Cine Nueva Tribuna

CRÍTICA DE CINE

Wonder Woman 1984: La nueva maravilla de Patty Jenkins

El viernes llegó a los cines la película que todo el mundo estábamos deseando ver en el cine y que llega en las fechas propicias para ir a verla como “Wonder Woman 1984” la segunda entrega de la superheroína del Universo DC,

Wonder Woman 1984

Cartelera España 18 de diciembre  

Wonder Woman 1984

Título original

Wonder Woman 1984 aka 
Año
Duración
151 min.
País
Estados Unidos Estados Unidos
Dirección

Guion

Patty Jenkins, Geoff Johns, Dave Callaham (Personaje: William M. Marston) (Historia: Patty Jenkins, Geoff Johns)

Música

Hans Zimmer

Fotografía

Matthew Jensen

Reparto

Productora

Warner Bros., DC Entertainment, DC Comics (Productor: Deborah Snyder) (Distribuidora: Warner Bros.)

Género
FantásticoCiencia ficciónAcción | SuperhéroesCómicDC ComicsSecuela
Grupos
DC Extended Universe (DCEU) | Wonder Woman
Sinopsis
En 1984, en plena Guerra Fría, Diana Prince, conocida como Wonder Woman, se enfrenta al empresario Maxwell Lord y a su antigua amiga Barbara Minerva / Cheetah, una villana que posee fuerza y agilidad sobrehumanas.
 
CRÍTICA DE SANTIAGO ORTIZ MARTÍN

A pesar de la pandemia y de los continuos retrasos de la mayoría de las películas que veremos en 2021, Warner Bros es la única que ha estrenado sus dos proyectos mas potentes este año como fue Tenet y ahora Wonder Woman 1984. Pensábamos que no veríamos a la mujer maravilla en pantalla y que directamente se iba a estrenar en plataformas, pero ha llegado como regalo anticipado de Navidad para todos los amantes y fans de Gal Gadot.

En “Wonder Woman 1984”, el destino del mundo vuelve a estar en juego y solo Wonder Woman puede salvarlo. En este nuevo capítulo de la historia de Wonder Woman vemos a Diana Prince viviendo tranquilamente entre los mortales en la vibrante y estilosa década de los 80, una era de excesos obsesionada en tenerlo todo. Aunque ha recuperado todos sus poderes, mantiene un perfil bajo ocupada en conservar y clasificar artefactos antiguos. Solo realiza actos súper heroicos de incógnito. Pero ahora, Diana tendrá que volver al primer plano y hacer acopio de toda su sabiduría, fuerza y coraje para salvar a la humanidad de un mundo que ella misma ha creado.

Estamos en 1984 y los Estados Unidos de América se encuentran en la cúspide del poder y el orgullo, sacando a relucir lo mejor -y lo peor- de nosotros. Consumismo, riqueza, arte, tecnología, glamour… todo está al alcance de la mano donde la posibilidad de “tenerlo todo” lleva inevitablemente a querer más. Un escenario completamente diferente a 1917, el período de la Primera Guerra Mundial en el que los espectadores conocieron a Wonder Woman. Los 80 son la década perfecta para despertar en ella su compasión y su sentido de la justicia, la equidad y la generosidad, además de su amor inquebrantable por la humanidad. A pesar de tantos años viviendo y trabajando en la sociedad, para Diana Prince las ideas de “yo” y “más” le resultan tan extrañas como lo era la civilización cuando abandonó su isla paradisíaca hace 66 años para salvar al mundo de la destrucción. Ahora, ella debe volver a salvarlo… de sí mismo.

“El núcleo de la historia nunca pierde de vista cómo es Wonder Woman: optimista, positiva, valiente… nuestro mejor yo. Ella es el ejemplo perfecto de lo que los superhéroes deben hacer; nos muestra cómo podemos sacar lo mejor de nosotros mismos y nos recuerda que al hacerlo, podemos crear un mundo mejor”.

Gal Gadot, que no solo retoma el doble papel protagonista de Diana Prince y Wonder Woman, sino que también es productora de la película, dice: “En ‘Wonder Woman’, Diana estaba aprendiendo lo que significaba vivir con los humanos. En esta película, experimenta una evolución que va paralela a la humanidad y que, con el tiempo, la ha llevado a aprender a sentir como ellos.

Hay que destacar que la historia que nos ofrece esta segunda entrega esta tan bien estructurada que es un espectáculo de principio a fin, comenzamos con un épico y trepidante inicio en los Juegos de las Amazonas, luego vemos a Diana en un mundo y una sociedad diferente a la que vio anteriormente, después los sentimientos y el amor a flor de piel, a continuación los deseos de los villanos y finalmente una pelea colosal y un final que te deja los pelos de punta. Un filme perfecto, que no están bueno como la primera, pero te deja muy buen sabor de boca porque ofrece lo que los fans quieren que es acción, un villano a la altura y emoción en nuestra protagonista.

Además proporcionar al personaje una conexión aún más profunda a través de un sentimiento muy humano -la vulnerabilidad que viene aparejada con la añoranza-, se hace realidad en la única persona que Diana había perdido y que nunca la ha abandonado, al menos en su corazón: Steve Trevor. estos sentimientos conseguimos verlos en cada escena que tanto Gal Gador y Chris Pine comparten juntos y puede llegar a ser demasiado pasteloso en ciertos momentos, pero son necesarios para que tanto Diana como su alter ego Wonder Woman se den cuento de lo que realmente es importante y hay que saber vivir con la verdad, y no de los sueños o de la mentira. Como personas, tenemos que aprender a apreciar el aquí y ahora, la verdad de nuestra situación, pero también deseamos olvidarnos de eso para perseguir lo que queremos, lo que no tenemos, lo que no es la verdad de nuestra situación. Está claro que podemos intentar tenerlo todo, pero ¿lo conseguiremos alguna vez?.

