Cine Nueva Tribuna

EN SEVILLA DEL 5 AL 13 DE NOVIEMBRE

SEFF 2021 - DÍA UNO

El Festival de Cine Europeo de Sevilla comienza de forma correcta pero anticipando una programación de lo más estimulante.
PARIS DISTRITO 13
PARIS DISTRITO 13

Un nuevo año más no volvemos a encontrar aquí, en el Festival de Cine Europeo de Sevilla, que, tal y como ocurrió el año pasado, se resiste a rendirse ante las inclemencias atmosféricas o del nefasto Covid19 que nos sigue acompañando aún. Un festival que en su edición anterior demostró que era posible la celebración de un evento de esta envergadura de forma controlada y segura, adaptándose a las restricciones que se iban imponiendo día tras día e incluso adoptando nuevas formas de difusión con esa maravillosa asociación con Filmin que para nuestra suerte, y la de personas que no van a poder asistir a las salas de cine, continúa con unos títulos que a priori se muestran muy interesantes.

Este año, algunas siguen, aunque de una forma más relajada ya que de momento la situación no alcanza la alarma del año pasado, pero al menos ha desaparecido la restricción horaria que hizo que no se pudieran exhibir películas en horario nocturno.

PARÍS, DISTRITO 13 | Festival de Cine de Sevilla

La película inaugural de este año es la francesa Paris, Distrito 13 de Jacques Audiard, que tras asombrarnos con el estupendo western de Los Hermanos Sisters vuelve a cambiar de registro para entregarnos una película romántica en los tiempos de la multiculturalidad, el poliamor y las relaciones digitales.

Correcta en su planteamiento y forma, con ese blanco y negro que bajo nuestra perspectiva no aporta realmente nada en especial más que cierto aura de película de autor, Audiard nos cuenta la historia romántica entre una joven asiática y su nuevo inquilino negro que trabaja como profesor y las idas y venidas entre ellos con amores idelaizados y desamores turbulentos mientras a su vez llega una joven provinciana que en su treintena vuelve a retomar sus estudios universitarios y que por azares del destino es confundida con una joven parecida a ella que trabaja para una web pornográfica con la que comenzará una relación a traves de sus pantallas.

Con estos tres personajes el director plantea temas tan importantes como la situación de la juventud actual y su lugar en el mundo, el desempleo, el bullying entre compañeros de clase o las nuevas formas de conectar con las personas y relacionarse con ellas. Con algún pequeño destello de brillantez, casi siempre venido de joven asiática, creemos que a la película le falta fuerza en sus imágenes y en su contenido, ofreciendo cosas demasiado contadas y vistas de la misma forma en otras obras.

GREAT FREEDOM | Festival de Cine de Sevilla

Continuamos con Great Freedom del alemán Sebastian Meise y basada en la historia real de la relación entre rejas e  intermitente en el tiempo (1945, 1957 y 1969) entre Hans y Viktor y una serie de personajes que circulan a su alrededor. El primero detenido continuamente por el nefasto artículo 175 por el cual las relaciones homosexuales masculinas eran penadas con la cárcel en Alemania desde 1875 a 1969 y el segundo cumpliendo condena por un delito que no desvelaremos al espectador..

La película abre con gran fuerza y potencia presentándonos a varios de sus personajes vigilados por cámara mientras practican cruising en una de las prácticas habituales que la policía tenían para poder llegar a acusar a estas personas saltándose su libertad y el derecho a su intimidad y que se pusieron de moda en muchos países del mundo como en Reino Unido o Norteamérica donde era usual que el FBI la pusiera en práctica. El espectador más curioso quizás encuentre sin demasiado problemas algunas de estas grabaciones en la red y así será testigo del control al que eran sometidos los homosexuales en aquella época.

Pero volviendo a la película, Meise nos va adentrando en ese mundo carcelario y las vejaciones a las que eran sometidos los presos de forma cruda pero sin excesos y precisamente va estructurando su relato de idas y venidas en el tiempo usando el cuarto de privación sensorial al que los presos eran llevados cuando no seguían las normas de los guardias de la cárcel y con ellas vamos entendiendo poco a poco la relación que se va formando entre Hans y Viktor y que en ocasiones nos llega a recordar a la maravillosa O Beijo da Mulher Aranha de Héctor Babenco

Esta estructura temporal también le sirve al director para ir describiendo la actitud y la severidad con la que las fuerzas de seguridad trataban a los homosexuales y plantear cuestiones tan importantes cómo la negación y represión de la identidad sexual, el ostracismo al que se puede llegar tras la abolición de la ley o los límites dispuestos a saltarse en pos del amor. Pero sin duda, la gran pregunta que recorre toda la película es qué hubiera pasado si en lugar de ir a por un grupo fuertemente económico como los judios, Hitler solo se hubiera dedicado a hacer su masacre hacia los homosexuales y parias de la sociedad ¿Algún país hubiera movido algún dedo?

SEFF 2021: «Ahed's Knee» | Institut français Sevilla

Acabamos el día con la película que más ganas teníamos de ver en el festival, Ahed’s Knee de Nadav Lapid, uno de nuestros directores de cabecera y que película a película nos va demostrando que es uno de los mejores directores de cine en la actualidad. Uno que no solo nos cuenta cosas verdaderamente importantes e interesantes sino que además innova con las formas cinematográficas y que con esta película parece sobrepasar aquella frase de Godard cuando decía que No hay que hacer cine político sino hacer cine políticamente

Lapid bifurca su relato en un primer acto donde un trasunto de él mismo prepara una película sobre la activista  palestina Ahed Tamimi, famosa por abofetear a un soldado israelí tras disparar este a su primo de 15 años una bala de goma sobre la cabeza y el viaje de este director vuelta a su tierra en Israel con motivo de la proyección de una de sus películas.

Este hecho le sirve al director para desatar toda su furia contra las férreas medidas de control y censura del gobierno de Israel en todo acto cultural que no sigue una serie de normas y temas preestablecidos y que hay que cumplir. Pero esta irá no se manifiesta solamente mediante una dialéctica exacerbada y de gran potencia, sino también mediante la propia cámara que se moverá y golpeará al espectador continuamente en un de las formas más originales para expresar la rabia que podamos recordar en mucho tiempo

Es desde ya nuestra ganadora del festival, a pesar de que estamos seguros que habrá a lo largo de esta semana grandes películas, pero también estamos seguros que ninguna llegará a los límites dialécticos y cinematográficos de esta.