Cine Nueva Tribuna

SEFF18 - DÍA CINCO

En su ecuador el SEFF empieza a mostrar lo mejor de su Sección Oficial

Nuestro quinto día en el Festival de Cine Europeo de Sevilla comienza con una de las películas más esperadas, Plaire, Aimer et Courir Vite de Christophe Honoré.

Nuestro quinto día en el Festival de Cine Europeo de Sevilla comienza con una de las películas más esperadas, Plaire, Aimer et Courir Vite de Christophe Honoré, que vuelve en cierta manera a sus orígenes después de una serie de adaptaciones de obras clásicas más bien iiregulares pero interesantes en cuanto a forma (Métamorphoses, Les malheurs de Sophie)

Basándose en vivencias personales de aquellos años 90, que Honoré retrata con una fotografía azulada y sobre todo una excelente elección de éxitos musicales del momento (Cocteau Twins, Massic Attack, Pijon...), el filme sigue la historia de Jacques (Pierre Deladonchamps), un escritor enfermo de VIH, cansado de su situación y que conoce  Arthur (Vincent Lacoste), un joven vital, despreocupado y con ganas de comerse el mundo. Su relación se verá marcada por esa disonancia de velocidades entre uno y otro y como estas afectan en los momentos en los que se encuentran separados.

Image result for plaire honore

Porque el verdadero motivo de la película no es tanto la enfermedad como la soledad. El mayor tiempo del largometraje ambos amantes se encuentran separados y se enfrentan a la vida sin el otro. Ese es uno de los aciertos del director. Se ha relacionado mucho esta película con 120 Battaments per Minute de Robin Campillo por tratas ambas el tema del SIDA en sus peores años, pero nada más lejos de la realidad. Con Campillo si teníamos una historia de personas enfermas que convivían y amaban lo mejor posible ante sus adversidades y este era el núcleo central de la película pero aquí Honoré vuelve al leiv motiv de una de sus primeras películas Tout Contre Léo, en cuanto a explorar la relación entre soledad y enfermedad y también en algo crucial y que parece que muchos autores parecen olvidar: el deseo. Tanto Léo como Jacques son personas enfermas de VIH pero que siguen amando, queriendo relacionarse y mantener relaciones sexuales, pues están vivos.

En su contra tiene el ser una película muy calculada, explícita en sus referentes y que habría faltado que Honoré se dejase llevar más por la libertad de aquellos años de juventud. Sin embargo la contención es comprensible dado los temas que trata.

Al mediodía nos encontramos con una sorpresa animada, Ruben Brandt, Collector, la primera vez que recordamos que una película de animación esté en Sección Oficial, es un divertido y trepidante thriller donde un psicólogo, debido a experimentos que sufrió de pequeño, se dedica a robar distintos cuadros famosos de distintas partes del mundo. Ç

Image result for ruben brandt collector

Los referentes son claros, Peeping Tom de Michael Powell y el cine de Alfred Hitchcock. A su favor cuenta con un diseño de personajes que se distancia del fotorrealismo cargante de Pixar y toma como referentes a pintores como Picasso en su época cubista.

En su contra, su juego meta-cinematográfico puede cansar a los asiduos a este tipo de películas, que la encontrarán previsible, sin embargo, es una de las mejores propuestas este año para hacer llegar a los estudiantes no solo el mundo de la pintura, ni del cine, sino del Arte en general de forma amena.

La sesión de tarde comienza con The Happy Prince de Rupert Everett, que interpreta también a Oscar Wilde en los últimos años de su vida, justo después de salir de la prisión de Reading condenado por ser homosexual. 

La interpretación que Everett hace del escritor es intensa y llena de matices, también con un punto teatral, comprensible en el caso de los actores británicos. El principal problema es su formalidad que la convierte en un biopic al uso, marca BBC, con una buena fotografía que al menos usa inteligentemente los claroscuros para dar forma a las calles y casas de finales del siglo XIX  y una correcta banda sonora a cargo de Gabriel Yared.

Image result for the happy prince movie

Nuestro siguiente filme es una apuesta segura. Dentro de otro de los ciclos del SEFF, el Tour/Détour que este año se ha encargado Serge Toubiana, que fue director de la revista "Cahiers du cinema", director de la Cinemateca Francesa y ahora es presidente de Unifrance, entidad que promociona el cine francés en el exterior, y que para esta sesión ha elegido Masculin/Féminin de Jean-Luc Godard, en una copia restaurada que permite disfrutar en condiciones de esta maravillosa y muy actual en los tiempos que corren a pesar de ser de los años 60. De hecho, vista ahora mismo es toda una obra revolucionaria y valiente al tratar temas como la liberación sexual, la homosexualidad femenina o la libre elección del aborto. 

Image result for masculine feminine godard

Como bien dice en un momento del largometraje, otro título podría ser: Los Hijos de Marx y la Coca Cola, y es que este filme es también uno de los primeros filmes políticos de Godard, con autenticas proclamas de izquierda y que en sus 15 segmentos, que son casi como sketches de la vida diaria de un grupo de jóvenes encabezados por Jean-Pierre Léaud y Chantal Goya y con un divertido cameo de Brigitte Bardot