Cine Nueva Tribuna

LA CEREMONIA TENDRÁ LUGAR EL PRÓXIMO 12 DE FEBRERO

Quiniela Goya 2022: El patrón se sale con la suya

premios-goya-2022
premios-goya-2022

En estos segundos Goya de la era pandémica, han regresado los grandes nombres respecto a una edición de 2020 que apostó más por los nuevos talentos en lo que se refiere a nominaciones y palmarés. Y parece que estamos ante un déjà vu de hace 19 años: Fernando León de Aranoa parte como favorito ante un Almodóvar ligeramente infravalorado. Por su parte, Icíar Bollaín busca también ese reconocimiento de madurez tras su consagración en 2003 con Te doy mis ojos y años de mucho trabajo que se ha quedado en nominación. Con Maixabel entrega una de sus obras más sólidas y trascendentes, constituyéndose así la alternativa fuerte al patrón. No obstante, la ya habitual cuota debutante –que al final los Goya reconocieron el año pasado con Las niñas de Pilar Palomero-, viene de la mano de Clara Roquet y Libertad. Una película inteligente y cargada de emociones que va sumando adeptos allá por donde pasa, siendo la película menos encorsetada de las cinco. Finalmente, está Mediterráneo, cuyo componente humanitario de gran importancia a nivel internacional puede lanzar un potente mensaje desde los profesionales del cine. Procedemos a desgranar categoría a categoría lo que creemos que sucederá la noche del sábado en el Palau de les Arts de Valencia.

MEJOR PELÍCULA

El récord de nominaciones de El buen patrón y su elección para representar a España en los Oscar –que al final no ha logrado colarse entre las 5 finalistas- hacen presagiar que la cinta de Fernando León de Aranoa se llevará el premio gordo de la noche sin duda alguna. La película protagonizada por Javier Bardem es una sátira empresarial de la España de provincias, repleta de personajes reconocibles (para bien y para mal), con el equilibrio justo de entretenimiento y denuncia social para llegar a todos los públicos. De hecho, es la cinta que puede volver a hermandar la crítica y el público, con un resultado más contundente que el de hace 3 años con Campeones (Javier Fesser, 2018). Tiene todo el consenso a favor, y solamente puede aguarle la fiesta un voto en masa a propuestas menos convencionales o de más calado dramático. A su lado está Maixabel, uno de los filmes más logrados de Icíar Bollaín, que trata el aún espinoso tema del terrorismo etarra mediante una historia sumamente humana.

Maixabel está a la sombra del patrón, pero su triunfo lanzaría un mensaje de paz y homenaje a las víctimas del conflicto vasco (a las dos partes), siendo esta su baza más fuerte para pasarle por encima. El Feroz dramático ya lo tiene en el bolsillo, así que tampoco es imposible. Madres paralelas también es otro golpe sobre la mesa en favor de la reivindicación feminista y, especialmente, la memoria histórica, en la película más abiertamente política de un Pedro Almodóvar que no está para callarse. Las 8 nominaciones (que saben a poco) y la desestimación de la Academia al proponerla para los Oscar –donde probablemente habría rascado nominación viendo el éxito de Alberto Iglesias y Penélope Cruz en sus categorías-, hacen rebajar las expectativas. Y más teniendo en cuenta que ya colmaron de gloria al manchego hace tan solo 2 añitos. Mediterráneo también abre una mirada a la problemática de la inmigración y el jugarse la vida para llegar a un lugar seguro. Tras unos precedentes irregulares, la película de Barrena ha demostrado por qué fue la tercera en discordia en la preselección de los Oscar y que es una película muy querida. Pero, más allá de su interés social y la importancia de su tema, estamos ante la propuesta más floja de la fuerte terna. Sus ausencias en guion y dirección merman aún más sus posibilidades, por lo que nos inclina a descartarla fuertemente para cualquier sorpasso del patrón.

Finalmente, está la joya indie de la temporada: Libertad. De buen recorrido internacional, los críticos han abrazado fuertemente la película y los (pocos) espectadores que se han acercado a ella la han aplaudido. A pesar de que resultaría una ganadora muy apreciable, el estar en un año sumamente competitivo ante tres tótems y el hecho de que el triunfo de Las niñas -película de corte similar- sea tan reciente hacen que pierda puntos de cara al pronóstico. Gane quien gane, estamos ante una notable selección que plasma el compromiso del cine español con su realidad, a cualquiera de sus niveles.

Ganará: El buen patrón

Debería ganar: Madres paralelas

Echamos en falta: Sis dies corrents (Seis días corrientes)

MEJOR DIRECTOR

Cuarteto de veteranos, 3 de ellos ya ganadores. El restante, Manuel Martín Cuenca, podría dar la campanada por esta condición de “deuda” que tiene, además de realizar un trabajo sumamente personal sin ponerse por delante del relato en La hija. En contra, que su película no ha sido tan querida como las otras 3 nominadas y la sensación de que entró en cuarto puesto. Como la Academia acostumbra siempre a ir de la mano en director-película, Fernando León parte como máximo favorito para el triunfo por una dirección solvente, pero algo más convencional que en otras ocasiones, lo que podría chafar su tercer triunfo como director. A ello se le suma, precisamente, el hecho de que ya posee 5 cabezones.

En la acumulación y el reciente triunfo se encuentra el talón de Aquiles de Almodóvar, sumado al entusiasmo medio recibido por Madres paralelas. A nivel de dirección, el manchego sigue en su nivel alto, basado en el gran control interpretativo y su puesta en escena sensorial. Junto a Cuenca, estamos ante el trabajo más complejo y personal de la terna, hecho que justificaría de por sí un improbable triunfo. Icíar Bollaín firma una de sus obras más sólidas e íntimas a la vez, sin tremendismos y con sumo respeto. Aunque gran parte del mérito está en su libreto, Bollaín es consciente de su posición y no prioriza su ego a la historia, haciendo de Maixabel una película en la que cualquier puede verse reconocido y empatizar.

