>

LOS BENEFICIOS OBTENIDOS DE LA EXHIBICIÓN PÚBLICA DEL FILM PODRÍAN LLEGAR A SER CONFISCADOS

El Departamento de Justicia de EEUU podría declarar ilegal Snowden de Oliver Stone

Una organización estadounidense dedicada a velar por la ley y el orden en territorio norteamericano, y que atiende al nombre de Judicial Watch, busca que el Departamento de Justicia de la Casa Blanca muestre mano dura contra la nueva película de Oliver StoneSnowden, cuya fecha de estreno en España está fijada para el próximo 14 de octubre (en EEUU llegará a las carteleras un mes antes). 

Una organización estadounidense dedicada a velar por la ley y el orden en territorio norteamericano, y que atiende al nombre de Judicial Watch, busca que el Departamento de Justicia de la Casa Blanca muestre mano dura contra la nueva película de Oliver StoneSnowden, cuya fecha de estreno en España está fijada para el próximo 14 de octubre (en EEUU llegará a las carteleras un mes antes). Dicha organización opina que es completamente ilegal intentar sacar cualquier tipo de beneficio económico con el presunto historial delictivo del excontratista y antiguo empleado de la CIA Edward Snowden, al que acusan de haber ayudado mediante sus divulgaciones a grupos terroristas como Al Qaeda e incluso de haber provocado la muerte de personas inocentes.

Judicial Watch, es, de acuerdo a su página de Internet, una fundación educativa conservadora, no partidista, que promueve la transparencia, la responsabilidad y la integridad en el gobierno, la política y la ley en Estados Unidos". Su lema es “Nadie está sobre la Ley”, aunque sólo hay que echarle un vistazo a su línea editorial para darse cuenta de que sus fundamentos no están precisamente basados en políticas republicanas. Los ataques al documental de Oliver Stone han sido continuos, y hace tan sólo unos días se podía leer en portada titulares del tipo: “La película Snowden muestra al traidor como un héroe, sacando provecho de su traición para poder infringir un montón de leyes”.

Judicial Watch argumenta su denuncia en el hecho de que Snowden no es un informante, y también de que violó el acuerdo de secretismo de Estado, lo que significa que ni él ni sus socios se pueden lucrar de su estatus de fugitivo, su violación a la ley, su ayuda a instigar el crimen o de apoyar al terrorismo.

Ya de paso, la organización también acusa al documental de Laura PoitrasCitizen Four,  estrenado hace dos años, de haber incurrido en la misma violación de la ley. En enero de 2013, Laura Poitras comenzó a recibir correos electrónicos cifrados firmados por un tal "Citizenfour", que le aseguraba tener pruebas de los programas de vigilancia ilegales dirigidos por la NSA en colaboración con otras agencias de inteligencia en todo el mundo. Cinco meses más tarde, junto con los periodistas Glenn Greenwald y Ewen MacAskill voló a Hong Kong para el primero de muchos encuentros con un hombre anónimo que resultó ser Edward Snowden. Para sus encuentros, viajó siempre con una cámara. 

Actualmente, Snowden se encuentra fugitivo de la justicia estadounidense, quien le acusa de espionaje, de robo de propiedad gubernamental, de comunicación no autorizada de información de la defensa nacional y de dar información clasificada a personas no autorizadas.

La película de Snowden está basada en la historia del excontratista de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA, por sus siglas en inglés) Edward Snowden, quien filtró documentos de un programa de vigilancia masiva por parte del Gobierno de los Estados Unidos a los periodistas Laura Poitras y Glenn Greenwald en 2013.

Durante la pasada Comic-Con de San Diego,  Stone contó que las grandes productoras de Hollywood se negaron a realizar la película por el alto contenido político de la misma.

La financiación del proyecto, que protagonizan estrellas de Hollywood de renombre como Joseph Gordon-LevittShailene WoodleyNicolas CageTimothy OlyphantScott EastwoodMelissa LeoZachary QuintoRhys Ifans, entre otros, tuvo que acabar viniendo de Francia y Alemania, porque ningún estudio norteamericano se arriesgó a poner dinero en la producción.

Snowden : Foto Ben Schnetzer, Joseph Gordon-Levitt

Snowden dijo en su intervención vía videollamada, en el mismo evento, que la película es una adaptación fiel a la historia y confía en la capacidad narrativa del filme para que el tema llegue a nuevas audiencias.