CRÍTICA DE CINE

UNA VERDAD MUY INCÓMODA: AHORA O NUNCA: ¡Aún estamos a tiempo!

Hace diez años el documental Una verdad incómoda (2016) abrió los ojos al gran público sobre el cambio climático. Utilizando la influencia del cine como medio de comunicación, su merecido Oscar lo popularizó aún más, consiguiendo que todo el mundo hablara del cambio climático. Pero, ¿ha valido la pena? ¿Qué ha cambiado?. 

Una verdad muy incómoda: Ahora o nunca : Cartel

Documental | 98 min. | USA 2017

Título: Una verdad muy incómoda: AHORA O NUNCA.
Título original: An Inconvenient Sequel: Truth to Power.
Director: Bonni Cohen, Jon Shenk. 
Guión:
Actores: Al Gore.

Estreno en España: 06/10/2017 
Productora: Actual Films, Participant Media.

Distribuidora: Paramount Pictures Spain.

Sinopsis

Al Gore, ex vicepresidente de los Estados Unidos, sigue incansable en su lucha contra el cambio climático, viajando por todo el mundo para ejercer su influencia en la política climática mundial. Entre bastidores, las cámaras le acompañan y muestran su esfuerzo. Lucha por hacer realidad su idea de que, aunque nunca ha habido tanto en juego, los peligros del cambio climático pueden revertirse con el ingenio y la pasión que posee el ser humano.

Crítica

Hace diez años el documental Una verdad incómoda (2016) abrió los ojos al gran público sobre el cambio climático. Utilizando la influencia del cine como medio de comunicación, su merecido Oscar lo popularizó aún más, consiguiendo que todo el mundo hablara del cambio climático. Pero, ¿ha valido la pena? ¿Qué ha cambiado?. 

Una verdad muy incómoda: Ahora o nunca : Foto Al Gore

Al Gore no se rinde y vuelve con una secuela “incomoda” con la que es imposible no reflexionar. 

Al Gore no se rinde y vuelve con una secuela “incomoda” con la que es imposible no reflexionar. Filmada entre 2015 y 2016, muestra una obra mucho más reflexiva. Su antecesora, el sobrio pero contundente documental, destacaba por la concienciación de las consecuencias del efecto invernadero y la introducción de diferentes energías renovables para evitarlas o paliarlas. De este documental, la escena más criticada fue la única con carácter sentimental del largometraje, donde se explicaban las probables futuras inundaciones con imágenes del mapa de Nueva York, incluyendo a la emblemática Zona Cero como afectada. 

Una verdad muy incómoda: Ahora o nunca : Foto Al Gore

La tormenta del huracán Sandy afectó a Miami Beach y al Word Trade Center, y la teoría en el mapa se convirtió en una simbólica fotografía de actualidad. Las sospechas se están convirtiendo en realidad. Más poderosamente visual es este documental que su antecesor, ya que lo que se ve no son suposiciones, sino hechos reales. Lo que se ha rodado en el desolado Ártico no tiene ninguna semejanza con lo previsible, ya no es ese lugar que aparece en los libros educativos, el Ártico se deshace a un alarmante ritmo. Estas imágenes son combinadas al principio del largometraje con las voces de periodistas comentando que las previsiones del expresidente son, literalmente, exageradas e histéricas. 

Una verdad muy incómoda: Ahora o nunca : Foto Al GoreAunque destaca por su prioridad en la rigurosidad, es una elegante y triste vendetta a todos los conocidos en Estados Unidos como deniers, quienes niegan con fervor, no solo la existencia del cambio climático, sino también y sobre todo, la influencia humana como efecto sobre éste. Entre fake news, el calentamiento global es un hecho, y como un profesor haría con los repetidores de curso, Gore nos explica otra vez sus efectos, usando sus famosos PowerPoint, esta vez, desgraciadamente, con las últimas catástrofes naturales. Como buen maestro también, vuelve a los orígenes y recupera la pasión por la imagen del Planeta Azul, esa fotografía hecha por la NASA (desde el Apolo 17) con la que (literalmente) todo el mundo se debería sentir identificado.  

Una verdad muy incómoda: Ahora o nunca : Foto Al Gore

El documental consigue tener el equilibrio perfecto entre la información como herramienta didáctica y la perspectiva más personal de la lucha por la causa. Al ex vicepresidente le precede su fama de responsable hasta el extremo de ser demasiado serio (incluso una broma popular en EEUU lo tilda de soso), pero aquí el espectador se sorprenderá al ver una perspectiva mucho más introspectiva, con el Sr. Gore apasionado en sus discursos y dispuesto a seguir luchando. Crítico con la situación política, con la legislación del Estado de Florida, conocido como el Estado del Sol, donde se prohíbe la energía solar para usos privados… curiosamente como pasa en nuestro soleado país. 

Una verdad muy incómoda: Ahora o nunca : Foto Al Gore

Las negociaciones con los grupos de poder forman parte de las mejores escenas del documental, ya que en contadas ocasiones el espectador ha sido invitado “entre bambalinas” de la política. La realidad supera la ficción viendo como durante las reuniones del Acuerdo de París, aumentó tanto el tráfico de coches que el equipo de Al Gore utilizó el metro (fueron los únicos ponentes en hacerlo). Es evidente que para él la política debe estar cohesionada con la moral y, por la dignidad de la causa, merece la pena la lucha.