Esto también deriva, por otro lado, en una labor más discreta y plana en comparación con otros nominados, lo que resta vistosidad al resultado de cara al votante. Y, pese a tener ya 2 Goya (que vinieron ya hace 18 años), le juegan a favor unos años de duro trabajo y acumulación de nominaciones sin premio. El año pasado estuvo al borde de su segundo galardón como directora por La boda de Rosa, parece que hay ganas de volver a premiar a la cineasta.

Ganará: Fernando León de Aranoa – El buen patrón

Debería ganar: Pedro Almodóvar - Madres paralelas

Echamos en falta: Daniel Monzón - Las leyes de la frontera

MEJOR ACTRIZ

La nominación al Oscar y la copa Volpi de Penélope Cruz ponen a la de Alcobendas como favorita sobre el papel para ganar. De las 3 veces que ha sucedido (Penélope Cruz por Volver en 2006 y Vicky Cristina Barcelona en 2008 y Javier Bardem en 2010 por Biutiful), jamás la Academia se ha dejado de premiar una interpretación nominada a los premios de Hollywood y, ateniéndonos a esta estadística, debería seguir así. Cruz realiza un trabajo de madurez como Janis, que ya pasa a formar parte de sus cimas como actriz, con lo cual también estaríamos ante la posibilidad de darle su ansiado cuarto Goya. Porque desde que recogió el último por Vicky Cristina Barcelona (Woody Allen, 2008), la actriz ha sumado 8 nominaciones más hasta la que nos ocupa.

Hay ganas de subir a Penélope al altar de las tetracampeonas junto a Carmen Maura y Verónica Forqué, pero siempre hay algo que frena esta consecución. Y esto es que, casi siempre, hay un factor deuda en juego hacia otra candidata. Y este año hay dos: Blanca Portillo y Petra Martínez. Blanca Portillo, actriz respetadísima por sus compañeros -especialmente en teatro-, llega con su cuarta nominación y un papel caramelo. Buena parte del éxito de Maixabel recae en su natural y medida composición de Maixabel Lasa. Con la baza del personaje real, encontrarse en un buen momento profesional y la deuda acarreada a lo largo de 20 años, parece un momento óptimo para que Portillo ya sea una actriz con Goya. De hecho, ya tiene el Forqué en su casa. Sin embargo, Blanca ha expresado que el premio Goya no es una cosa que le obsesione y puede dar a entender que a ella no le deben nada, pasando este “factor deuda” a una actriz más veterana y, por lógica natural, con menos margen para ganar el cabezón: Petra Martínez.

La querida actriz de 77 años debuta en los premios por su delicado y aplaudido trabajo en La vida era eso (David Martín de los Santos), tras años de olvidos sonoros en las nominaciones –como el de La soledad (Jaime Rosales, 2007)-. Ante la división que se puede generar entre Cruz/Portillo, podría pasar como en el caso de Susi Sánchez en 2018 y que la tercera vía veterana se imponga. El Feroz, en un panorama similar, fue suyo, así que no es descabellado pensar en ella encima del escenario el próximo sábado. Finalmente, está Emma Suárez en Josefina (Javier Marco), inclusión inesperada de una actriz que siempre da la talla. El hecho de tener 3 Goya –2 de ellos muy recientes de 2016- y tres compañeras en igualdad de condiciones para el triunfo la descartan totalmente. Difícilmente veremos el cuarto de Emma antes que el de Penélope.

Premios Goya 2022: Conoce a todas las nominadas a Mejor Actriz Protagonista

Ganará: Petra Martínez - La vida era eso

Debería ganar: Penélope Cruz – Madres paralelas

Echamos en falta: Marta Nieto – Tres

MEJOR ACTOR

Los sospechosos habituales, a falta de Antonio de la Torre, nuevamente nominados. Todos han sido multipremiados –el que menos, 2 Goya y el que más, 5-, así que aquí no hay deuda. Con esta circunstancia, parece ser que la interpretación más completa será la que se llevará la gloria. Los ojos se ponen en Javier Bardem, quien sumará su sexto Goya interpretativo por su aplaudidísima encarnación en El buen patrón. Un personaje ruin, miserable y egoísta al servicio de una comedia negra que pone de manifiesto el talento indudable de Bardem, en una de sus creaciones más complejas y, a la vez, divertidas.

Si a ello le añadimos su estupenda temporada de premios en América por Ser los Ricardos (Aaron Sorkin, 2021) y la posibilidad de ser premiado la misma noche que su pareja, Penélope Cruz, ¿hay algo que pueda tumbar esta victoria? Está claro el triunfo de Bardem, pero el único que le puede hacer un 1% de sombra es Luis Tosar al interpretar un personaje crudo, pero con el que es posible empatizar en Maixabel, donde brinda algunas secuencias excelentes que reposan todo su peso en él y su complicidad con los compañeros de reparto. Tosar, además, es el que hace más tiempo que fue premiado por última vez y, seguramente, hay muchos académicos que quieren ver a Tosar con el cuarto cabezón en la mano pronto. Si Javier Bardem no estuviera y Eduard Fernández no hubiera recibido su tercer Goya hace tan solo dos años -tras años de acumulación de nominaciones infructuosas-, el catalán estaría favorito para el triunfo. Porque dar vida a un personaje tan admirado por su labor humanitaria como Òscar Camps es un regalo que los premios saben reconocer.

Y, además, Fernández está fantástico en el papel, siendo él el alma pura de Mediterráneo. Bardem es mucho Bardem, pero teóricamente Fernández sería un Goya cantado en otras ediciones. Finalmente, Javier Gutiérrez emplea su habitual solvencia interpretativa para este personaje de moralidad dudosa en La hija. Cumple con creces, pero tampoco ofrece muchas cosas que no hayamos visto antes en el actor, además de tratarse del obvio cuarto nominado, por detrás de esas 3 opciones clarísimas. La nominación ya sabe a premio, tanto para él como para la película.

