Magazine

Las películas de casino más legendarias de la historia del cine

Las Vegas y el juego van de la mano en el séptimo arte. Aunque la ciudad goza de otros muchos atractivos, es su condición de paraíso para los casinos lo que ha servido de excusa en multitud de ocasiones para aparecer en la gran pantalla.

Las Vegas y el juego van de la mano en el séptimo arte. Aunque la ciudad goza de otros muchos atractivos, es su condición de paraíso para los casinos lo que ha servido de excusa en multitud de ocasiones para aparecer en la gran pantalla.

La industria cinematográfica, con Hollywood a la cabeza, goza de varios escenarios fetiche por el globo terráqueo. Al frente aparece, como no, Nueva York. La ciudad más grande de Estados Unidos, que tiene más de 8 millones de personas censadas, había sido allá por 2016 escenario de más de 1.700 películas. Muy posiblemente la lista se ha ampliado en los últimos años como para abrir brecha con su inmediato perseguidor, Londres con más de 1.200. Las Vegas es otra de las urbes más filmadas, y aunque no figura en el top-ten mundial, en lo que no tiene competencia alguna es en el número de filmes allí rodados que tienen relación directa o indirecta con los casinos y las mesas de póker, ruleta o blackjack. En eso manda. No hay duda. Y es que lo que pasa en Las Vegas se queda en Las Vegas.

Aparte de ser un lugar de peregrinaje para una boda exprés, para asistir a las veladas pugilistas más importantes y para ver en directo los espectáculos permanentes de mayor relevancia, Las Vegas es, ante todo, la capital del juego, de ahí que la mayoría de las películas sobre esta temática nos evoquen a la ciudad del pecado. Repasamos algunos de los largometrajes, con o sin Las Vegas como telón de fondo, que tuvieron a un casino como eje principal de la trama.

21 Blackjack

Estrenada en 2008, 21 Blackjack de Robert Luketic narra la doble vida de un grupo de estudiantes del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT). Bajo la supervisión de su profesor Micky Rosa (Kevin Spacey), estos, que aprenden matemáticas y otras asignaturas durante la semana, viajan los fines de semana de Boston a Las Vegas para poner todos sus conocimientos estadísticos a prueba en los casinos más prestigiosos de la localidad de Nevada. Al conjunto de alumnos aventajados se une Ben Campbell (Jim Sturgess), otro talento de los números. Su propósito, en cualquier caso, es noble: recaudar 300.000 dólares para poder pagar la matrícula de la Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard. Después lo deja. ¿Se detendrá al llegar a la cifra, o quedará seducido por el poder de su segunda identidad?

Casino Royale

Y hablando de dobles identidades y casinos, es casi una obligación mencionar al agente secreto más conocido del mundo. En una de sus múltiples misiones, 007 debe acudir hasta Montenegro, no a Las Vegas, para salvar al mundo de las maléficas intenciones de Le Chiffre. Casino Royale regresó al cine en 2006 como un remake de la cinta homónima de 1967. Esta entrega, que supuso el debut de Daniel Craig en el papel del personaje creado por Ian Fleming, cuenta en la mesa de póker del casino con una de sus imágenes más icónicas. Bond es uno de los jugadores de la partida y debe evitar a toda costa que su enemigo gane. ¿Lo conseguirá? El futuro de la humanidad está en manos del azar y de la pericia de Bond con las cartas. 

Ocean’s eleven

La saga Ocean’s ha dado para tres entregas además de un spin-off: Ocean’s 8. La historia arrancó con Ocean’s eleven y es de alguna manera el emblema de la misma. En la primera entrega, un equipo de ladrones, liderado por Danny Ocean (George Clooney), se propone asaltar de manera simultánea tres de los casinos de Las Vegas. Para ello, recluta a lo mejor de lo mejor en cada tarea, formado parte del reparto otras estrellas de Hollywood como Brad Pitt, Matt Damon, quien ha vuelto a la cartelera con Le Mans ’66, Andy García o Julia Roberts. La primera de las secuelas enganchó y el caso es que el formato lo sigue haciendo, de ahí que en 2019 se estrenase el spin-off bajo el título Ocean’s 8. El propósito aquí ya no era robar casinos sino joyas, pero sus números en taquilla corroboran que la franquicia tiene cuerda para rato. Sin ir más lejos, la última entrega recaudó 40 millones de dólares solo en Estados Unidos, y, de momento, es la más rentable de todas al superar a Ocean’s twelve, que en su día alcanzó los 39,5.

Casino

 

El film Casino de Martin Scorsese es, posiblemente, el segundo más emblemático entre los de esta temática. No en vano fue nominado a tres distinciones de los Premios Globo de Oro, de los que resultó ganador en el apartado de Mejor Actriz por el papel de Sharon Stone. Casino narra la historia de Sam Ace Rothstein. Este, un apostador profesional con vínculos con la mafia, es enviado a Las Vegas para dirigir uno de los casinos de esta organización que sirve de tapadera para lavar dinero. En muy poco tiempo, Ace logra aumentar los beneficios del establecimiento; pero lejos de resultar una buena noticia, las nuevas ganancias activan las sospechas del FBI.

Rain Man

Micky Rosa no es el único que exprime el talento ajeno en busca del beneficio propio. Antes que él en 21 Blackjack, ya lo hizo Charlie Babbitt (Tom Cruise) al darse cuenta del enorme potencial de Raymond Babbitt (Dustin Hoffman), su hermano autista, para contar cartas. Tras la muerte de su padre, Charlie conoce de la existencia de Raymond, al que secuestra para obtener la otra parte de la herencia y juntos emprenden un inesperado viaje hasta las mesas de juego de Las Vegas. Rain Man fue una de las grandes triunfadoras de la gala de los Premios Oscar de 1988, con un botín total de cuatro estatuillas.

  

Hasta aquí nuestro repaso a algunas de las películas más legendarias con un casino como eje central de la trama. De todas ellas, ¿cuál es tu favorita?