Cine Nueva Tribuna

CRÍTICA DE CINE

Tres Veranos: Dos naúfragos en una isla

Tres veranos

Próximos estrenos España 6 de agosto

Tres veranos

Título original

Três Verões
Año
Duración
94 min.
País
Brasil Brasil
Dirección

Guion

Iana Cossoy Paro, Sandra Kogut

Música

Berna Ceppas

Fotografía

Ivo Lopes Araújo

Reparto

Productora
Coproducción Brasil-Francia; 

Gloria Films, República Pureza Filmes

Género
Drama
Sinopsis
Cada diciembre, entre Navidad y Año Nuevo, Edgar y Marta organizan una celebración familiar en su lujosa casa de verano junto a la playa. En 2015 todo parece estar bien, a pesar de algunas tensas llamadas telefónicas y un invitado que lleva un grillete electrónico. En 2016 la fiesta anual se cancela abruptamente. ¿Qué pasa con la gente invisible que vive en la órbita de los ricos cuando estas vidas se derrumban? A través de la mirada de un empleado y un anciano padre olvidado, vemos un retrato del Brasil contemporáneo justo antes de la tragedia de 2018. Los signos estaban todos allí, pero no sabíamos cómo leerlos.
 
CRÍTICA

El próximo 6 de agosto se estrena en España, la película Tres veranos de la realizadora brasileña, Sandra Kogut, en la que quiso dar relevancia a los empleados domésticos que trabajan para familias adineradas.

La idea nació, a partir de la corrupción que se teje en la clase alta y cómo sus empleados vislumbran a estas personas como seres afortunados, gracias a esa vida llena de lujos y comodidades, haciendo énfasis en la falsedad de las redes sociales.

Con un ritmo lento, Kogut nos presenta a su personaje principal, Madá, interpretada por la carismática Regina Casé.

Crítica de 'Tres veranos'

Madá es el ama de llaves de una familia muy rica que vive en un lujoso condominio en la playa, y como su título lo indica, la historia se desarrolla en tres veranos en diciembre y tres celebraciones navideñas.

Se inicia en 2015 con una pomposa celebración donde abundan la comida, las bebidas y la supuesta felicidad que se vive de las apariencias, sin embargo se nota cierta tensión cuando Edgar (Otávio Müller) el padre de la familia, empieza recibir misteriosas e inquietantes llamadas en su celular.

Al año siguiente, la celebración navideña es cancelada, y los empleados domésticos quedan a la deriva, pues Edgar ha sido capturado por lavado de dinero y Madá queda a cargo de la casa, junto con Lira (Rogerio Froes) el padre de Edgar. Lira es un hombre opuesto a su hijo, ya que es la representación de la honestidad, un profesor retirado, aficionado a la lectura y a la música, que se siente frustrado porque su hijo decidió tomar un camino fácil, y nunca logró hacerlo enamorar de la literatura y el arte, sino que prefirió destinar su vida a la frivolidad y las apariencias.

Tres veranos', de Sandra Kogut, 'Parásitos' a la brasileña

Madá y Lira logran conseguir algo de dinero para pagar a los empleados, convirtiendo la casa en un hotel, y son los dos personajes que le dan un toque dinámico y enternecedor a la película, que tiene cierto aire documental combinado con drama.

El último verano representa un cambio positivo para Madá y da algo de esperanza a su vida, pues su vivaz personalidad no se detiene y a pesar de las vicisitudes que se interponen en su camino, ella mantiene un optimismo envidiable.

Hay momentos en que la cinta decae, pero recobra fuerza, gracias a la dupla formada por Casé y Froes, quienes terminan convirtiéndose en un par de náufragos en medio de una isla, como lo afirmó Kogut en una entrevista.

Tres veranos (2019)

Tres veranos, puede ser apreciada como un homenaje a esos seres aparentemente invisibles en la clase alta pero que se convierten en más valiosos que los lujos y el dinero, y que no hay que rendirse a pesar de los inconvenientes que se pueden presentar a causa de las malas decisiones de otros, porque el ingenio y la valentía resultan el mejor antídoto para enfrentarse con decisión a la vida; una película que deja una bonita sensación sobre todo por Casé y Froes quienes se destacan de una manera soberbia, gracias a sus naturales interpretaciones.