Premios Goya 2022: Conoce a todos los nominados a Mejor Actor Protagonista

Ganará: Javier Bardem – El buen patrón

Debería ganar: Javier Bardem – El buen patrón

Echamos en falta: Roger Casamajor – El vientre del mar; Roberto Álamo - Josefina

MEJOR ACTRIZ DE REPARTO

Aitana Sánchez-Gijón, en su primera nominación, partiría como favorita tras su triunfo en los Feroz y la siempre justificación del factor deuda. Una intérprete que ha crecido con los años, encontrándose en unos momentos de esplendor gracias al teatro y a la confianza de directores como Almodóvar. Aitana exprime cada una de sus apariciones en Madres paralelas y supondría una buena manera de recompensar una actriz incansable que ha ido in crecendo. Sin embargo, el obstáculo que tiene se llama Milena Smit, con la que se puede dividir los votos de la película, quien además tiene mucha más presencia en el film (en un claro fraude de categoría). Smit da la réplica a Cruz con bastante convicción -aunque en algunos momentos flaquea-.

Añadiendo su juventud (llegó al cine y a los Goya el año pasado por No matarás de David Victori) y el hecho de que tiene años para ganar el trofeo, no se sitúa como favorita. Nora Navas, por su parte, puede plantar cara al tener un jugoso secundario al que saca partido con su eficiencia habitual en Libertad. Ante un probable bajo número de triunfos y un panorama tan dividido, Navas es una de las opciones más firmes para el triunfo de Libertad, más allá de dirección novel. En contra, que es la única de las nominadas con Goya. Finalmente, Sonia Almarcha está por El buen patrón, en una interpretación no tan showy como sus compañeros de reparto pero, sin embargo, fundamental para el desarrollo del film. Almarcha cumple y el factor arrastre de la cinta de Aranoa podría darle una alegría. No obstante, sus compañeras tienen más caramelos entre manos.

Premios Goya 2022: Conoce a todas las nominadas a Mejor Actriz de Reparto

Ganará: Aitana Sánchez-Gijón - Madres paralelas

Debería ganar: Aitana Sánchez-Gijón - Madres paralelas

Echamos en falta: Vicky Peña - Libertad

MEJOR ACTOR DE REPARTO

El amor por El buen patrón ha ocasionado la gesta de colocar 3 intérpretes en la categoría de reparto por una misma película. Esto, a la vez, es un factor de riesgo ya que puede hacer que se cancelen mutuamente. Manolo Solo, por peso en la trama y matices, debería ser el cabeza de grupo, pero cabe recordar que ya posee un Goya reciente por su trabajo en Tarde para la ira (Raúl Arévalo, 2016). Seguiría un divertido Fernando Albizu que suma su segunda nominación tras aquellos Gordos de Daniel Sánchez Arévalo (2009), mientras que cierra un Celso Bugallo en el papel más amargo de la cinta, posiblemente. Siempre gusta ver a un veterano como Bugallo presente, pero a diferencia de otras veces, el gallego ya tiene cabezón en casa por Mar adentro (Alejandro Amenábar, 2004), así que tampoco se le debe nada. Divide y vencerás y, claramente, el Goya será para Urko Olazabal por su extraordinario papel de terrorista arrepentido en Maiaxbel. Ya tiene el Feroz, se coló como actor en los Forqué... No necesita más apoyos. Es suyo.

Premios Goya 2022: Conoce a todos las nominados a Mejor Actor de Reparto

Ganará: Urko Olazabal - Maixabel

Debería ganar: Urko Olazabal - Maixabel

Echamos en falta: Pere Ponce – El sustituto

MEJOR ACTOR REVELACIÓN

Óscar de la Fuente era un fijo en las quinielas por su divertido y a la vez reivindicativo personaje en El buen patrón, pero la inclusión de un correcto Tarik Rmili puede generar la división de votos. Esto beneficiaría aún más a un Chechu Salgado que va a la cabeza tras sumar nominaciones en los Feroz, Gaudí y medallas del CEC, esta última donde ha sido vencedor. El quinqui de Las leyes de la frontera ha calado y llega dispuesto a subirse al escenario. Sería la forma de reconocer en una categoría principal a un film que ha sido un boom en Netflix y que la crítica aceptó de forma general. Cierra Jorge Motos, el alma de Lucas (Álex Montoya), quien sería un notable ganador también. Pero, como siempre, pesan más las películas más populares y parece ser que la nominación ya es el premio.

Premios Goya 2022: Conoce a todos los nominados a Mejor Actor Revelación

Ganará: Chechu Salgado – Las leyes de la frontera

Debería ganar: Óscar de la Fuente – El buen patrón

Echamos en falta: Mohamed Mellali – Sis dies corrents

MEJOR ACTRIZ REVELACIÓN

El efecto arrastre de El buen patrón y su buen sabor de boca como protagonista de La abuela parece ser que darán el Goya a Almudena Amor, sin duda la revelación del año que ha pisado más fuerte. En contra, tiene que está en una interpretación más floja que en el film de Paco Plaza, además de vehicular la trama más cuestionable de la película de Aranoa. La sombra podría venir de la mano de María Cerezuela en Maixabel, quien interpreta a la conmovida hija de la protagonista. Cerezuela tiene sus momentos potentes, aunque en algunos pasajes se deja llevar por la exageración, por lo que tampoco estamos ante un trabajo rotundo.

Pero al estar en una de las películas favoritas y tratar un asunto grave, podría marcarse un Jone Laspiur como el año pasado, quien pasó por encima a las virtuales favoritas Paula Usero y Milena Smit. Por su lado, Nicolle García lleva un peso dramático considerable en su película y supone un complemento perfecto a la protagonista de Libertad –una ausente Maria Morera por razones de edad, que no de calidad-. García podría ser una tercera vía ante la indecisión, pero todo apunta a que el gran año de Amor la llevarán a alzarse con el premio. Finalmente, Ángela Cervantes es la representante del fantástico grupo de amigas de Chavalas. Natural y divertida –aunque tampoco siendo la mejor del cuarteto-, parece ser que la nominación es suficiente reconocimiento.

