Cine Nueva Tribuna

CRÍTICA DE SERIE DE STARZPLAY

Un Mundo Feliz: La soma que necesitamos

Un mundo feliz (Brave New World) (Serie de TV)

Un mundo feliz (Brave New World) (Serie de TV)

Título original

Brave New World (TV Series)
Año
País
Estados Unidos Estados Unidos
Dirección

 (Creador), 

Guion

David Wiener, Grant Morrison, Brian Taylor, Aldous Huxley (Libro: Aldous Huxley)

Música

Jordan Gagne, Jeff Russo

Fotografía

Andrew Commis, Carl Sundberg, Gustav Danielsson

Reparto

Productora

Amblin Television, NBCUniversal Content Studios. Distribuida por Peacock [USA], Starz

Género
Serie de TVCiencia ficción | Distopía
Grupos
Adaptaciones de Aldous Huxley
Sinopsis
Adaptación televisiva del libro de Aldous Huxley ambientado en un futuro distópico. "Brave New World" imagina una sociedad utópica que, ha conseguido la paz y la estabilidad a través de la prohibición de la monogamia, la privacidad, el dinero, la familia y su propia historia. Como ciudadanos de Nuevo Londres, Bernard Max (Harry Lloyd) y Lenina Crowne (Jessica Brown-Findlay) solo han conocido su rígido orden social. La curiosidad por explorar la vida más allá de las estructuras de su sociedad, hace que los dos nuevos londinenses se embarquen en unas vacaciones a las tierras salvajes, donde se verán enredados en una desgarradora y violenta rebelión. Bernard y Lenina serán rescatados por John el Salvaje (Alden Ehrenreich) quien escapará junto a ellos de vuelta a Nuevo Londres. La llegada de John al Nuevo Mundo amenazará con perturbar su armonía utópica. 
 
CRÍTICA DE DANIEL BERNAL

Queridos lectores, casi tres meses después de su estreno en Estados Unidos, llega a nuestro país de la mano de Starzplay la adaptación televisiva de la novela de Aldous Huxley Un mundo feliz (Brave New World). Un servidor no puede comparar la serie con el libro, ya que no ha tenido el placer de leerlo, pero sí que puede contar una cercana y breve impresión de lo que nos han dejado los cuatro primeros capítulos que ha podido ver hasta la fecha de la nueva producción de Amblin television y NBCUniversal.

Ficción y realidad van acordes en esta distopía futurista tan alejada de lo mundano como próxima a él. Al comenzar la temporada, todo parece tranquilo en un mundo que a priori no conoce el dolor, cuyas personas afrontan sus problemáticas tomándose la efectiva y estimulante pastilla conocida como soma. No obstante, la placentera vida de los protagonistas Bernard Max y Lenina Crowne se verá alterada tras visitar las tierras salvajes, lugar donde reinará el caos y la venganza. Violencia que se activará en un momento de teatralidad que resultará hilarante debido a la situación tan estrafalaria que nos presentan. Finalmente, lograrán volver a New London gracias a la ayuda de John (un hombre que trabajaba y vivía en tierras salvajes) y su madre. El personaje de John parece ser que resultará la incógnita y la acertada pieza para revolver la vida tan apacible que respiraba el “mundo feliz”. 

Con un óptimo diseño de producción, la nueva adaptación americana por momentos se asemeja a un profundo drama humanista, mientras que por otros, nos recuerda a una artificiosa y enloquecida sátira sobre los placeres de la vida. Todo ello atado con una envoltura sensual, atrevida y excitante; contando con un plantel ignoto y carismático. Tras finalizar los cuatro primeros episodios de Un mundo feliz, a este crítico le han entrado fervientes ganas de continuar la serie para ver si los acontecimientos se desenvuelven tan perspicazmente como hasta ahora, al igual que también quiere descubrir el rol que jugará el misterioso personaje de John. Quién sabe si Brave New World puede llegar a servir como receta para paliar nuestros males y ser la soma que necesitamos los televidentes.