Cine Nueva Tribuna

Rueda de prensa Alejandro Amenábar Premio Sur: "Es importante tener retos que te hacen avanzar".

FIRMADA POR MIGUEL ROBLES, REDACTOR DE CINENUEVATRIBUNA EN EL FESTIVAL DE CINE DE MÁLAGA 2021

Visiblemente emocionado, como yo tambien me encontraba al verle tan de cerca, compareció esta tarde Alejandro Aménabar. Tan reciente en el tiempo se encuentra su exitosa carrera, de igual manera su huella imborrable de tantas películas, y dentro de ellas, su forma particular de contar historias.

Sus raíces, más lejanas realmente de lo que siempre nos ha parecido, nos llevan hasta el territorio chileno, donde la figura de su padre jugó un papel predestinado en su futura carrera cinematográfica. "No creo en eso de la sangre, pero sentí una conexión muy especial, gracias a ellos no he perdido la conexión con aquello. Qué habría sido de mi vida sin la decisión de mis padres cuando tenía un año y medio", expresaba nostálgico el director.

A pesar de su relación nata con un territorio ya alejado en su recuerdo, él rememora los tiempos en los que tocaba los primeros acordes, de lo que no muy tarde serían sus bandas sonoras. "Cuando tenía siete años me regalaron mi primera guitarra, y empecé a pasar a los teclados". El bueno de Alejandro tiene en cada proyecto un proceso mental cuadriculado que no suele separarse del montaje final. El artífice de obras cumbres de nuestro cine como "Abre los Ojos" o la reciente "Mientras dure la Guerra" suele ser bastante preciso desde la primera toma, comparando los rodajes como "una carrera contrarreloj" en los que no en pocas ocasiones se necesita intervenir sin miramientos. "Si sé que algo se está alargando, prefiero hacer un corte en ese momento".

Amenábar, una estrella con alma de principiante | Diario Sur

Esa valentía a decir que "no" fue para él impartida, y no de un cualquiera. Don Jose Luis Cuerda fue una de las personas más importantes de su carrera y en palabras especialmente cariñosas de Amenabar, "su padrino". "Era un erudito, sobretodo de la vida, donde me ponía los pies en la tierra". rememora el director. Productor suyo de su opera prima "Tesis", no dejó de ser con él "una persona caracterizada a ser vehemente, gruñoña y con carácter", pero con un confianza ciega en el talento de un joven estudiante. "Fue alguien que al ver mi primer corto llamó a casa y habló con mi madre", recuerda. "Fue muy directo: "¿Por qué no escribes un guión largo? Y resultó ser Tesis".

Después de eso vino el éxito. Ganador novel de incontables Goyas, su incalificable logro le abrió numerosas puertas internacionales incluidas las de Hollywood, convirtiéndose en uno de los autores más populares fuera de nuestras fronteras, aunque según él han sido realmente "momentos puntuales". "Está asociado a sobre todo a "Los Otros" con esa mezcla del idioma, de juntarse con las estrellas, estar en contacto con ese mundo brillante y exigente", recalca.

Amenábar: "Estoy muy malacostumbrado. Llevo 25 años trabajando con total  libertad" - NIUS

Llegado a estas líneas, ¿cúal es la clave que lo hace ser Alejandro Aménabar? Me llevo haciendo en mis carnes esa pregunta casi retórica, el momento en el que se le pregunta un genio el cómo consiguió esa ecuación, esa teoría, ese secreto desvelado e inconfesable. Para él, es importante sentir que tienes retos que te hacen avanzar. Apasionarte por algo, como él desde niño por la historia, y buscar la forma de transmitirlo. Esa vibra de ver y hacer cine lo refleja en sus propios personajes, personas que tienen que decidirse y defender con fuerza su dignidad. Aunque su libertad absoluta sea intocable, es consciente de que el mundo del cine ahora se autorecrea alineadamente en historias cómicas y vacías. Sabe que las oportunidades flaquean y la financiación para sus films ya no son tan seguras. No obstante, siguiendo con ese rostro tímido pero firme, tampoco pierde la esperanza. Porque no siendo el formato ideal, las plataformas ofrecen una nueva vía de escape. "A través de este nuevo mecenas se pueden contar historias que tengan profundidad", señala Amenábar.

Alejandro Amenábar, Premio Málaga-Sur: “Sigo rodando con la misma ilusión  que cuando hice 'Tesis'”

Muchas veces nos dicen que nuestra esencia permanece, y los hábitos que un día nos iniciaron pueden mantenerse efectivos como en ataño. Escuchar su relato autobiográfico ovacionado por los presentes nos lleva a reflexionar en lo importante que es fiarse del instinto. Y muchas veces cuesta, escucharnos a nosotros mismos.