Premios Goya 2022: Conoce a todas las nominadas a Mejor Actriz Revelación

Ganará: Almudena Amor – El buen patrón

Debería ganar: Nicolle García - Libertad

Echamos en falta: Almudena Amor – La abuela y Tamara Casellas - Ama

MEJOR DIRECCIÓN NOVEL

El hecho de tener Libertad multinominada en categorías importantes y en la terna de mejor película dan automáticamente este Goya a Clara Roquet. El trabajo de Roquet es preciso en su naturalidad, siendo una magnífica puesta de largo que augura maravillosas nuevas contribuciones a ese cine catalán de marcado acento femenino. Roquet, así, sería la quinta directora seguida en ganar el premio, reafirmando el potencial de las mujeres como motores de la creación.

Ninguna queja. Carol Rodríguez Colás podría también ocupar la cuota femenina por Chavalas, pero estamos ante una propuesta más descuidada y menos sólida que la de Roquet. Javier Marco y David Martín de los Santos también han conseguido colocar sus respectivas Josefina y La vida era eso en una categoría de peso como mejor actriz (e incluso el primero en montaje), pero no parece suficiente para desbancar a Roquet.

La nueva generación del cine español: así son los nominados a dirección  novel en los Goya 2022

Ganará: Clara Roquet - Libertad

Debería ganar: Clara Roquet - Libertad

Echamos en falta: Chema García Ibarra - Espíritu sagrado

MEJOR GUIÓN ORIGINAL

La sorprendente ausencia de Almodóvar da alas al favorito Fernando León de Aranoa. Si El buen patrón es el éxito es, básicamente, gracias a los pilares de sus intérpretes y a un guion mordaz y divertido. Realmente, es donde Aranoa se luce más en el conjunto y la Academia tiende a premiar lo explícito frente a la sutileza de otras propuestas. En su contra, que alguna de las subtramas es algo cuestionable desde los ojos de hoy en día, lo que podría hacer decantar la balanza a propuestas más medidas y sensibles. En estas están Icíar Bollaín e Isa Campo por Maixabel, quienes desde la escritura cuentan el drama de Maixabel Lasa con un tono solemne y sin efectismos dramáticos burdos. Un trabajo de investigación desde el respeto que luce en este aspecto, a pesar de pecar en algunos convencionalismos.

Algo más fresco es el retrato de adolescencia y diferencia de clase de Clara Roquet en Libertad. Roquet capta una realidad conocida sin ser obvia y dejando mucha respiración a la dinámica de las actrices, llegando a ofrecer escenas de gran carga emocional, fraguada a fuego lento (¡¡ese final!!). Por último, Juanjo Giménez y Pere Altimira colaron el original libreto de Tres, acerca de una montadora de sonido cuyo oído escucha con retardo temporal, estableciendo una asincronía. Una nominación refrescante para un guion estimulante, pero con algunos huecos que le restan contundencia. Pese a todo, creemos que la comedia y la pasión de los académicos por el patrón primará.

Ganará: Fernando León de Aranoa – El buen patrón

Debería ganar: Fernando León de Aranoa – El buen patrón

Echamos en falta: Pedro Almodóvar - Madres paralelas

MEJOR GUIÓN ADAPTADO

España no es un país prolífico para las adaptaciones literarias, de modo que esta categoría acostumbra a ser la hermana fea de las dos categorías de escritura de los premios. En muchas ocasiones, hay películas que se cuelan en los Goya únicamente en esta categoría por falta de competencia. Este año, se ha dado hasta 3 veces. Normalmente, suele premiarse un film con nominaciones más allá de esta categoría, ya que esto prueba su aceptación más amplia entre los académicos. Esto situaría a Las leyes de la frontera como favorita, y más tratándose de un libreto con firma de Daniel Monzón y un guionista tan valorado como Jorge Guerricaechevarría.

La adaptación de la novela de Cercas prende vigor y funciona en pantalla, pero tampoco abarca todos los matices de la novela, descuidando algunos aspectos, hecho que la podría perjudicar. De no ganarse el favor de los votantes, la alternativa más creíble parece ser volver a reconocer uno de los autores más personales de España, Agustí Villaronga, que adapta un relato de Alessandro Baricco en El vientre del mar. Su triunfo en Málaga y el fervor que ha despertado en los Gaudí pueden repercutir en las votaciones. Es una propuesta más minimalista que el director pilota con su buen hacer habitual, pero a la vez es la opción más radical del cuarteto, y por ende más inaccesible y de menor consenso. Pero también es la obra más personal de las nominadas, y eso puede beneficiarla, además de querer volver a recompensar un Villaronga en forma a nivel profesional que, sin embargo, no pasa por su mejor momento personal. Ama podría haberse librado de quedar reducida a esta nominación si los académicos hubieran valorado bien a su protagonista, Tamara Casellas, y a su directora, Julia de Paz Solvas, en las categorías noveles, donde aparecían en todas las quinielas previas a las nominaciones.

Esto demuestra que Ama no ha calado tanto como se esperaba entre los votantes, factor que le hace rebajar expectativas de triunfo a sus dos guionistas, la misma Paz de Solvas y Núria Dunjó, en la adaptación al largo de su cortometraje homónimo. Ama es cine social cercano y adecuadamente ejecutado, pero que tampoco esconde sorpresas de ningún tipo. Finalmente, está la adaptación de Pan de limón con semillas de amapola, escrita por la misma autora de la novela Cristina Campos y un niño bonito de la Academia como Benito Zambrano, quien se ha quedado por primera vez fuera de Mejor Película o Mejor Dirección en los premios. Es el trabajo más flojo de los presentes de largo, al tratarse de un culebrón digno de las sobremesas de los domingos, repleto de frases grandilocuentes y acumulación de hechos y desgracias en sus tramas. El buen feeling de Zambrano con los académicos, la buena acogida entre el público y el no tener a una nominada a mejor película entre las rivales podrían otorgarle su cuarto Goya. Pero creemos que no ha entregado un material suficientemente fuerte para ser así. De hecho, sería una injusticia frente a las otras tres propuestas.

