Cine Nueva Tribuna

CRÍTICA DE CINE

Un Nuevo Mundo

Un_nuevo_mundo-693884071-large
Un_nuevo_mundo-693884071-large

Un nuevo mundo

Cartelera España 13 de mayo

Un nuevo mundo

Título original

Un autre mondeaka 
Año
Duración
96 min.
País
Francia Francia
Dirección

Guion

Stéphane Brizé, Olivier Gorce

Música

Camille Rocailleux

Fotografía

Eric Dumont

Reparto

, ver 12 más

Productora

Nord-Ouest Films, France 3 Cinéma, Canal+, Ciné+, SofiTVciné 7, Cinéventure

Género
Drama | Trabajo/empleo
Sinopsis
Con su vida personal eclipsada por las exigencias de su trabajo, un hombre llega a un punto de ruptura cuando su esposa abandona su matrimonio.
 
CRÍTICA

Es raro ver películas políticas como esta. La historia es muy simple. El director de una fábrica filial de una gran multinacional norteamericana en una ciudad de provincia francesa, debe enfrentarse a la terrible decisión de un recorte de personal que le obligará a despedir a 50 trabajadores. El hombre sabe que la empresa le va a exigir esos despidos, pero intenta por todos los medios que no se lleguen a producir. No es que sea un “buen patrón”, simplemente sabe que los recortes repercutirán en la calidad de la producción, pero sobre todo, repercutirán en la calidad humana de su vida.

Crítica: Un nuevo mundo - Cineuropa

En realidad lo que plantea este film francés es la diferente manera de entender el capitalismo: por un lado los americanos que solo buscan el máximo beneficio; por otro lado los europeos que aunque también quieren el máximo beneficio, no pueden quitarse de encima el peso de una concepción más humanista que mercantilista de las relaciones laborales. Vincent Lindon le da a este personaje la ambigüedad necesaria para que no acabe de caerte bien pero quieras que consiga alcanzar un equilibrio. Quizás un tanto convencional en su puesta en escena y rozando en algunos momentos el buenismo (por suerte sin caer en él), Un mundo nuevo es un film profundamente contemporáneo, de una actualidad aplastante.

Un Autre Monde", un film de Stéphane Brizé avec Vincent Lindon et Sandrine  Kiberlain

Viéndolo no pude menos que sentir que estaban hablando de algo muy cercano a mí. Las razones dadas para el despido de 21 trabajadores en el reciente conflicto de BTV, la televisión pública de Barcelona, se parecen como dos gotas de agua sucia a las que se esgrimen en el film. Pero aquí no había un Philippe que defendiera a los trabajadores y si había muchos burócratas y accionistas dispuestos a plegarse a las órdenes del amo/ayuntamiento. Reconozco que sentirme parte del conflicto puede haber influido en mi apreciación del film.