>

EL RECIENTE GANADOR DE UN GOYA POR TARDE PARA LA IRA NOS CONCEDIÓ UNA ENTREVISTA EN EXCLUSIVA

Entrevista a Manolo Solo: ""Hago los papeles pequeños como si fueran los protagonistas”

Manolo Solo, ganador de un Goya en la categoría de mejor actor de reparto por su interpretación en Tarde para la ira de Raúl Arévalo, nos ha concedido una jugosa entrevista donde nos habla sobre su trabajo y  sus futuros proyectos.

Lo primero de todo, ¿contento con el Goya? Sumado a otros premios como los Feroz o de la Unión de Actores.

Si, este año casi tengo la sensación de que me tocan los premios hasta de las tapas de los yogures. Es una alegría muy grande.

 

¿Tenías la espina clavada tras la nominación en B?

Tampoco es que lo cifre todo en conseguir premios, pero no negaré que gusta, es un reconocimiento bonito.

SONY DSC

Muy merecido, a pesar de ser una actuación de menos de 10 minutos.

Creo que los premios los consiguen los personajes, no los actores. En el caso del Triana (Tarde para la ira) podría uno haberse estrellado porque era arriesgado, un personaje muy extremo y externo, diferente a mí y al común de los actores. Es un personaje muy lumpen, de la calle y me lo llevé a un terreno que controlaba y conocía, en Andalucía. En definitiva hay personajes que son más de premios, muy llamativos.

 

Tarde para la ira ha sido un proyecto que ha costado años levantar y que, aún así, ha contado con un presupuesto ajustado. ¿Es esto una norma en la industria o una excepción posiblemente debido al guión que tiene?

Es un guión que a las cadenas de televisión, que son las que deciden el cine que se hace, les pareció demasiado sórdido y crudo. Al ser ellas las que financian, el baremo para elegir guiones tiende a ser lo que buscan para sus productos: que tenga mucha audiencia, abarcando mucho target. Se buscan patrones que ya hayan funcionado, con valores de producción como actores que hayan ganado un Goya.

 

Ahora tu serás ese ganador del Goya en los carteles.

No se si lo seré y me dará mucha vergüenza.

 

En cualquier caso hay una gran cantidad de producciones en España más pequeñas y no apoyadas por las televisiones.

Sí, pero es un cine que consigue estrenar a durísimas penas. Se juega sí o si la baza de los festivales, y si consiguen ahí algo de notoriedad tendrán más vida. Si no, tendrán difícil hasta estrenarse. Es como el sistema de carreteras, principales y secundarias.

Image result for tarde para la ira manolo solo

¿A dónde nos lleva ese modelo de extremos, con pocas películas con apoyo de las televisiones y una gran mayoría con grandes dificultades para conseguir la financiación?

No sé, a que haya un público de carreteras principales y otro minoritario. No tengo muy claro a donde nos lleva esto.

 

Desde el punto de vista de los trabajadores de la industria en proyectos pequeños acabáis teniendo que multiplicaros y cobrar menos.

Mientras se pueda vamos alternando, aunque un actor también tiene la televisión y el teatro. Sin embargo cada año se acaban colando otro tipo de películas. En los Goya acaban entrando películas que no son totalmente mainstream. La herida, por ejemplo, tuvo premios y repercusión. A la vez se ha democratizado hacer cine. Producirlo es más fácil que nunca, y aunque distribuirlo sea difícil hay alternativas como internet. Cuando se estrechan unos caminos se ensanchan otros, aunque hay que rentabilizar esa distribución alternativa.

 

En otro extremo, ahora estás en una superproducción televisiva como es La Peste, con 10 millones invertidos por Movistar.

Sí, pero debo decir que aunque en Tarde para la ira todos nos ajustamos en los sueldos, teníamos una gran implicación y el elenco artístico y técnico era de primerísimo nivel. En ese sentido no hay diferencia entre esa película o La Peste, aunque tenga 10 veces su presupuesto.  Dicho esto, es un gusto estar trabajando en Sevilla con profesionales que son amigos desde hace años, y verlos trabajar con cierta holgura, aunque hay poco tiempo, y el tiempo es dinero.

 

Al final hará falta dinero, pero tiene muy buena pinta y me encanta el proyecto. Me gusta el cine policíaco, pero aquí hay la particularidad de unir unas de coordenadas muy precisas: al igual que en La isla mínima se escogió un pueblo aislado de Sevilla en la transición, aquí es la Sevilla de finales del XVI, donde era la Babilonia europea. Se podían ver cosas y gentes de todo el mundo que jamás se habían visto. La serie tiene en ese sentido muchos niveles de interés.

Image result for manolo solo goya 2017

Haces además de Inquisidor.

Será que tengo la suerte de tener una cara versátil para estas cosas.

 

¿Los malos te dan más juego?

Me gusta que los papeles tengan chicha, y los malos tienen más juego, aunque lo que me gusta es que los personajes sean buenos y malos. Y en este caso se cumple.

 

En otro contexto hiciste, sin embargo, B. Un proyecto mucho más modesto. ¿Lo disfrutaste también?

Claro que sí, aunque fue sufrido porque lo rodamos en 7 días. Normalmente son 5 o 6 semanas, y aquí nos pegamos una semana de palizón. De todas formas Pedro Casablanc y yo ya habíamos hecho la obra de teatro y lo teníamos más dominado. Fue intenso, duro pero muy positivo.

 

¿Tienes suerte con los personajes que te llegan?

Sí, aunque también me gustaría hacer otros más grandes. Incluso en películas que he hecho me habrían gustado papeles con más peso, pero hice el que me dieron aunque fuera más pequeño. Aún así los hago como si fueran protagonistas.

Image result for manolo solo

Estás sin embargo en todo, te vemos en muchísimos proyectos. ¿Es cuestión de esfuerzo o influye algo la suerte?

He ido poco a poco, como en una carrera de fondo. He tenido suerte hasta cierto punto, pero sobre todo constancia. Al principio tuve esa suerte en Sevilla, cuando hice el cortometraje Bailongas, que tuvo mucha repercusión. A raíz de ahí me llamaron de Madrid y di el paso para trabajar en televisión y cine.

 

Sin embargo no he tenido un personaje que me abriera las puertas de la profesión. Ha sido un trabajo de picar piedra, pero no me quejo porque me he podido ganar la vida con esto de forma continuada. El mundo artístico es, a pesar de eso, una elección dura, sin saber muchas veces que estarás haciendo al mes que viene. Hay mucha gente válida que no lo aguanta y se cae por el camino.

 

Para terminar, que planes tienes de cara al futuro.

De momento tengo entre manos La peste y una nueva serie. Tengo también un proyecto de teatro, aunque no está cerrado. A partir de verano seguiré viendo. Ahora puedo elegir algo más los proyectos, es algo que he notado.

 

¿Y qué tipo de película te gustaría hacer?

Que tenga un buen guión. Me gusta por otro lado el cine realista, que no sea un gran alarde técnico, donde la historia y los personaje tienen el mayor peso. Soy muy fan de películas como Nader y Simin, unas separación, de Asgar Farhadi o El club, de Pablo Larrarín. Me gustaría hacer una película así, donde la gente no sabe si es un actor o el personaje.

 

Y en la historia del cine, qué papel hubieras querido hacer.

Pues Kirk Douglas en Cautivos del mal, porque la vi anoche, pero si no igual me quedo bloqueado y tardo en responder.