Ganará: Daniel Monzón, Jorge Guerricaechevarría - Las leyes de la frontera

Debería ganar: Daniel Monzón, Jorge Guerricaechevarría - Las leyes de la frontera

Echamos en falta: Mariana Barassi - Crónica de una tormenta

MEJOR MÚSICA ORIGINAL

La ausencia de Alberto Iglesias por Madres paralelas lleva a la total incertidumbre en la categoría. Podrían recompensar al vasco por su íntimo trabajo en Maixabel, pero supondría un premio innecesario para uno de sus trabajos más discretos. Esto, junto al efecto arrastre, nos hace pensar que puede ser la hora de Zeltia Montes, compositora de larga trayectoria y poco prolífica en los Goya, y la sorna sonora de El buen patrón. Sin embargo, una partitura grandilocuente –a veces demasiado- como la de Arnau Bataller en Mediterráneo podría casar perfectamente con los gustos académicos, además de recompensar de alguna forma la cinta de Barrena. Por último, Fatima Al Qadiri parte con pocas posibilidades al tener el film más descolgado y no tener un trabajo muy reivindicado. No obstante, posiblemente sea el conjunto más apreciable de los de la terna.

Ganará: Arnau Bataller - Mediterráneo

Debería ganar: Fatima Al Qadiri – La abuela

Echamos en falta: Alberto Iglesias – Madres paralelas

MEJOR CANCIÓN ORIGINAL

Dejando en casa a Vetusta Morla, a María José Llergo se le pone la alfombra para que suba este sábado a recoger el Goya por “Te espera el mar”, de Mediterráneo. Una composición lenta y delicada, con muchos ecos a su Nana del Mediterráneo, muy del gusto de los académicos, creada por una promesa reconocida de la música para la única de las nominadas que también está en mejor película. Raro e injusto que el premio no fuera para ella, pero también podrían optar para premiar a una estrella como Antonio Orozco por “Que me busquen por dentro” de El cover, firmada junto a Jordi Colell Pinillos. En su contra, que la película de Secun de la Rosa no ha seducido mucho y que la canción pasa desapercibida para los estándares del catalán.

Más personal es “Las leyes de la frontera” de Las leyes de la frontera, que tiene a su favor pertenecer a una de las películas más nominadas de la edición, pero muy a la contra el estilo rumbero que suele tener poca traducción en premio, y más delante de algo como lo de Llergo. Finalmente, el blues de cantautor “Bursts Out” para el documental Gervasio Sánchez. Álbum de posguerra cierra el cuarteto. La nominación ya parece premio, una lástima para la segunda mejor propuesta musical del grupo de seleccionadas.

Ganará: “Te espera el mar” - Mediterráneo

Debería ganar: “Te espera el mar” - Mediterráneo

Echamos en falta: “Reina de las trincheras” (Vetusta Morla) - La hija

MEJOR FOTOGRAFÍA

Una de las categorías más abiertas de la noche porque todas las candidatas tienen coartadas para hacerlas ganadoras. En primer lugar tenemos a un veterano como José Luis Alcaine, haciendo gala de su elegancia habitual en su enésima colaboración con Almodóvar en Madres paralelas. Alcaine es un profesional muy querido a sus más de 80 años y, pese haber sido varias veces reconocido, hace mucho que no vuelve a hacerse con un cabezón. Esta coyuntura, junto a tratarse del trabajo visualmente más placentero de la terna –como todo lo de Almodóvar, vaya- lo sitúan como uno de los favoritos. Sin embargo, Alcaine tampoco innova particularmente, lo que le puede hacer pasar factura ante una joven promesa como Gris Jordana y la fotografía de Libertad. A nivel estético, lo de Jordana poco tiene que envidiar a Alcaine, incluso aporta una nota de frescura al confiar más en la naturalidad de la luz, creando una imagen sumamente bella, delicada y a la vez poderosa para la película de Clara Roquet.

Si ya se premió el año pasado a Daniela Cajías por Las niñas (primera mujer en hacerse con el premio de la disciplina), no vemos razón por la que Jordana no pueda repetir hazaña con un trabajo tan notable. La tercera opción factible es Kiko de la Rica, con el que se premiaría un gran despliegue técnico como el de Mediterráneo. La película de Barrena contiene el trabajo más complejo a nivel técnico, especialmente a la hora de filmar con vértigo las escenas marítimas. A ellas, se les suma unas secuencias nocturnas cálidamente iluminadas, aunque fuera de ello el film contiene otros momentos iluminados de una forma más plana. Es un trabajo, por lo tanto, con muchos highlights, pero también irregular que le restan robustez. Finalmente, está Pau Esteve Birba y su funcional trabajo en El buen patrón, quien se vio beneficiado por el efecto arrastre de la película. Birba sabe colocar la cámara y puntualmente ofrece algunos planos resultones, pero en comparación con sus rivales, el conjunto palidece por su convencionalidad. Pero si a los académicos les da por votar en masa al film de Aranoa, puede ser suyo.

Ganará: Gris Jordana - Libertad

Debería ganar: Gris Jordana - Libertad

Echamos en falta: Marc Gómez del Moral – La hija

MEJOR MONTAJE

Las sorpresas de Bajocero y Josefina sorprendieron al desplazar otras candidatas mejor posicionadas, con lo cual nos lleva a pensar que la nominación ya es premio suficiente, especialmente para una cinta tan pequeña como la segunda. En el caso de Bajocero, estamos ante una producción de acción media cuyo ritmo reside en esta disciplina, desarrollada eficientemente y sin que prime por encima de la acción.

Siguiendo la estela de premiar la acción, podría ser una opción. Pero creemos que quien se llevará el gato al agua es El buen patrón, al plasmar en su montaje una estructura clara, que resigue múltiples subtramas y, a la vez, mantiene el timing cómico a lo largo de dos horas –difícil en una comedia sostenerlo tan prolongadamente-. Como alternativa, Maixabel podría dar la campanada en su combinación puntual de texturas televisivas y cinematográficas, a la par que su virtud al cocinar a fuego lento una tensión que explota en ese cara a cara Portillo-Tosar.

