princesa élfica”, cuentos de dragones de su madre cuando era niño, La Gran Guerra, sus días escolares, etc., así como la influencia externa que tuvo para estudiar inglés antiguo y lenguas góticas.

Lamentablemente, el film se aplana desde el momento de su ejecución narrativa, tiende al aburrimiento y a lo predecible.

Tolkien : Foto Lily Collins

El filme significa el debut en inglés del director finés, siendo una delicia para el conocedor de la obra de Tolkien, pues hay numerosas pistas que remiten a sus libros, desde los 4 hobbits, Gandalf y Bilbo, hasta algunas escenas que recuerdan Hobbiton, Mordor, y demás lugares épicos de La Tierra Media. No obstante, el filme es plano, tiene una narración fragmentada, no lineal con muchos “flashbacks” donde el tiempo real es el periodo de batalla; y casi decir que es aburrido en los “flashbacks”, no hay emoción en el presente, y los actores no ayudan en levantar un filme que debió ser sensacional, pues la sombra de los filmes de Peter Jackson son tan impresionantes, que un filme sobre el autor de las novelas, no llega ni siquiera a considerarse una película obligatoria como introducción para las 2 trilogías cinematográficas. No es casual que la familia Tolkien y su Fundación, no aprobaran, ni autorizaran ni participaran en la realización de esta película; tampoco lo avalaron, ni su contenido de ninguna manera. 

Nicholas Hoult in Tolkien (2019)

Si bien hay algunas escenas logradas, como lo pudieron ser algunas tomas del paisaje, otras como la escena del Teatro cuando se está representando en escena inicial del “El Círculo del Anillo” de Wagner, o todo el final, que pueden ser unos 30 minutos, con la guerra y la perspectiva de Tolkien de los monstruos y la fantasía, donde maravilla cómo retrataron la idea del Nazgul, Sauron y el Balrog, formándose en su mente durante las escenas de guerra; es absolutamente increíble, pero todo lo demás cae en el género romántico, sino veamos el tierno retrato de los personajes masculinos, incluido el propio Tolkien, y más concretamente al grupo de amigos en su juventud, jóvenes que se amaban, se cuidaban, lloraban y reían juntos.

Mimi Keene in Tolkien (2019)

De lo técnico, las escenas de “acción” están muy bien diseñadas, hay mucha atención a los detalles y la cinematografía es absolutamente de alta calidad, muy atmosférica; sobre todo esas imágenes “fantásticas” hechas del humo y del fuego de la batalla, son sorprendentes, aunque nada del otro mundo; y la puesta en escena es cuidadosa de la época, así como el vestuario y la iluminación. Del reparto, Nicholas Hoult es totalmente inexpresivo, que no es creíble como Tolkien; Hoult como actor, ya había dado todo lo que pudo en “Rebel In The Rye” (2017), y aquí parece que está repitiendo al personaje de Salinger; mientras que Anthony Boyle, Patrick Gibson y Tom Glynn-Carney cuando aparecen en pantalla, con sus ya fuertes actuaciones, se elevan aún más debido a lo plano que es Hoult; y Lily Collins como Edith Bratt, amor de toda la vida, y más tarde esposa de Tolkien; no se nota ser una inspiración, ese sentirse la musa que luego inspiraría personajes famosos, y queda más como la chica del protagonista… 

Cine Freaks. Paula Fossatti.