Tambien un aspecto a destacar es la conexión u homenaje que hace la película a la Liga de La Justicia porque usa la pose de Flash para correr, lanza la diadema como un batarang de Batman o vuela como Superman, aunque este último aspecto es más homenaje a la Wonder Woman clásica.

La directora de esta maravilla vuelve a ser Patty Jenkins que nos ha vuelto a coger con su latigo dorado para crear una historia diferente a la vista en la primera entrega, pero con la misma esencia, pasión y fuerza que su antecesora. Ahora que ya conocemos la historia de Diana, ahora toca conocer lo que la mueve ha hacer lo que hace y su ferviente deseo de proteger al mundo porque más allá de los villanos a los que tendrá que enfrentarse, hay un problema mayor que la acecha que es el ansia de poder, la mentira o el amor que la demostrara que incluso una superheroe puede llegar a ser terrenal.

Jenkins hace hincapié en que la historia emocional de Wonder Woman se explora en paralelo a toda esa acción intensa y emocionante que los fans esperan de una película de superhéroes. “Las escenas de lucha son una parte muy importante de su periplo y son fundamentales para nuestra historia, y no solo porque nos encanta verla enfrentarse a los malos”, dice bromeando. “Vemos a Diana en su mejor momento, esa diosa guerrera de las Amazonas capaz de cualquier cosa: luchar contra criminales, salvar civiles y otras cosas absolutamente asombrosas que no puedo revelar… No quiero estropear nada. Pero en esta ocasión su fuerza interior también entra en juego, así que hay mucho que perder.

Uno de los aspectos que más destaca en la película junto al guion y el aspecto visual, es la Banda Sonora creada por Hans Zimmer que consigue que cada nota que introduce en la trama sea de lo más épica y esté genialmente introducida en cada escena llevándonos por un viaje musical espectacular que contribuye a que el espectador viva una experiencia maravillosa que llegue a sus corazones.

Gal-Gadot-in-Wonder-Woman-1984

El mundo entero está en juego y dentro de ese tema tenemos cuatro historias: Wonder Woman, Steve Trevor, Cheetah, Max Lord. son el cuadrado que forman estos cuatro personajes lo que hace que la película funcione y mantenga al espectador pegado al asiento disfrutando de un espectáculo visual que pocas veces hemos visto ni veremos. Gal Gadot vuelve a ponerse en la piel de Diana Prince / Wonder Woman donde la vemos mucho más madura y echa al mundo en el que esta viviendo y apreciar el aquí y ahora, recordar lo que hemos perdido y siempre ver la verdad como algo bueno y no como algo para conseguir e ir más allá. Tampoco queremos desvelar mucho ya que queremos que la disfruteis en todo su esplendor en la pantalla de cine. También volveremos a ver a Chris Pine como Steve Trevor el amor platónico de Diana que regresa de no sabemos donde para ayudar a Diana a volver a recuperar esos sentimientos que antaño tenia y también ayudarla en su misión, pero sus sentimientos por Diana son tan fuertes como siempre, al igual que los de ella por él, y el dolor que ha vivido se desvanece.

 

Por otro lado, tenemos a los dos villanos de la cinta a cada cual mejor y consu estilo particular, comencemos hablando de Kristen Wiig como Barbara Minerva / Cheetah es una geóloga/gemóloga con pocas habilidades sociales y un sentido del humor muy autocrítico, es decir, es una mujer en la que no te fijas, pero siempre ha querido ser algo más, tener amigos, amor… En definitiva su interpretación pasa de víctima a superviviente y después a depredadora.

Por último tenemos a Pedro Pascal que ha dejado la armadura mandaloriana para dejarse ver como Maxwell Lord un magnate del petróleo con ganas de tener más y más. Su fan de ser como el genio de la lampara y conseguir realizar los deseos de la gente le lleva a varios enfrentamientos con todos los personajes de la película, pero lo que más destaca es su papel de villano perverso que esta genial. Además la química que tiene con Wiig es realmente apasionante porque los dos se unen por una causa común, aunque Gal Gador quiera impedirlo cueste lo que cueste.

En definitiva, Wonder Woman 1984 ofrece al público toda la emoción y la acción de una gran película de superhéroes pero también algo en que pensar. Es una segunda entrega maravillosa donde vemos mucha más acción, un guión potente y unas interpretaciones maravillosas que hacen que des las gracias porque la película se haya estrenado en pantalla grande.

PD: Quedaros al final que hay escena postcreditos y no decimos más para saqueis vuestras conclusiones con lo se muestra en ella

Lo Mejor: Gal Gadot de nuevo maravillosa, pero Kristen Wiig y su transformación tambien geniales, la Banda Sonora, El Guión y la fotografia son todo un espectaculo porque te sumergen de lleno en el universo de Diana Prince.

Lo Peor: Los momentos pastelada que se hacen demasiado largos

Nota: 8’5

A continuación os dejamos el trailer de la película que llego ayer a los cines y que recomendamos ver en pantalla grande que es donde mejor se disfruta.