Ganará: Vanessa L. Marimbert – El buen patrón

Debería ganar: Vanessa L. Marimbert – El buen patrón

Echamos en falta: Teresa Font – Madres paralelas

MEJOR DIRECCIÓN DE PRODUCCIÓN

Las películas rodadas en múltiples países y con grandes despliegues de medios suelen triunfar en esta categoría por la complejidad de su labor, lo que pone en el punto de mira a Mediterráneo, rodada entre Grecia y España, y conllevando grandes secuencias con extras y vehículos en medio del mar. El amor en su lugar también podría ocupar esta plaza al haber sido rodada entre España y Alemania y tratarse de un film de época, lo que conlleva una recreación ardua que salta a la vista ante los ojos de quien vota. Pero el poco amor que ha despertado la cinta de Rodrigo Cortés la sitúan por detrás de la de Barrena. Cierran El buen patrón y Maixabel, labores igualmente óptimas y extensas, pero que se pueden antojar menos espectaculares a nivel técnico que las otras dos. Además, parece que ambas han entrado en la categoría beneficiadas del efecto arrastre.

Ganará: Albert Espel, Kostas Seakianakis - Mediterráneo

Debería ganar: Albert Espel, Kostas Seakianakis - Mediterráneo

Echamos en falta: Goretti Pagés - Las leyes de la frontera

MEJOR DISEÑO DE VESTUARIO

El pasado siempre gana al presente, con lo cual tanto El amor en su lugar como Las leyes de la frontera se ponen por delante. Y, dentro de las dos épocas (40’s vs. 80’s), lo más lejano suele llevarse el gato al agua al revivir una época más radicalmente opuesta a nuestro presente a nivel estético. El amor en su lugar a priori es la favorita para ganar al plasmar la pobreza del momento en las vestimentas, junto al puntual colorido del vestuario de la obra de teatro que representan, en contraposición a lo gris del panorama. En su contra, que la película de Cortés no tiene tanto apoyo en las nominaciones como su rival directa, Las leyes de la frontera.

La película de Monzón podría repetir el esquema de La isla mínima y triunfar por esta revisión de los ochenta estilizada –tal vez un poco demasiado, ya que estos quinquis se han glamourizado-, pero está claro que Las leyes de la frontera ofrece un vestuario divertido e icónico por momentos. Completan trabajos más convencionales, nuevamente, aupados por el efecto arrastre como los de Maixabel y El buen patrón. En favor de la película de Aranoa, se viste a muchos personajes y, particularmente el protagonista, en distintos momentos, con lo cual el vestuario también ocupa una pieza de apoyo en la caracterización de personajes.

Ganará: Alberto Valcárcel - El amor en su lugar

Debería ganar: Alberto Valcárcel - El amor en su lugar

Echamos en falta: Patricia Monné - Libertad (de Enrique Urbizu)

MEJOR DIRECCIÓN ARTÍSTICA

Aquí también el pasado se impone al presente, y la única producción de época es Las leyes de la frontera, quien realiza una recreación estupenda de los 80. Sin duda, tiene todo a favor, pero si hay una alternativa aquí es el gusto estético de Almodóvar a la hora de construir espacios para sus protagonistas, confiados en Antxón Gómez. No obstante, a veces la artificialidad de las localizaciones puede jugar en contra a la hora de votar y primar opciones más armónicas en su conjunto. Añadiendo que jamás una película de Almodóvar ha ganado en esta disciplina. Por su parte, la cotidianeidad de espacios de El buen patrón no salta tan a la vista, pero esconde un trabajo muy solvente y verosímil, desde la fábrica hasta la casa del protagonista. Finalmente, Maixabel se queda un poco atrás por su labor correcta pero discreta en el campo.

Ganará: Balter Gallart – Las leyes de la frontera

Debería ganar: Balter Gallart – Las leyes de la frontera

Echamos en falta: Laia Colet – El amor en su lugar

MEJOR MAQUILLAJE Y PELUQUERÍA

Los cuatro trabajos nominados tienen cualidades suficientes para destacar de algún modo u otro. Las leyes de la frontera recrean una vistosísima estética como la de los 80, a la que cabe sumar el siempre aplaudido maquillaje de sangre y heridas que todo thriller tiene, con lo cual aglutina el factor época+sangre/vísceras que dan puntos en la categoría. En un plano similar están los bandoleros de Libertad: sucios, sangrientos, afeados... La película de Urbizu debería estar a la cabeza para el premio, pero el mínimo amor que le han dado los académicos la sitúan por detrás de la de Monzón.

En la contemporaneidad, lo que suele destacar son las prótesis y, efectivamente, El buen patrón tiene mucho de ello en Bardem, el aliciente para reconocerla. A su lado, Maixabel tiene la suerte de ser la única que retrata un personaje real y puede jugar al factor imitación que tanto gusta en la categoría. La caracterización de Blanca Portillo emula a la Maixabel real sin caer en piezas de pega ridículas ni distraer al espectador en ello. Es un buen trabajo por ello, pero palidece en comparación a la complejidad de las dos primeras propuestas.

Ganará: Sarai Rodríguez, Benjamín Pérez, Nacho Díaz - Las leyes de la frontera

Debería ganar: Eli Adánez, Sergio Pérez Berbel, Nacho Díaz - Libertad (de Enrique Urbizu)

Echamos en falta: José Quetglas, Paloma Barba – El sustituto

MEJOR SONIDO

Si hay un trabajo extremadamente personal y de vital importancia para el desarrollo de la película ese es el de Tres. Original y elaborado con extremo mimo, cuando el sonido toma el protagonismo en la película y se impone como un personaje más resulta imposible resistirse a reconocerlo por todo lo alto. La película de Giménez podría ser el equivalente español al caso de Sound of metal (Darius Marder, 2020) el año pasado en los Oscar, de modo que si los académicos tienen oído le darán el beneplácito. En contra, que es la única de las nominadas que no está en mejor película. Ante el film de Giménez, las otras tres propuestas se hacen más pequeñas por convencionales, aunque efectivas. Posiblemente, la que brille más sea El buen patrón al tener que trabajar con ambientes más diversos, en contraste con la uniformidad de Maixabel o la intimidad de Madres paralelas.

