LA PELÍCULA REGRESARÁ AL TONO DE HUMOR SURREALISTA DE AMANECE QUE NO ES POCO

José Luis Cuerda prepara nueva película, "Tiempo después"

José Luis Cuerda, conocido por películas tan recordadas como "Amanece que no es poco", "La lengua de las mariposas", "La marrana" o "El bosque animado", rompe su alejamiento de ya cinco años, desde que dirigió la poco vista "Todo es silencio".

José Luis Cuerda, conocido por películas tan recordadas como "Amanece que no es poco", "La lengua de las mariposas", "La marrana" o "El bosque animado", rompe su alejamiento de ya cinco años, desde que dirigió la poco vista "Todo es silencio". Su nuevo film se titulará "Tiempo después". "No quiero publicitarlo mucho porque sino me llama todo el mundo pidiendo y ya no tengo trabajo a estas alturas: es un reparto enorme pero está cubierto", ha contado.

En declaraciones a La Voz de Galicia, Cuerda detallaba la trama: "Es una historia que transcurre en el año 9917, mil años arriba o mil años abajo, que no quiero pillarme los dedos [risas]. El mundo ha quedado reducido a un edificio emblemático en el que está el establishment, donde hay una representación de todas las actividades, duplicadas, para que haya libre competencia...".

CUERDA 2

"Alrededor -continuaba- hay miles y miles de parados y hay uno de esos que lo quiere es vender una limonada que hace muy buena y quiere entrar en el edificio para venderla. No le dejan entrar, porque dejaría de ser un parado. Entonces el alcalde le dice que tiene una jefa de gabinete muy guapa y muy lista, y que en vez de vender limonada lo que puede hacer es enamorarse de ella, que se haga su novio y entra. El hombre tiene miedo de no enamorarse y el alcalde le propone el método empírico: 'La chica se desnuda, tú la acaricias y te enamoras'. '¿Y si la acaricio y no me enamoro?'. 'Pues entonces es que eres gilipollas...'. No sé si esto es correcto o no. Yo siempre digo que lo que pasa en las películas es cosa de los personajes, no es que yo diga que haya que usar el método empírico, lo dicen los personajes. Yo creo un mundo y para que no se derrumbe tiene que estar bien hecho".

"Tiempo después" sería, según lo contado, un regreso al tono de humor surrealista de "Amanece que no es poco" (1989), película de culto que se ha convertido al paso de los años en su film más recordado y citado.

En los últimos años, el cineasta castellano-manchego de nacimiento y gallego de adopción, se ha dedicado a los vinos y la literatura. Este año publicó el libro de reflexiones, a modo de tuits, "Me noto muy cambiá". Durante su promoción, contaba a El País: "A los directores de mi generación directamente nos han matado. No existimos ya. Los productores no se fían de nosotros, piensan que no tenemos nada que contar o no sé, pero nos están jodiendo de una manera sistemática. Quieren argumentos jóvenes, con actores jóvenes para gente joven. Juegan las bazas comerciales más primarias".