Cine Nueva Tribuna

CRÍTICA DE CINE DE FILMIN

Una Clase De Cielo

Una clase de cielo

Filmin (últ. incorporaciones) 3/06/2021

Una clase de cielo

Título original

Some Kind of Heaven aka 
Año
Duración
83 min.
País
Estados Unidos Estados Unidos
Dirección

Música

Ari Balouzian

Fotografía

David Bolen

Reparto
Documental
Productora

30West, Los Angeles Media Fund (LAMF), Protozoa Pictures, The New York Times. Distribuidora: Magnolia Pictures

Género
Documental | Vejez/Madurez
Sinopsis
Detrás de las puertas de una tierra paradisíaca rodeada de palmeras, cuatro residentes de la comunidad de jubilados más grande de Estados Unidos, The Villages, situada -dónde si no- en Florida, se esfuerzan por encontrar consuelo y significado a sus vidas.
 
CRÍTICA

Estoy segura que ni Joe Biden, ni Robert McNamara, ni Michael Douglas, ni Kathleen Turner acabarían nunca en un lugar como The Villages, ese cielo en la tierra que más parece un infierno de colores.

El documental de Lance Oppenheim se adentra en esa Disneyandia de viejos en Florida, una ciudad ficticia como la del Show de Truman donde viven 130,000 jubilados al margen del mundo y de la sociedad. TheVillages es un gueto de lujo, una cárcel dorada a la que entras voluntariamente y de la que no quieres salir. Un horror. Es un refugio para gente de más de 70 años, con dinero, blancos y republicanos muy conservadores. Los votantes de Reagan en los ochenta, los fans de Trump ahora mismo, han encontrado en este falso cielo un lugar donde intentar detener el tiempo. Sus habitantes son lo que el director llama “joveviejos”. “The Villages, en Florida, es el cielo de los viejos: una ciudad diseñada especialmente para jubilados, donde cada mañana es igual, donde se suceden las clases daquaerobic, golf, bailes de salón, bailes orientales, y cualquier tipo de actividad que uno pueda imaginar.

Estrenos online: crítica de "Some Kind of Heaven", de Lance Oppenheim -  Micropsia

Y todas las noches, viudas pudientes recorren los bares buscando a su alma gemela”, decía un excelente crítica de la serie.  En este micro universo de seres que han decidido voluntariamente apartarse del mundo, Oppenheim sigue en particular a cuatro personas. Anne y Reggie, un matrimonio que llevan juntos más de 50 años, Bárbara, una viuda reciente que no acaba de encontrar su lugar en el Village y Dennis un vividor de 80 años, sin casa propia, un intruso en el paraíso, en busca de viudas ricas que le dejen vivir en sus casas durante un tiempo. Los cuatro son la prueba de que ese cielo no es tan azul ni tan bucólico como se pretende. Aunque no hace falta que ellos lo pongan de manifiesto.

Sundance Review: Some Kind of Heaven Examines Whether Retirement Can Be  Paradise

Ver las caras de estos zombies y asistir a sus fiestas y sus reuniones, es más que suficiente para darse cuenta de que los Villages del mundo no son la solución al problema de envejecer.