Ganará: Daniel Fontrodona, Oriol Tarragó, Marc Bech, Marc Orts - Tres

Debería ganar: Daniel Fontrodona, Oriol Tarragó, Marc Bech, Marc Orts - Tres

Echamos en falta: Eva Valiño, Mayte Cabrera, Gabriel Gutiérrez - La hija

MEJORES EFECTOS ESPECIALES

La incomprensible inclusión de El buen patrón en la categoría por delante de otras propuestas la relegan al último puesto frente a las otras candidatas. El terror suele llevarse bien con la categoría y eso da alas al triunfo de La abuela. Aun así, al tratarse de un terror íntimo y de pequeña escala contrasta con otras victorias del género, lo que la puede hacer empequeñecer ante sus rivales, añadiendo el poco entusiasmo que ha generado la cinta de Paco Plaza entre los académicos. Ante esto, Mediterráneo parece una opción más obvia para alzarse con la estatuilla, además de contribuir a engrosar los cabezones de la candidata a mejor película peor posicionada de las cinco.

En su contra, que más allá de las secuencias de acción (que tampoco son muchas), no hay presencia de los efectos visuales en los otros momentos de la cinta. La cuota de superproducción se la lleva Way down, que podría ser suficiente aval para salir victoriosa. Pero la película de Balagueró tampoco es un despliegue constante de efectos visuales y los que aparecen tampoco sobresalen en comparación a otras producciones del mismo tipo, haciendo de ella una propuesta de oficio pero poco creativa.

Ganará: Àlex Villagrasa - Mediterráneo

Debería ganar: Raúl Romanillos, Ferran Piquer – La abuela

Echamos en falta: Raúl Romanillos, Míriam Piquer – Las leyes de la frontera

MEJOR PELÍCULA DE ANIMACIÓN

Este año, las cuatro nominadas son las únicas cuatro candidatas que había, de modo que están todas podían estar -no sabemos si todas tienen que estar, pero-. Por su trama de superación, carrera comercial y vocación social al poner como protagonista una niña con síndrome de Down, Valentina es la máxima favorita para el triunfo. La historia ecologista de Salvar el árbol también suma puntos y podría aguar la fiesta a Valentina, pero creemos que hay más originalidad en el discurso de la primera. Por su parte, Mironins aporta la vertiente artística, aunque al estar dirigida a los más pequeños reduce el espectro de éxito ante las otras dos.

Finalmente, Gora Automatikoa es la propuesta adulta y bizarra de la temporada, que precisamente parodia la falta de candidatas de animación en la categoría, lo cual hace fácil un triunfo en los Goya. Pero presentimos que los académicos no comprarán esta broma y tirarán de películas a las que dar mayor apoyo y visibilidad en el duro campo de la animación infantil en España, siempre con América de frente copando el mercado.

Valentina', la primera película gallega con una protagonista con síndrome  de Down

Ganará: Valentina

Debería ganar: Valentina

MEJOR DOCUMENTAL

Como a otros directores españoles, Jonás Trueba es más querido fuera que dentro de nuestras fronteras, hecho comprobado en las nulas presencias de varias películas suyas en los Goya, más allá de su debut en 2010 por Todas las canciones hablan de mí. Quién lo impide ha tenido un aplauso crítico unánime y ha dado que hablar en los círculos cinéfilos foráneos por su acertado retrato de la juventud actual sin maniqueísmos ni juicios precipitados, dándoles voz y espacio para expresarse. En un año en el que tampoco hay un documental favorito que le pueda hacer sombra, y teniendo la experiencia previa de otro mastodonte de no-ficción como El año del descubrimiento (Luís López Carrasco, 2020), es una oportunidad de oro para reconocer uno de los embajadores del cine español más jóvenes que tenemos.

Sería una sorpresa que Trueba no se alzara con el cabezón, pero la segunda opción más propicia parece ser Alba Sotorra y El retorno: la vida después del ISIS. Un documental de enorme valor social que retrata la dura realidad en el limbo de las mujeres arrepentidas de la yihad que tratan de regresar a su país. La otra vía es la del siempre seductor rockumentary, esta vez con Héroes: Silencio & Rock & Roll (Alexis Morante). Sin embargo, suelen prevalecer los temas de mayor calado social entre los académicos. A medio camino entre el retrato social y la celebración musical está Un blues para Teherán (Javier Tolentino), que captura la escena musical actual de la ciudad a través de un abanico de personajes notable.

Estrenos/Festivales: crítica de "Quién lo impide", de Jonás Trueba -  Micropsia

Ganará: Jonás Trueba - Quién lo impide

Debería ganar: Jonás Trueba - Quién lo impide

Echamos en falta: Miguel Ángel Blanca – Magaluf Ghost Town

MEJOR PELÍCULA IBEROAMERICANA

El retrato de la inmigración latina en la América de Trump a través de los ojos de un niño ha convencido a crítica y público por todos los sitios donde se ha proyectado, de modo que la mexicana Los lobos (Samuel Kishi) sería la apuesta más sólida de cara al triunfo. A la zaga sigue un documental de un cineasta que ha cosechado éxitos internacionales como Patricio Guzmán, La cordillera de los sueños, poniendo su persona como protagonista para indagar en su historia en relación con Chile y los estragos de la dictadura, fijando una metáfora con la cordillera de los Andes.

