lunes. 06.02.2023
CRÍTICA DE CINE

Visitante

La pelicula de Alberto Evangelio es la mezcolanza del terror hitckoniano y la ciencia ficción a lo Stalker. El influjo de elementos históricos del cine, que queda en un batiburrillo confuso y ciertamente absurdo.
visitante
visitante

Visitante

Próximos estrenos España 11 de febrero  

Visitante

Título original

Visitante
Año
Duración
99 min.
País
España España
Dirección

Guion

Alberto Evangelio. Historia: Alberto Evangelio, Marcos Gisbert

Música

Carlos Martín

Fotografía

Guillem Oliver

Reparto

Productora

Beniwood Producciones, Chester Media, Life and Pictures, The Other Side Films

Género
Thriller
Sinopsis
Marga, en medio de una crisis con su marido, decide pasar unos días en una antigua casa de su pueblo. Allí, empieza a percibir extraños fenómenos que la aterran: un ente invisible parece saber mucho de ella, por ejemplo, que ha empezado una relación con un antiguo compañero de la universidad. Marga se queda embarazada de su amante y el día que va a abortar en secreto, el ente no la deja salir de la casa. Al borde de la locura, Marga descubre un portal que la lleva a otra realidad. Allí, su otro yo trata de avisarla de que algo terrible está a punto de suceder en su vida si no toma una decisión...
 
CRÍTICA

Bajo una tonalidad de video antiguo que nos recuerda a esas cámaras digitales de finales de siglo, cae una especie de meteorito. No sabemos el motivo, pero su procedencia extraterrestre y su fatal consecuencia enciende las alarmas de sus personajes. Y con ello el trauma colectivo que ocasionará. En una aura de puro misticismo y evidente desconocimiento el espectador ya ha conseguido estimularse. Capta la atención que tratándose de una película española se difiera una congeniación de elementos tan disonantes. Por un lado, el más claro, la ciencia ficción a partir de una naturaleza fantástica reunida en un diminuto objeto. Lo que era su hogar ahora se ha convertido en el cobijo de una materia alienígena, a la forma que Tartovksy con su "Stalker" aisló unas tierras y las llenó de simbolismos. Como cualquier peligro, todo desconocido tiene su peculiar atracción.

Alberto Evangelio presenta en Sitges el proyecto de su ópera prima, el  largometraje Visitante

Por otro lado, el terror implícito a sus peligros y a la forma en que Mara (Iria del Rio) afronta los daños que le han provocado. El drama y su suspense psicológico, una pérdida, seguir adelante con la vida que ya ha sido marcada para siempre.
A medida que se van desvelando los hilos de su narrativa, se muestra la aventuranza, mejor que decir valentía, de un director joven y inexperto, lleno de ambiciones y por ello lleno de flaquezas, tan capacitado de aunar estilos antitéticos en un puzle visiblemente posible, y demostrarte poco después de su carencia de serenidad. La ciega atracción por la simplificación que caracteriza a las mentes con ganas de comerse el mundo.

Su necesidad de contexto, lo que antecede al conflicto de la protagonista y da sentido a lo que acontece, se llena de subtramas que solo sirven como incordio y desvian la atención de lo importante, un relleno con la finalidad innecesaria de adquirir complejidad. Al final son muchas frentes abiertos, esparcidos como semillas a lo largo de la duración y con pretensión de concentrarlo en un epílogo que resulta cargante. La máquina espacio-temporal, sobre el papel indiscutiblemente interesante, no se engrana con el suficiente tiempo para tratar de comprenderlo con lógica, haciendo que todo lo que rodea a sus reglas ficticias resulte poco creible. Lo que era llamativo a simple vista entra en una crepuscular fase de ser absurda.
Visitante»: los caminos que elegimos - La Opinión de Málaga

Fallida en términos fantásticos, el film adquiere una dimensión efectiva (aunque en parte en valde) cuando siembra sobre su escenario los mimbres estilísticos de un buen cine de terror. Su director se influye sobretodo del Hitcock sigiliso de "Frenesí" en mano de una cámara subjetiva, el punto de vista de un visitante. Alguien que no esperas y quien al final no quieres encontrarte. 

Visitante
Comentarios