La tercera en discordia serían Las siamesas de Paula Hernández, autora potenciada en el último lustro desde su país, Argentina. La película, pese a tener un duelo actoral de primer orden, puede parecer más fría que las otras dos, de manera que puede convencer a un menor número de académicos. Asimismo, Argentina es el país que más triunfos tiene en la categoría y parece ser que esta obra tampoco justificaría otro más en detrimento de otras opciones más admiradas. Finalmente, tenemos la peruana Canción sin nombre, la ópera prima de Melina León. Pese haber tenido el altavoz de los Platino, parece ser la opción que menos ruido hace de la terna y, sumado que Perú es la cinematografía con menos éxito de las otras 3 nominadas, la mención ya es un éxito.

Goya Los lobos, los Goya 2022 - Premios Cine

Ganará: Los lobos

Debería ganar: Los lobos

MEJOR PELÍCULA EUROPEA

Este año se ha acordado que las distintas academias europeas que lo deseen presenten una sola candidata para la categoría, para así evitar dobles nominaciones por países, dar visibilidad a más cinematografías y poder concentrar votos en películas. La llamada no ha tenido demasiado impacto (solo 10 países han presentado candidatas). De las nominadas, la espectacular carrera de Otra ronda (Thomas Vinterbeg, 2020) la lleva a la cabeza. Una historia tragicómica que ha conseguido conectar con mucha gente en todo el mundo por su celebración de la vida y atreverse a poner en primer término el problema del alcohol en los países nórdicos.

La única que puede sobrepasar es la ganadora del Oscar al mejor guion original y nominada a mejor película Una joven prometedora (Emmerald Fennell, 2020), cuyo discurso de empoderamiento y potente historia hacen deslumbrar al mundo. Solamente está por debajo de la danesa porque es una película menos amable que ciertos sectores de votantes pueden no compartir. La original comedia romántica de ciencia ficción alemana El hombre perfecto (Maria Schrader, 2021) tiene elementos suficientes para gustar a un amplio público, pero el foco que los dos títulos mencionados arriba ponen sobre cuestiones de importantísimo interés social la relegan por detrás. Finalmente, está la simpática Adiós, idiotas de Albert Dupontel, que es eso, simpática y poco más. La menos trascendente del cuarteto.

Otra ronda (2020) - Filmaffinity

Ganará: Dinamarca – Otra ronda

Debería ganar: Reino Unido – Una joven prometedora

Echamos en falta: Grecia – Apples

MEJOR CORTOMETRAJE DE FICCIÓN

La cotidiana exposición de la sororidad de un grupo de amigas andaluzas de origen magrebí y su aplaudido recorrido pueden llevar Farrucas a la victoria. Como contrapunto, está el corto de mayor presupuesto y presencia de caras famosas, Mindanao, que aborda una historia de amor en el marco de la corrupción política. Bien interpretado, resulta poco satisfactorio a su término.

Por otro lado, el debut en la dirección de Verónica Echegui, Tótem Loba, trae a la orden del día la cuestión de la violación con vigor estético. Sin embargo, su final puede desmontar su tesis y no convencer a muchos abanderados, dejando un sabor agridulce a sus buenas intenciones. Como denuncia del terrorismo y los ataques indiscriminados a civiles en Oriente Medio está Yalla, pero le falta sutileza y le sobra efectismo.

Finalmente, está Votamos, que pone sobre la mesa el tabú de la salud mental en el marco de una reunión de vecinos. Plantea dilemas morales y ejemplifica la hipocresía social, pero en algún momento resulta forzado y, además, tampoco es brille por su sutileza. Pero es un acercamiento al tema que puede llegar a mucha gente.

Ganará: Borja Soler - Mindanao

Debería ganar: Ian de la Rosa – Farrucas o Santiago Requejo - Votamos

MEJOR CORTOMETRAJE DOCUMENTAL

Dajla. Cine y olvido mezcla temas de gran apreciación por los académicos como es el cine y su poder de aligerar duros contextos como el de un campo de refugiados en Argelia. Por su parte, la epopeya salvadora de chimpancés traumatizados por la guerra en Mama también parece convencer a sus espectadores.

En paralelo, la crónica de la odisea de la orca Ulisses desde Islandia hasta San Diego pasando por Catalunya peca de algo televisiva, pero también se mantiene por su propio pie. En última instancia está ese retrato del último mono de la interpretación que es el figurante de cine, resiguiendo los anhelos de convertirse en algún en actor de primera fila que tiene Socorro Arenas. Una temática que seguro que atrapa a los académicos, pero también es la más endogámica de las cuatro.

Ganará: Arturo Dueñas - Dajla. Cine y olvido

Debería ganar: Pablo de la Chica - Mama

MEJOR CORTOMETRAJE DE ANIMACIÓN

Proceso de selección es el más negro y crítico socialmente de la terna, pero su corta duración impide explotar su enorme potencial, quedándose en una breve anécdota que demanda más. Nacer es un cuento mono acerca de las sensaciones de un niño durante el proceso de gestación de su hermanito. Es entrañable, pero también es el más común en todos los aspectos de todos, no aporta nada nuevo al extenso universo de relatos similares.

The Monkey prende la leyenda de la ejecución de un hombre en el siglo XVI pensándose que era un mono. De trazo agradable y de interés que indague en la tradición de la fábula histórica, es también intermitentemente problemático en su ritmo. Por todo ello, la propuesta más completa a nivel artístico, técnico y narrativo es Umbrellas, cuya bonita historia de una niña con miedo a la lluvia, siempre al amparo de la barba protectora de su padre, debe hacer frente a sus temores para salvar a su perra.

Ganará: José Prats, Álvaro Robles – Umbrellas

Debería ganar: José Prats, Álvaro Robles – Umbrellas

RECUENTO DE GANADORES

  • El buen patrón - 6
  • Las leyes de la frontera – 4
  • Mediterráneo - 4
  • Libertad - 2
  • Maixabel - 1
  • Madres paralelas - 1
  • La vida era eso – 1
  • El amor en su lugar – 1
  • Tres – 1
  • Quién lo impide - 1
  • Valentina – 1
  • Los lobos – 1
  • Otra ronda – 1
  • Mindanao – 1
  • Dajla. Cine y olvido – 1
  • Umbrellas - 1